Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: LA TRAICIÓN FUERA DE FRONTERA

15 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

                                                           14 de marzo de 2011

 

MENSAJE DE LA 36

 

LA TRAICIÓN FUERA DE FRONTERA
SEGÚN WIKILEAKS LOS EX MINISTROS GONZALO FERNÁNDEZ Y DANILO ASTORI, Y OTROS FUNCIONARIOS, ERAN INFORMANTES DE LA EMBAJADA NORTEAMERICANA 20070125A01G.jpg
“Los dirigente del Frente Amplio no solo traicionaron al pueblo uruguayo, también a sus amigos Latinoamericanos”

 

El diario El País de Montevideo publicó este domingo varios documentos de la embajada de Estados Unidos desnudan un doble discurso del gobierno de Tabaré Vázquez.
Danilo Astori y Gonzalo Fernández se confesaban en la Embajada de los Estados Unidos acerca de que la relación bilateral con Venezuela era más bulla que otra cosa.
Criticaron frente a los yanquis que pese a las muchas fotografías de abrazos y sonrisas y de los acuerdos firmados, el gobierno uruguayo no confiaba en las promesas del presidente Hugo Chávez que más bien eran “mucho ruido y pocas nueces”.
Según un informe de WikiLeaks el gobierno uruguayo del Frente Amplio se dio maña para encajarle el clavo al gobierno de Venezuela de todos los negocios jodidos como el banco COFAC, las estaciones de ANCAP, etc.
Estos dos ministros del gobierno del Frente Amplio concurrieron a confesarse con los funcionarios de la sede diplomática yanqui sus dudas y criticas al gobierno venezolano.
En abril de 2008 se reunieron en Montevideo los ministros de Economía de la región, con el propósito de discutir la creación del Banco del Sur. La idea de que existiera una institución financiera que atendiera las necesidades de los países de América Latina, iniciativa de Chávez, apoyada por Néstor Kirchner, provocaba serias dudas a Astori, y se las confesó a la embajada estadounidense.
“El ministro de Economía Danilo Astori nos dijo en privado que no creía que el proyecto del Banco fuera útil y que Uruguay aceptó participar solo para no quedar aislado”, revela la encargada de negocios, Robin Matthewman. “Consideró improbable que el Banco fuera aprobado, formado y empezara a operar en algún tiempo cercano”, agrega Matthewman.
Astori imaginaba que sería “un proceso muy lento” y “le gustaba que así fuera”. Además, el jerarca dijo a Matthewman que la institución “replicaría el rol de otras instituciones financieras internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo y especialmente la Comisión Andina de Fomento”, instituciones de las que Uruguay ya obtenía beneficios.
Cuando unos meses después, en agosto de 2008, vino de visita el canciller venezolano Nicolás Maduro, su par uruguayo, Gonzalo Fernández, protagonizó una escena similar con la diplomática estadounidense.
Mientras Maduro garantizaba la exoneración de impuestos a 214 productos uruguayos, catalogando de “histórica” esa decisión de Chávez, “el gobierno uruguayo no atribuía especial importancia a la visita”.
“El canciller Fernández dijo al embajador Frank Baxter el 8 de agosto, que el presidente Vázquez ha estado tratando a Chávez con frialdad debido al atraso en cumplir sus compromisos económicos”, consigna Matthewman.
“Gonzalo Fernández notó que la visita de Maduro puede haber sido exitosa si se tiene en cuenta la `estrategia de tener a Venezuela al alcance de la mano`. Igual, es solo un éxito parcial, ya que otras importantes promesas como el compromiso de financiar la renovación de la única refinería petrolera uruguaya aún no se ha cumplido”, agrega.
Es que la de Uruguay y Venezuela es una “floreciente pero difícil relación comercial bilateral”, advierte la encargada de negocios en el mismo despacho. Si bien “el intercambio comercial ha crecido rápidamente desde que asumió la administración de Vázquez en 2005, y Venezuela se ha vuelto el octavo mercado de exportación en Uruguay mover esos números ha sido una lucha”.
