Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: DELIA VILLALBA PRESENTO SU LIBRO “PALABRAS, HECHOS Y PAPEL”

3 Enero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La profesora Delia Villalba presento su libro “Palabras, hechos y papel”

El viernes 29 de diciembre de 2010, la gente llenó las instalaciones de  la casa cultural Uruguay-suecia para escuchar, ver y saludar a una mujer que ha dedicado la mayor parte de su vida a la defensa del medio ambiente, a la lucha por un país justo y soberano, que al decir del historiador Gonzalo Abella “Delia molestaba a los corruptos, Delia molestaba al poder, Delia molestaba a las transnacionales pero Delia también molestaba a los vacilantes, a los que querían un pacto, a los que querían arreglar las cosas, a los querían bajar los niveles de combate cuando había condiciones para pelea”

img242--Small-.jpg

 

Prologo a cargo del historiador Gonzalo Abella:

Cuando una autora está tan involucrada con el tema, no es una incursión ocasional en el tema sino que es parte esencial de su vida; ambas cosas caminan juntas
Yo recuerdo que el monumento a José Enrique Rodó en el Parque Rodó tiene una frase que dice “ A un gran amor mal recuerdo que no se le asocie” Y realmente la relación de amor de Delia con la naturaleza parte de su relación de compromiso y amor con la humanidad, hacen que este libro de la autora sean como dos partes, como el anverso y reverso de un mismo proyecto de vida y por la vida de todos.


19-1054--Small-.jpg Yo conocí a Delia hace muchos años atrás en momentos en que yo caminaba mucho en el interior, además estaba trabajando en investigaciones sobre temas culturales, estaba trabajando mucho sobre la mitología y la conocí a Delia como un referente muy importante, un baluarte cultural de fragmentos y ya estaba metida en todos los temas sociales, tenía claras sus opciones políticas que en el caso de Delia están intrínsecamente unidas sus concepciones políticas de izquierda con un pensamiento cristiano, absolutamente consecuente con lo que llamamos la línea de la teología de la liberación
Yo que no soy cristiano pero en muchas cosas soy jesusiano en el sentido de admirar el mensaje del nazareno, entendí siempre y valoré altamente la coherencia del pensamiento de Delia en un país donde los izquierdistas somos bastante herejes y los creyentes devotos de más, es decir, el equilibrio y la propuesta de una vida que es una trayectoria absolutamente consecuente, es como una brisa diáfana en medio de dos torbellinos. En ese sentido quizás Delia por esa doble condición de persona sensible a los temas humanos y por su espiritualidad fue una de las primeras personas de la izquierda institucional del Uruguay que empezó a entender en serio el tema ambiental en su dimensión política


