Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: “La Torta y las Migajas” (2)

23 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Miedo y asco en MVD
La columna de Daniel Figares.



“La Torta y las Migajas” (2).

imagesPara completar el artículo de la semana pasada sobre el nuevo libro de la Red de Economistas de Izquierda del Uruguay (REDIU), que da x segunda vez nombre a estas líneas (“La Torta y las Migajas”, Ediciones Trilce, 2010), se me ocurre que es bueno empezar x el principio.

Ni bien arranca este excelente, imprescindible y muy informativo libro (números duros y fríos, metodología científica certera, compromiso ético, moral e ideológico), el colectivo de especialistas económicos habla sobre las reformas ‘estructurales’ impulsadas x el gobierno de Vázquez, a las que llama “La Implosión Programática”.

“Las reformas más referenciadas x el mismo gobierno fueron: la reforma tributaria, la reforma de la salud y, la tan mentada ‘madre de todas’, la reforma del Estado.”

Aclarando de entrada que ninguna de estas ‘reformas’ aborda los temas clave de la economía de un país como son la producción y sus trabajadores, el sistema financiero y la inserción internacional, la REDIU cuestiona que sean verdaderas reformas estructurales, considerándolas –producto de su correcto análisis- más bien cambios no solo cosméticos, sino para nada ‘progresistas’. “Es x ello que las englobamos bajo el título de ‘implosión’: x no abordar los temas clave de la economía y x su propio contenido. A esto se redujo el rico y fecundo legado del FA”, dicen los economistas.

LA REFORMA TRIBUTARIA es la que la administración Vázquez tomó como bandera inicial de su gestión. “Desde el gobierno se hace la lectura de que la caída de los impuestos a las ganancias empresariales de la industria y el comercio (del 30% al 25%), además de algunos descuentos para las pequeñas empresas que incorporan empleo, mejoraron la inversión. Esta visión rescata también el monto de inversiones en zonas francas (modalidad que se generaliza a todo el país x la Ley de Fomento de Inversiones) que funcionan en un régimen impositivo liberado y la única defensa que cabe son los puestos de trabajo (no solo para los nacionales) que generan. No obstante el impacto en el empleo es bajo y se reduce a la fase de construcción de instalaciones.” [La producción realizada en zonas francas no debería incluirse como ‘producción nacional’.]

“El impacto de la reforma del sistema tributario en la redistribución del ingreso, a pesar que el eslogan inicial, preelectoral, sostenía que “pagarían más los que TIENEN más”, luego cambiado a “los que GANAN más” a efectos de no gravar la riqueza, es aún más controversial” para la REDIU. “Atiéndase que el impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) grava al capital con una tasa plana mientras que respecto a las rentas del trabajo sí es progresiva. Pero además, la definición particular de las rentas, como ingresos brutos que no permiten deducciones (salvo el pago al fondo de salud x hijos menores) hace al impuesto especialmente regresivo para trabajadores y pasivos. Las rentas sobre el capital tienen grados de libertad para trasladar los costos impositivos a los precios. En cambio, las rentas del trabajo son doblemente afectadas x el sistema tributario, ya que el impuesto al Valor Agregado (IVA) afecta más a quienes gastan todos sus ingresos en consumo y además no permite deducciones ni traslados de costos. El IVA se redujo un punto en su versión básica (23% a 22%) y cuatro más en la base mínima (14% al 10%), pero se incorporaron al gravamen otros productos antes exentos que, x ser componentes esenciales de la canasta básica, afectan directamente a los trabajadores.” [La leche, para poner un ejemplo.]

“El IRPF operó una redistribución de los ingresos pero con cargo al 10% de la masa salarial que financió la descompresión fiscal para los sectores de ingresos más bajos (TODAVÍA UN 70% DE LOS ASALARIADOS) y la disminución de los impuestos a la actividad económica. X su parte, es rescatable que sectores de profesionales antes exentos hoy contribuyan a las arcas del Estado; y, que también los depósitos bancarios de los residentes como los ingresos x alquileres, o las transacciones inmobiliarias que permitan una mejora patrimonial sean ahora gravados.” [Aunque vale la pena recordar que históricamente el patrimonio tenía un impuesto específico. La reforma fiscal del gobierno de Vázquez aprobó eliminar progresivamente este impuesto, que hoy anda en un magrísimo 1,2%.]

Pero la REDIU es lapidaria: “SI SE ATIENDE A LA RECAUDACIÓN TOTAL DEL NUEVO IMPUESTO (IRPF), ESTA DEPENDE EN UN 87% DE LAS RENTAS DEL TRABAJO (CATEGORÍA I) Y SOLO UN 13% DE LAS RENTAS DEL CAPITAL (CATEGORÍA II), ASUMIENDO LA VISIÓN NEOCLÁSICA DE QUE SOLO DEBEN FINANCIAR AL ESTADO AQUELLOS AGENTES QUE NO AHORRAN (LOS TRABAJADORES Y PASIVOS).”

“El IVA, el más regresivo de los impuestos, sigue explicando MÁS DE LA MITAD DE LA RECAUDACIÓN (53-54%), y se sigue con definiciones que entienden neutros a los impuestos respecto del funcionamiento económico.” (…) “En definitiva: no corresponde hablar de una ‘reforma estructural’ en materia tributaria, como hace el gobierno.”