Un funcionario de Cancillería dijo al embajador que hacer negocios con el país caribeño era “muy difícil”: “para venderle a Venezuela necesitás una licencia importante o un certificado de necesidad, además de un permiso para comprar dólares. Se requiere casi un milagro para lograr la venta. Y se requiere un completo milagro para lograr la paga”, asegura la diplomática.
“De acuerdo al mismo funcionario, prosigue el documento, las únicas ventas que se mueven sin complicaciones son las de los productos que Venezuela necesita urgentemente, como la leche en polvo”.
En el contexto de un despacho que analiza la cooperación entre Venezuela y Uruguay por un asunto científico en la Antártida, la embajada estadounidense concluye en febrero de 2008, a modo de justificación, que “al final, los petrodólares venezolanos representan una gran tentación”.
“Esto es especialmente verdadero desde que el relativo nivel de desarrollo de Uruguay lo descalifica para obtener la mayoría de la asistencia internacional”, agrega el documento firmado por el entonces embajador, Frank Baxter.
Con todo, le llevó tiempo a la embajada llegar a esa conclusión favorable a Uruguay. Desde el inicio del gobierno de Vázquez, los diplomáticos estadounidenses centraron su atención en dirimir hasta qué punto la ayuda venezolana se limitaba a eso, y si no revestía una trascendencia política mayor.
Cuando en marzo de 2006 el ex presidente realizó una gira por la región buscando apoyo por el diferendo de Botnia que lo había enemistado con Argentina, recaló dos días en Caracas. Según registra con alivio un despacho firmado por el encargado de negocios de la época, James D. Nealon, lo de Vázquez en Venezuela “no fueron más que tratados de negocios”.
En esa instancia, Vázquez firmó 11 acuerdos comerciales y científicos con Chávez, confirmó su participación en la cadena venezolana de noticias para la región, Telesur, y se comprometió con su homólogo a fortalecer instrumentos para la integración regional, como Petrosur y Petroamérica.
Además, la embajada destaca que “el gobierno uruguayo se las arregló para echar encima de Venezuela negocios no rentables o problemáticos” como “la complicada cooperativa financiera Cofac” que devino en el aún complicado Bandes, y “la adquisición de las estaciones de servicio de Ancap en Argentina por Pdvsa”.
“A pesar del círculo mediático alrededor de la visita, y los esperados anuncios de hermandad latinoamericana, resume Nealon los resultados concretos terminaron siendo simples acuerdos de negocios y poca sustancia parece haber emergido de la visita”.
La embajada reveló su “sorpresa” cuando el embajador uruguayo en Venezuela, Gerónimo Cardozo, liberó sus fuertes críticas al gobierno de Hugo Chávez. Las declaraciones de Cardozo, realizadas en el marco de una reunión con legisladores uruguayos, fueron divulgadas por el semanario Búsqueda el 8 de mayo de 2008.
Un despacho diplomático firmado por el embajador Frank Baxter recoge con asombro los dichos de Cardozo, “inusualmente crítico” hacia el líder venezolano: “Cardozo afirmó que la política económica de Chávez era un desastre, y que Venezuela está atravesando una situación crítica` que `nadie sabe cómo terminará”.
“Cardozo se quejó de las dificultades para implementar los asuntos de negocios, que quedan trancados entre Caracas y Montevideo debido a la brutal corrupción en el gobierno venezolano”, consigna Baxter.
El embajador uruguayo también fue duro con Telesur, el canal del cual Uruguay es miembro. “Es un enemigo de Uruguay”, dijo, basándose en que Telesur había televisado las expresiones antinorteamericano de Chávez durante la visita del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, a Uruguay, en 2007.
Tras reconstruir la reunión en la que “los legisladores blancos estaban obviamente encantados con los dichos candentes y transparentes de Cardozo” y “los del Frente Amplio shockeados”, Baxter comenta: “Los comentarios de Cardozo son sorprendentes, viniendo de alguien que pensábamos tenía buena relación con Chávez”. El embajador también da cuenta de ciertos “rumores de un par de años atrás” sobre que Cardozo había estado involucrado en “negocios oscuros”.