19-1041--Small-.jpg Treinta años atrás cuando la crisis ambiental mundial empezaba a ser claramente visible todavía muchos estábamos tentados a pensar, de decir primero vamos a tomar el poder después nos ocuparemos de ese tema como nos ocuparemos de los temas sociales. Quizás no llegábamos a percibir claramente que los temas ambientales no podían esperar y quizás no estábamos percibiendo claramente que el imperialismo con sus rasgos característicos, uno de ellos es la exportación de capitales, estaba agudizando la exportación de capitales contaminantes a los efectos de hacer un saqueo ambiental que se volviera irreversible. No todos los comprendimos con la rapidez que lo comprendió Delia, no todos comprendimos rápidamente que si posponíamos el tema ambiental a un cambio en la correlación de fuerzas políticas íbamos a encontrar un impacto irreversible en el ecosistema que nos iba a dificultar muchísimo la tarea de la construcción de una vida mejor pero más aún, tampoco entendimos de inmediato que el levantar las banderas ambientales era estratégicamente parte de una concepción de construcción de la alianza obrera-campesina porque la gente de campo percibe el problema ambiental mucho más rápidamente que la gente de la ciudad. Todo eso se lo debemos a Delia y no solo nosotros, la ciudad de Gualeguaychú, el pueblo maravilloso y entrañable de Gualeguaychú que veía con alarma los tejes y manejes de la construcción de dos mega pasteras frente a ella, que veía los impactos más inmediatos pero no comprendía la dimensión global del problema, salvo unos pocos, tuvo la pionera insustituible de Delia que fue, caminó, recorrió, claro que para una persona de Fray Bentos, Gualeguaychú no es otro país, de la misma manera que es difícil que un muchacho de 30 o 35 años de Gualeguaychú no haya tenido una novia que la haya conseguido en el balneario Las Cañas de Río Negro porque es una construcción muy grande, sobre todo después de la construcción del Puente San Martín. De todos modos Delia fue una de las pioneras junto con algunas ONG que estaban trabajando en el tema y con alguna poca gente de izquierda, Delia; la pionera consecuente que organizó y formó y a la cual hoy igual que algunos compañeros de la Asamblea de El Callejón que también hicieron un esfuerzo muy importante desde el Uruguay, el reconocimiento a Delia en la ciudad de Gualeguaychú es inmenso       
Ahora yo quiero contar una cosa que Delia por modestia no va a contar, yo conocí a mucha gente en Fray Bentos y en Fray Bentos a pesar que la gente fue manipulada por ese señor tan pícaro que se llama Tabaré Vázquez en el sentido que todos ustedes saben, nunca nadie cumplió mejor aquel sueño del colonialismo inglés de destruir la patria grande, aquel sueño del colonialismo ingles que en 1828 logró separar esta provincia, nunca nadie fue tan obsecuente con eso de divide y vencerás como el doctor Tabaré Vázquez que logró una manija fenomenal contra Argentina, toda esa expresión política, hasta los cuetes que se tiraron, los fuegos artificiales que se tiraron en Fray Bentos cuando Alemania le ganó a Argentina en el último mundial también es obra de Tabaré Vázquez, por eso el doctor Tabaré Vázquez está en el cargo importante que está en el FMI, habría que premiarlo. En ese marco había gente en Fray Bentos, en MOVITDES, en algunas organizaciones que estaban contra las papeleras y ahí empezó a pasar una cosa que al principio no entendía, alguna de esa gente que también iba a Gualeguaychú me empezó a hablar mal de Delia, es muy personalista, a veces dice cosas que no corresponden, yo no podía entender cuál era el motivo y a veces lo importante es la trayectoria. Toda esa gente junto con gente de algunas ONG ambientalistas mandatadas vaya a saber uno por qué financiamiento externo, empezaron a plantear que había que levantar el corte, que estaba todo bien, que la lucha de Gualeguaychú era correcta pero que había que levantar el corte y ahí estaba el tema, porque Delia hasta en su inocencia, en su verticalismo ético era una enemiga sin saberlo, de todas las explicaciones y de todas las agachadas.

 


Delia molestaba a los corruptos, Delia molestaba al poder, Delia molestaba a las transnacionales pero Delia también molestaba a los vacilantes, a los que querían un pacto, a los que querían arreglar las cosas, a los querían bajar los niveles de combate cuando había condiciones para pelear. Y ahí uno empezó a entender como a veces hay personalidades como Delia que son mucho más importantes de los que ellas mismas creen, como dice el poema, bueno el tiempo pasó. Lo cierto es que nace la Asamblea Popular expresión de la dignidad de la gente que se da cuenta más rápido de lo que estaba pasando con el gobierno del FA y la proponen a Delia para vicepresidenta, yo me acuerdo que con los compañeros se hacía todo muy improvisadamente, se pensaba pero los tiempos surgían, había un torbellino de cosas a resolver, había que gastar muchísima plata para presentarse a las elecciones, era una demencia, un montón de trámites de los cuales a la Asamblea Popular nadie le informaba, había que correr para todos lados. Y yo dije, será  Delia la persona que con todos los cascotazos que ha recibido, que con todos los golpes y las agresiones que ha recibido y tiene derecho a ser un poco abuela porque es abuela de alma, yo me quedé pasmado, ¡cómo me equivoqué una vez más!, Delia resolvió la síntesis esa increíble de su amor a su familia con un rol delicadísimo que la hizo recorrer infatigablemente todo el país. Y después con la satisfacción del deber cumplido que toda esa siembra que recién un año después estamos empezando a cosechar, con toda naturalidad fue una militante más y hoy es nuestra compañera en la comisión de la Asamblea Popular por el medio ambiente la soberanía alimentaria y los recursos naturales, con Macció, con ella, con Gerardo, con Campanella que algo de campo sabe, con Pablo, es una fiesta esta comisión, es un orgullo poder integrarla con Delia.
En ese marco sale este libro, si simplemente lo hojean van a quedar medio desorientados porque hay un montón de documentos, un montón de páginas que parecen inconexas pero si ustedes lo leen empiezan a descubrir que es una herramienta política fundamental, porque lo que dice Delia sobre la fábrica de celulosa es la metodología, la estrategia, la demagogia que se aplica para todos los mega emprendimientos contaminantes. Toda persona que quiere luchar contra Aratirí debería ver este libro porque entonces ve la película de nuevo y entiende las estrategias de las transnacionales para prometer el cielo y dejar después un infierno arrasado
Yo el otro día decía con Chury por radio, a mí me parece maravilloso, no es un tema menor el color de la tapa y los colores serenos del relato, porque uno podría imaginarse un libro de denuncias de cosas tan graves -porque está diciendo nada menos que nuestro río Uruguay va a ser un río muerto en pocos años-, uno imaginaría una tapa roja con un puño cerrado, bueno un libro mío quizás yo lo hubiera escrito con ese espíritu, pero el libro tiene hasta en su tapa el mensaje claro de la serenidad, de la tranquilidad de espíritu, del agua transparente, de esa agua tan necesaria para el reposo del guerrero y para la lucha, por eso estamos ante un libro histórico y por eso dejo de hablar acá y que hable la protagonista que es a quien venimos hoy a oír con mucha alegría