LA REFORMA DE LA SALUD, para la REDIU, “amplió la base de cobertura del sistema mutual –a costo de bajar el número de quienes se atendían en salud pública-, pero al no atacarse el punto del costo de tiques y órdenes (de medicamentos, consultas, análisis y técnicas de diagnóstico) sucede que el pobre, cuando la enfermedad llega, no puede afrontar los gastos que el mutualismo le cobra. Vuelta a Salud Pública, o a quedarse sin cobertura. Mientras tanto no se implementaron mejoras significativas en el sistema público de salud para al menos equipararlo al privado. SEGUIMOS CON UNA SALUD PARA RICOS Y OTRA O NINGUNA PARA LOS POBRES.”

Basada en el ahorro forzoso de los contribuyentes (en especial los trabajadores), la reforma permitió salvar al sistema mutual privado que se venía a pique, gracias al Fondo Nacional para la Salud (FONASA), que le pasa cifras multimillonarias al sector privado, en su mayoría empresas que le facturan al mutualismo o al sistema público amparándose en la posesión de tecnologías de punta. Como dice la REDIU, “la mercantilización del sistema goza de buena salud, en tanto los servicios brindados x el sistema de Salud Pública son básicamente utilizados x los que no tienen capacidad de pago.” [Y como ya sabemos la inmensa mayoría de políticos y funcionarios de gobierno y oposición utilizan para sí y para sus familias la salud privada, tanto como la educación privada, en detrimento de lo público.]

En cuanto a LA REFORMA DEL ESTADO, dice la REDIU que “fue entendida x el gobierno no como cambio en la esencia del Estado, (…) sino en lo que refiere a la gestión administrativa, su eficiencia y eficacia. En este caso, tanto la reforma tributaria como la de la salud son también parte de esta reforma del Estado. A su vez un conjunto de reordenamientos en la gestión tuvo lugar en varios ministerios o entes públicos” (…) y “ varios avances apuntaron a mejorar las relaciones capital-trabajo y tienen que ver con la lucha de los trabajadores organizados, en especial, la vuelta a los Consejos de Salarios, la ley de fueros sindicales (aunque respetada solo con sindicatos fuertes) y la regularización de más de doce mil trabajadores que se encontraban con contratos precarios desde hace mucho tiempo en la administración. En este último caso, a pesar de tales regularizaciones a instancias de un artículo en la rendición de cuentas, la contratación bajo figuras de contrato chatarra prosiguieron.”

Para la REDIU, esta reforma NO SE PUEDE DENOMINAR “REFORMA ESTRUCTURAL DEL ESTADO” como hace el gobierno.

Señalan también los economistas de izquierda que el haber pasado x un período de bonanza económica (básicamente debido al alza de precios de las materias primas), solo benefició al capital (hay que pensar en la extranjerización de tierras y empresas, en las transnacionales, y que los terratenientes del Uruguay no alcanzan a ser ni el 2% de la población), y que el actual régimen de promoción de inversiones (Ley de Inversiones) transforma a todo el Uruguay en una zona franca. [Esto lo dijo el vicepresidente Astori, palabras más, palabras menos.]

A su vez se pagó la deuda, al FMI se le pagó al contado, y ahora, se alienta la llegada de inversiones privadas para obras públicas (proyecto de ley asociación de públicos y privados), para un país que pasó de tener una inversión extranjera directa de casi 850 millones de dólares en el 2005, a casi 1.150 millones en el 2009 (llegó a los 1.841 millones de dólares en el 2008). Lo que para el gobierno es un “éxito”, se trata en verdad y x muchas razones, de una CALAMIDAD.

“La desigualdad sigue siendo un tema dramático, ahora reforzado x un creciente sentimiento de frustración (el 45% de los jóvenes aspira a emigrar, según los datos del MIDES). EL PROYECTO SIGUE SIENDO EL DEL CAPITAL Y, EN EL PERÍODO, EL GOBIERNO CONSOLIDÓ ESA TENDENCIA, SIN INTENTAR COMENZAR A CAMBIAR, A CONSTRUIR ALGO DIFERENTE.”

Ya sabemos que más allá de las ficticias barreras estadísticas la pobreza sigue muy presente en el país.

Ya Tabaré Vázquez hablaba en el 2004 sobre el programa del Frente Amplio y el deseo de terminar con los “alrededor de 250.000 uruguayas y uruguayos [que] viven en lo que eufemísticamente se llaman ‘asentamientos precarios’ (pero llamemos a las cosas x su nombre, son cantegriles, villas miserias).” Su período como Intendente de Montevideo comenzó en 1990 y como Presidente del Uruguay en el 2005. HOY –A DÍAS DEL 2011- HAY CASI 257 MIL PERSONAS QUE VIVEN EN CANTES SEGÚN EL CENSO DE LA ONG “UN TECHO PARA MI PAÍS”.

… Y todavía hay que escuchar al actual senador oficialista y ex subsecretario y ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de la administración Vázquez, Ingeniero Agrónomo Ernesto Agazzi, decir, como conclusiones del octavo congreso del Movimiento de Participación Popular (MPP), que se seguirá con el objetivo de llevar a Uruguay al socialismo y la liberación nacional (¡?) … DEJATE DE JODER AGAZZI. ¡¡¡NO LE MIENTAN MÁS A LA GENTE!!!

… Sin embargo “EL RUMBO ES ESTE” se encargó de reafirmar el vicepresidente Astori …

 

DanielFigares

 

(Uno puede entender al 10% de acomodados que se favorecen de la situación y al 10% que los sirve, que es funcionariado, o que forma parte de la ‘corte’, pero… ¿y al otro 80% quién lo entiende?)

 

Nota anterior:

Uruguay: "La Torta y las Migajas"

Compartir este post

Comentar este post