Banco del Sur: ministros acuerdan carta pero queda mucho por hacer

TEMA: BANCO DEL SUR: MINISTROS ACUERDAN CARTA, PERO QUEDA MUCHO POR HACER
SUMARIO
Los Ministros de Economía de Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela se reunieron en Montevideo el 25 de abril para la cuarta reunión ministerial del Banco del Sur. Argentina no participó en la reunión, debido a la renuncia de su Ministro de Economía, el día anterior. Los otros ministros desarrollaron una propuesta para la Carta del banco, pero el anteproyecto todavía requiere del aporte argentino, la aprobación por los Presidente de los países miembros y ratificación de los respectivos parlamentos. El ministro de Economía, Danilo Astori nos dijo en privado que no creía que el proyecto del banco fuera útil y que Uruguay había acordado participar solo para no quedar aislado. Considerada improbable que el banco fuera aprobado, formado y que comenzara a operar en poco tiempo.
LA CARTA ORGÁNICA PROPUESTA HASTA AHORA
En la reunión ministerial del 25 de abril, los seis participantes acordaron una propuesta para la carta orgánica del Banco del Sur que incluyó una capitalización inicial de US$ 7.000 millones. Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia y Paraguay aportarían US$ 100 millones cada uno. Posteriormente, el capital sería aumentado a US$ 20.000 millones, permitiéndose a los países más pequeños más tiempo para completar sus contribuciones. Los ministros también acordaron que los socios grandes, Brasil, Argentina y Venezuela, tendrían acceso al crédito por un monto equivalente a cuatro veces el de su contribución, mientras los miembros pequeños podrían pedir hasta ocho veces el monto de su contribución.
PRÓXIMOS PASOS
Mientras la reunión de Montevideo fue un paso adelante hacia la creación del banco impulsado por el presidente venezolano Chávez y el ex presidente argentina Kirchner, varios temas clave todavía deben ser abordados antes de que sea lanzado. Una vez que el gobierno de Argentina haya considerado el anteproyecto de carta orgánica, los países miembros deberán determinar el poder de voto de cada país y la composición del Directorio del banco. Esas negociaciones pueden ser extensas, debido a que los socios más pequeños como Uruguay, probablemente plantearán el poder de voto equitativo, mientras los más grandes buscarán un voto proporcional al capital invertido. Una vez aprobada, la carta del banco deberá ser ratificada por los parlamentos de los siete miembros. Probablemente será un proceso largo.
URUGUAY ESTÁ EN EL BANCO, PERO NO POR CONVICCIÓN
El ministro de Economía, Danilo Astori, confió en una reunión con el Sub Jefe de la Embajada, el 2 de mayo, que la formación del banco sería “un proceso muy lento” y que al le gustaba que fuera así. Explicó que Uruguay tenía que incorporarse al banco porque no podía ser el único que quedara afuera. Astori pronosticó que el banco enfrentaría muchos obstáculos a medida que cada uno de los países analizara la carta orgánica propuesta y sus respectivos parlamentos la consideraran. No esperaba ningún avance a corto plazo. El ministro dijo que el nuevo banco duplicaría el papel de otras instituciones financieras internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo y especialmente la Corporación Andina de Fomento CAF, en español. Uruguay tiene significativos beneficios de su participación en esos bancos.
ANTECEDENTES: CONCEPCION LENTA DEL BANCO DEL SUR
Los países del Mercosur discutieron por primera vez la creación de un banco regional de desarrollo en una reunión ministerial realizada en julio de 2006, como manera de profundizar la integración financiera regional. El banco fue impulsado por Venezuela y Argentina. Los dos firmaron un memorándum de entendimiento para crearlo, en febrero de 2007. Bolivia lo firmó en marzo de 2007 y Brasil, inicialmente frío ante esa idea, los firmó en mayo de 2007. En Uruguay, el debate para apoyar al banco fue parte de una dura lucha entre el ministro de Economía, Danilo Astori y el ex ministro de Relaciones Exteriores, Reinaldo Gargano, quien era extremadamente a favor de Venezuela. Inicialmente, Uruguay eligió participar como observador, pero después firmó en junio de 2007. El banco fue lanzado formalmente, sin carta orgánica, en diciembre de 2007 por siete presidentes sudamericanos cuando estaba a punto de asumir la presidente argentina Cristina Fernández.
Embajador Estadounidense Baxter