 

Delia Villalba 

 

Una persona que muy difícilmente me achico por lo menos espiritual y moralmente, pero ahora me siento no sé, me da la impresión que estoy en el cielo, en el paraíso de tantas cosas lindas que han dicho y yo me pregunto, ¿será verdad que yo soy poseedora de todas esas cualidades? Yo creo que todo esto parte de la generosidad de los compañeros, de los amigos, de la raza humana de la cual todavía tanto se puede rescatar y tengo que hacer algunos agradecimientos. Es bueno lo que decía Gonzalo en cuanto a la presentación del libro, indudablemente que en esto yo no tuve nada que ver, acá han habido personas que se tomaron esto con total seriedad, con compromiso y con una generosidad como es el caso de Sandra que inmediatamente que yo le propuse este proyecto, porque indudablemente yo económicamente no podía editar ni siquiera dos libros y ella me dijo, en la tapa tiene que ir tu cara porque vos sos la protagonista, yo dije mi cara realmente no lo va a comprar nadie, por eso es que está mi cara ahí y gracias al protagonismo y al compromiso de la 36 y del diario La Juventud que este libro se puedo editar. Indudablemente lo que vengo diciendo es que no van a encontrar nada novedoso, no hay una creación en este libro, pero sí me parecía importante rescatar una cantidad de cosas, de hechos que sucedieron, de palabras que se dijeron, de todo el papel, de toda la tinta que se usó, ¿por qué? Porque todavía hay muchos uruguayos que no se han enterado de esto y que muchas veces me dicen a mí, no hay nadie que grite contra los agro tóxicos y yo por ejemplo hace 24 años que estoy gritando contra los agro tóxicos y grito al lado de muchos uruguayos, y no hay nadie que hable contra esto, y bueno yo creo que de todos los temas que son muchos conflictos ambientales que nos están amenazando muy seriamente y hemos tratado de actuar a veces como los bomberos después que el fuego se declara, a veces tratando de prevenir aunque en este país es muy difícil prevenir los desastres precisamente debido a la perversidad de nuestros gobernantes, a la perversidad de nuestros mandatarios y en otra adversidad de nuestros políticos que se une a la desinformación, a la irresponsabilidad, a la ambición entonces todo va para adelante porque lo único que quieren satisfacer es su apetito económico. Entonces me pregunté ¿qué hago frente a esa ignorancia todavía de gente muy bien intencionada pero que reclama que en este país no se lucha contra esto, contra aquello como si yo tuviera que esperar que el otro se moviera?, en algunos lugares me encuentro con gente que me dice yo quiero luchar pero ¿a qué grupo voy?; no esperes a los grupos, lucha sola, lucha con lo que puedas, hacé lo que vos puedas que si eso parte de la buena intención y de la buena información y de tu compromiso como ciudadano vas a hacer buenas cosas, por lo menos digo yo tranquilizar la conciencia.