La administración Vázquez a mitad de mandato

REF: MONTEVIDEO 0853
Classified By: Ambassador Frank E. Baxter
TEMA: LA ADMINISTRACIÓN VÁZQUEZ A MITAD DE MANDATO
Clasificado por: Embajador Frank E. Baxter
1.El gobierno del Frente Amplio del presidente Vázquez pasó la marca de la mitad del mandato, el mes pasado. Este cable provee nuestra evaluación de la primera mitad de la administración de Vázquez en lo que respecta a las relaciones exteriores, la política económica y temas internos. Nuestra evaluación general es positiva y es un buen presagio para la estabilidad de Uruguay y las relaciones bilaterales con Estados Unidos. Dicho eso, creemos que la moderación tradicional de Uruguay no debe darse por sentado y la esencia debe ser el compromiso continuo, debido a que el FA todavía contiene elementos radicales y socialistas de la vieja línea.
2. Desde marzo de 2005, la política exterior de Uruguay ha sido caracterizada por el pragmatismo, cierta confusión y una más estrecha relación con Estados Unidos de lo que se esperó inicialmente, culminando con la visita de Vázquez a Washington en mayo de 2006 y la visita del presidente Bush a Montevideo, en marzo de 2007. La clave de este compromiso ha sido el comercio, pero ahora estamos ampliando nuestro diálogo a otros temas como el de la seguridad. Las relaciones de Uruguay con el Mercosur han sido tensas y lo que Vázquez habla de “más y mejor Mercosur” no se ha materializado. La disputa por la planta de celulosa con Argentina llevó a las relaciones con su vecino más cercano al punto más bajo en décadas. La relación con Cuba ha sido mínima. En cuanto a Venezuela, hubo algunos acuerdos comerciales, principalmente por petróleo, en términos financieros favorables y acuerdos de trueque- muchas promesas sin cumplir por parte de Chávez, pero no mucho más. La participación del gobierno de Uruguay en Telesur también es mínima, pero ese canal difunde una corriente continua de propaganda contra Estados Unidos en Uruguay. En asuntos militares, el gobierno de Uruguay continúa la fuerte participación en misiones de mantenimiento de la paz, en particular en Haití y Congo. Se mantiene la renuencia a permitir ejercicio con “botas de Estados Unidos en el territorio”.
3. Políticas macroeconómicas ortodoxas, buena administración de la deuda y altos precios de las materias primas han alimentado la continuación del fuerte crecimiento, con inflación bajo control y desempleo en caída. El comercio exterior está más diversificado que nunca y ha alcanzado niveles récord. El sector forestal está despegando como una de las principales exportaciones en el futuro cercano, con inversiones muy significativas por miles de millones de dólares. Las inversiones brasileñas en la agroindustria sido bastante fuerte. En el lado micro, las acciones iniciales a favor de los sindicatos fueron un tiro por la culata y llevaron a varias ocupaciones de plantas. El gobierno de Uruguay parece estar retrocediendo. La iniciativa más controvertida ha sido la reforma impositiva liderada por el ministro de Economía, Astori, que instituyó por primera vez un impuesto a la renta personal. La clase media está siendo golpeada con particular dureza y la oposición a tomado ese impuesto impopular como un gran tema para la próxima campaña electoral.
4. La administración del Frente Amplio comenzó jugando tanto al gobierno como a la oposición, a medida que varios ministros públicamente expresaron visiones opuestas y afirmaron que estaban hablando por el gobierno. Eso emitió señales contradictorias tanto en política exterior como interior durante el primer año de gobierno. A lo largo del tiempo, las reiteradas intervenciones de Vázquez han creado una expresión más consistente y previsible de las políticas del gobierno. Sin embargo, mientras las discrepancias no se expresan en público con la frecuencia con que ocurrían, hay fuertes discrepancias entre los integrantes del gabinete. La relación con los partidos de oposición continúa tensa y la oposición ha tendido a ser obstruccionista para “pagarle con la misma moneda” al FA, cuando éste era oposición. Los temas de derechos humanos que se retrotraen a la dictadura han tenido menos preponderancia en los meses recientes, aunque la extrema izquierda continúa agitándolos. Finalmente, pese a que faltan dos años y medio para las próximas elecciones, los candidatos potenciales dentro del gobierno y la oposición, comienzan a posicionarse seriamente. Vázquez ha jurado que no se presentará a la reelección, eso requeriría una reforma constitucional, pero algunos allegados nos dicen que al final podría hacerlo, debido a que ningún otro candidato parece cumplir el requisito de atracción necesario para mantener unida a la coalición FA.
5. El presidente Vázquez demuestra ser un líder pragmático, decidido a forjar una relación constructiva con EE.UU. El estado positivo de las actuales relaciones bilaterales hubiera sido impensable ante de que el tradicionalmente “antiimperialista” Frente Amplio asumiera el gobierno. La visita de Vázquez a Washington, en mayo de 2006 y la visita del presidente Bush a Uruguay, en marzo de 2007, cimentaron una acercamiento a los más altos niveles. Ello fue seguido de varias visitas de alto nivel, incluyendo las del subsecretario Burns, el asistente subsecretario Tom Shannon, el secretario del Teosoro, Paulson y el secretario de Comercio, Gutiérrez.
6. El presidente Vázquez personalmente firmó el Tratado Bilateral de Inversiones BIT con el presidente Bush en Marzo del Plata, en noviembre de 2005 y obtuvo la rápida ratificación del Parlamento uruguayo. El BIT tuvo vigencia en noviembre de 2006. Después de estar cerca de iniciar conversaciones por un Acuerdo de Libre Comercio, en septiembre de 2006, el gobierno de Uruguaya acordó hacer un Acuerdo Marco de Comercio e Inversión TIFA, que fue firmado en enero de 2007. La primera reunión del Consejo de Comercio e Inversión TIC tuvo lugar en Washington, en abril, donde once grupos de trabajo tuvieron la tarea de discutir temas que no requieren la ratificación parlamentaria. Una reunión de evaluación del TIC está fijada tentativamente para fines de noviembre, en Uruguay, con la finalidad de determinar el camino a seguir.
7.  En abril de 2007, el presidente Vázquez viajó a Chile con cuatro ministros y una gran delegación de empresarios. Los presidentes Bachelet y Vázquez, los dos son médicos, han desarrollado un excelente afinidad personal. El ministro de Economía, Astori, también tienen buena afinidad con su contraparte chilena, Andrés Velazco, quien sugirió al secretario Paulson que incluyera a Uruguay en las reuniones que iba a mantener con países de pensamiento similar. Una de esas reuniones, unió a los ministros de Economía de Chile, México, Uruguay y Estados Unidos, en julio, en Montevideo. En las reuniones privadas de los ministros, Astori destacó las similitudes entre las políticas económicas de Chile y Uruguay.
8. Si bien visitó Venezuela y recibió a Chávez en varias ocasiones, Vázquez ha evitado cuidadosamente dar apoyo a las políticas populistas de Chávez para Latinoamérica. El propio Chávez tiende a ser calmo cuando visita Uruguay, donde no se le ha dado una sede para grandes encuentros, como ha sido el caso en otros países. El gobierno de Uruguay eventualmente se incorporó al Banco del Sur, de Chávez, pero ha expresado quejas por la organización, indicando su clara preferencia por las instituciones financieras multilaterales. En palabras de Vázquez, Uruguay debe estar presente, pero la exacta naturaleza de su participación no ha sido definida. Los acuerdos con Chávez han sido de negocios, principalmente de compra de petróleo a precios preferenciales y acuerdos de trueque, por el cual hay intercambio del conocimiento uruguayo del agro y software por petróleo venezolano. El banco venezolano Bandes también compró una institución financiera fracasada en Uruguay. Vázquez no ha adherido a la revolución de Chávez ni aceptado su liderazgo en la región, y Uruguay no participa del ALBA, el proyecto de Chávez para contrarrestar el ALCA. Igual, en su calidad de presidente pro tempore del Mercosur, Vázquez ha expresado públicamente su apoyo a la incorporación de Venezuela al Mercosur.
9. El primer acto político de Vázquez después que asumió, fue restablecer las relaciones con Cuba. Desde ese entonces, no hubo mucho contacto con el reprimen cubano. Si bien a recibido reiteradas invitaciones para visitar la isla, Vázquez siempre ha declinado el ofrecimiento, culpando a su intensa agenda. Sólo las ministras de Salud Pública y de Desarrollo Social, la líder comunista Marina Arismendi, viajaron a Cuba. El gobierno de Uruguay envió a más de 1.800 pacientes para cirugía oftalmológica en Cuba, una acción controvertida que suscitó protestas a viva voz de los oftalmólogos locales. Ese programa ha terminado.
10. La participación de Uruguay en los ejercicios Unitas y en operaciones de mantenimiento de la paz, suscitaron controversia al comienzo. Uruguay participó de las operaciones Unitas, en 2005, pero las rechazó en 2006. De cualquier manera, el país participó en Panamá 2007 y el ministro de Defensa inició la discusión sobre la participación los ejercicios Unitas de 2008. Sobre la base per capita, Uruguay continúa como el mayor contribuyente a las operaciones de mantenimiento de la paz, con importantes contingentes tanto en Haití como en Congo.