19-1081--Small-.jpg Tengo tres nietos de 8, 13 y 19 años y algún día me van a preguntar posiblemente, ellos no porque han visto que yo me he tratado de comprometer, pero muchos niños de esa edad nos van a decir ¿y ustedes qué hicieron, por qué permitieron que nos quedáramos sin agua, por qué permitieron que nos quedáramos sin alimento, por qué permitieron que saquearan y destruyeran este mundo maravilloso que es el Uruguay? Y por eso empecé a sacar una ínfima parte de todo el material que yo tengo. Imagínense que yo debo tener la centésima parte de todo lo que se ha escrito, de todo lo que se ha dicho, de todo lo que se ha publicado y yo saqué una centésima parte de lo que yo tenía, no sé si elegí los mejores momentos, no sé si elegí los momentos cruciales o los más importantes, elegí lo que me atrajo en ese momento, lo que me pareció que podía importar y me pareció por mi criterio, pero después que lo empecé a releer me di cuenta y dije que importante, no porque actuara como pavo real. En primer lugar que los uruguayos de hoy sepan que hay uruguayos que nos estamos preocupando por el país, que nos estamos preocupando por el futuro, que nos importa y nos duele el tratamiento que se le da a la tierra, al agua, al aire, a todos nuestros recursos naturales. También es importante ver como fueron cambiando algunos criterios, algunas actitudes, algunas posteriores, algunas opiniones no solo de personas, no solo de uruguayos sino también de instituciones, de gremios, de organizaciones que en un primer momento empezaron con un tesón, con un fervor y después se fueron como ablandando, algunos desapareciendo otros apareciendo muy poco, se fueron debilitando y fueron cediendo en cierto modo, tal vez es duro lo que voy a decir, a la compra de conciencia que hubo, a estas estrategias que como bien dice Gonzalo usan las multinacionales y todos estos inversores extranjeros, pero muy bien ayudados, muy bien respaldados por nuestros gobernantes uruguayos y por nuestros uruguayos políticos
Yo siempre digo y no es por defender a las multinacionales, a nadie le quepa duda, pero hace muchos años el discurso de los empresarios que vienen a este país son mucho más honestos que los discursos de nuestros representantes políticos, que nuestros gobernantes. Es grave decir eso, es grave comprobar eso porque hay pruebas, cuando estos empresarios sobre todo los de Ence y los de Botnia en aquel momento hoy UPM decían, además ellos se presentaban cuando iban a alguna reunión, los de Ence por ejemplo decían, nosotros somos una empresa que olemos mal y contaminamos un poco, eso decían los propios empresarios. Botnia también, en sus publicaciones y en sus foros no negaba que iba a haber mal olor, olor a huevo podrido y repollo hervido, no negaba la existencia de lluvias ácidas, ácido nítrico, ácido sulfúrico, no negaba que era una tecnología contaminante la que iban a usar, quienes lo negaban eran por ejemplo nuestro presidente Tabaré Vázquez que salía a corregir la opinión o las expresiones de los empresarios y decía, de ninguna manera van a contaminar, van a usar una tecnología de punta. Yo salía a desmentirlo siempre pero cuando sale el presidente de la República a decir que estas industrias van a usar tecnología no contaminante y sale la viejita de Fray Bentos a decir, no señor presidente, van a contaminar porque los empresarios lo dicen, en tal caso dirían mira lo que está diciendo esta vieja en cambio el presidente dice que nos quedemos tranquilos que no va a haber contaminación
Hoy mismo ustedes saben que Fray Bentos convive con UPM y frecuentemente soportamos los malos olores, llegó un momento que los olores preocuparon a las personas y llamaron a la gente de la DINAMA, éstos fueron muy misteriosamente, fueron a varios lugares y cuando se fueron dijeron, no sabemos a qué se debe el olor, posiblemente sea del frigorífico, lo que pasa es que el frigorífico le está dando trabajo a más de 100 personas y de allí no sale ningún olor, pero este olor que soportamos en Fray Bentos es característico, hay gente que lo siente y dice, mira el olor a Botnia dicen muchos fraybentinos; hay una cantidad de detalles que hace estas empresas que se siguen minimizando y el discurso que hacen estas empresas a la población es de que todo anda bien
Les cuento una anécdota, cuando hubo aquel accidente en el que se quemaron 12 operarios y algunos todavía hoy están con problemas graves atendiéndose con médicos, no pueden usar mangas cortas porque tiene los brazos al rojo vivo, entonces la primera noticia que salió fue que los operarios se habían quemado con sulfato de sodio, como se van a quemar con sulfato de sodio que es un producto inocuo. Llamo a la radio a preguntar qué pasa y les dije, otra vez nos están tratando de engañar, ¿por qué dicen esa mentira? y dice el periodista, lo que pasa que esa fue la noticia que dio el médico, obviamente pagado por Botnia. En el momento que yo hablaba con el periodista oigo que pasaban la noticia de Botnia diciendo, estos operarios se quemaron con un producto tóxico, otra vez estamos en lo mismo, nuestros empresarios tienen un discurso mucho más honesto que el que tienen nuestros políticos y nuestros técnicos de acá del Uruguay y así nos vamos manejando lamentablemente.
Por eso este libro lo hubiera tenido que llamar “la refrescada”, la puesta otra vez en el tapete de muchísimas cosas que pasaron y que estoy segura que para muchos de ustedes va a ser una novedad y para los que lo sabían y siguen posiblemente en una actitud un poco pasiva también va a ser bueno, porque lo que se hizo, lo que se cuenta acá que se hizo fue hecho por muchos uruguayos muy preocupados, con gran nobleza, con gran compromiso, sobre todo con información, entonces es bueno que otra vez se conozcan en cierto modo las cosas lindas que hacemos los uruguayos, porque preocuparse por el otro, preocuparse por el país, preocuparse por nuestros recursos naturales debería ser un hecho importante y debería ser contagioso
En cuanto a lo que decía Gonzalo que yo fui y sí la que llevó la noticia a Gualeguaychú, yo quiero hacer una mención que ese dato, esa información me la dio un querido amigo, un técnico grado 5, Ricardo Peisial, con el cual teníamos muy buena relación de respeto, de amistad y un día que estábamos en una jornada me dijo, la gente de Gualeguaychú va a ser mucho más perjudicada que la gente de Fray Bentos por la dinámica del río Uruguay y por la dinámica de los vientos, entonces me explicó con los diagramas en un pizarrón, son esos hechos que uno no olvida jamás y le dije pero esto lo tiene que saber la gente de Gualeguaychú, yo te doy el dato me dijo Ricardo vos hacé lo que quieras. Era un acto de nobleza, ¿cómo si yo sabía que le iba a pasar eso a un pueblo hermano, a un pueblo amigo no se lo iba a decir? fui corriendo, no haberlo hecho hubiera sido muy innoble casi inmoral; así le dije a mis compañeros miren lo que pasa, tenemos la obligación de ir a decirles a la gente de Gualeguaychú. Asimismo llegar a un hogar 3 o 4 viejos que estábamos luchando, llevarle información, llevarles datos y llevarles una  cantidad de fundamentos, la gente de Gualeguaychú nos escuchaba muy respetuosamente, pero después nosotros nos veníamos para Fray Bentos y no pasaba nada. Fuimos dos veces, fuimos tres, fuimos cuatro veces hasta que al final uno de Gualeguaychú dijo, ¿y por qué esta gente de Fray Bentos no va a tener razón?, vamos a hacer el camino desde el principio, vamos a averiguar nosotros a ver que pasa y por eso yo siempre defiendo a la gente de Gualeguaychú, nadie la llevó de la nariz, tenían los datos que nosotros les dimos pero ellos hicieron su camino propio con  sus científicos, empezaron a trabajar con su modalidad, con sus estrategias, con su corazón, con su inteligencia y fue lo que se armó. Realmente esa movilización, esa historia de Gualeguaychú recorrió todo el mundo y es ejemplo para todo el mundo a pesar de todo lo que se la quiso embarrar, enchastrar, denigrar, ensuciar pero la lucha de la gente de Gualeguaychú que además cargaron en sus hombros con la defensa de toda la región fue incomprendida por los uruguayos, por los fraybentinos pero es una lucha ejemplar y muy noble
Yo voy a ir terminando por acá, quiere agradecer la presencia de ustedes porque como decía hoy en la radio esto es la presentación de un libro pero sí la oportunidad de estar otra vez con ustedes, de reunirnos como compañeros, como amigos, como personas que estamos pensando prácticamente lo mismo sobre nuestro país, sobre nuestra gente y sobre nuestro futuro. Así que muchísimas gracias. Gracias a la Radio Centenario, gracias al diario La Juventud y a su imprenta, gracias a todo el equipo de Radio Centenario que realmente es la radio imprescindible. Muchísimas gracias a todos.                                                                                                                                                                                                

Tomado de Cx 36 Radio Centenario

Compartir este post

Comentar este post