11. El ministro de Relaciones Exteriores, Gargano, recibe la nota más baja. Pese a las discrepancias en temas de política exterior, Vázquez ha mantenido a Gargano en el cargo, debido a que tienen mantener un delicado equilibrio entre los sectores de su coalición. Sin embargo, Vázquez excluyó a Gargano de temas importantes como la negociación con Argentina y las conversaciones comerciales con Estados Unidos. Demostró durante su discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas, que Gargano fue la fuerza impulsora del apoyo del gobierno de Uruguay al acceso de Venezuela al Mercosur y la consiguiente ratificación de este acceso por parte del Parlamento uruguayo. Respalda con fuerza a Bansur y el Parlasur como herramientas para una integración política y económica más estrecha.
12. El relacionamiento con el Mercosur se mantiene tenso y el gobierno de Uruguay está profundamente decepcionado con al fracaso del bloque de abordar la agresión percibida de Argentina contra Uruguay por la disputa por la planta de celulosa. La comunidad empresarial continúa expresando críticas al Mercosur y hay una clara división en el gobierno de Uruguay. Mientras el ministro de Relaciones Exteriores, Gargano es un fervoroso partidario del Mercosur, el ministro de Economía, Astori, es muy crítico de la inacción del bloque y de la falta de liderazgo de Brasil. Astori ha presionado de manera reiterada al Mercosur para una decisión que otorgue a Uruguay la flexibilidad para negociar un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, que ejerce actualmente la presidencia pro tempore, y ha advertido que la paciencia de Uruguay es limitada. La posición del presidente Vázquez también ha sido bastante crítica del Mercosur, aunque nunca ha explicitado la intención de abandonar el bloque.
13. Hasta ahora, el Parlamento del Mercosur no ha podido votar en temas relevantes, como es el conflicto en curso por la planta de celulosa, la integración de Venezuela al bloque y la decisión de Chávez de no renovar la licencia a RCTV. En la primera reunión del Parlasur, la delegación argentina sorpresivamente se retiró de sala, supuestamente para tomar un vuelo, cuando los legisladores uruguayos presentaron una moción para discutir el caso de RCTV. La totalidad de la delegación de Venezuela no se presentó a la segunda reunión, supuestamente porque no pudieron lograr asientos en vuelos comerciales. Sin embargo, todos estuvieron presentes en la tercera reunión, cuando un representante uruguayo finalmente planteó el tema de RCTV, suscitando una airada reacción de los representantes venezolanos.
14. El conflicto con Argentina por la planta de celulosa ha deteriorado en gran medida las relaciones entre los dos vecinos. El conflicto que está en desarrollo, a veces llegó a pico extremadamente tensos, algo inimaginable antes de que Vázquez asumiera, teniendo los lazos tradicionalmente fuertes entre los dos países.
15. Uruguay ha continuado disfrutando de robustas tasas de crecimiento de 6.0% y 7.0% anuales, gracias a las políticas macroeconómicas fuertes, confianza renovada en el mercado, un mundo en auge y una economía regional que ha impulsado las exportaciones. El sector externo de Uruguay continúa fuerte, con exportaciones boyantes y crecimiento de las importaciones impulsado por grandes proyectos de inversión extranjera directa. El salario real creció 11% desde que el FA asumió el poder, especialmente en el sector privado, que fue más duramente golpeado por la crisis de 1999, 2002. El desempleo cayó a menos del 10% a mediados de 2007. En reciente discurso para conmemorar la mitad de su mandato, Vázquez prometió que no habrá cambios en la política económica.
16. La abundante liquidez internacional ha permitido al gobierno de Uruguay aplicar buenas políticas de administración de la deuda. Desde marzo de 2005, el gobierno de Uruguay ha reprogramado los vencimientos de su deuda y logró recortar el ratio deuda, PIB del 100% en 2003 al actual 70%. Las calificadoras de deuda han subido la nota de Uruguay varias veces y el riesgo país ahora se sitúa en unos 200 puntos. Pese al significativo aumento del gasto público, hay fortaleza en materia fiscal con un excedente primario de alrededor del 4% del PIB en 2004.
17. A fines de 2006, el gobierno de Uruguay hizo un repago temprano de la totalidad de su deuda con el FMI, US$ 1.000 millones, y canceló su programa stand, by. Sin embargo, contrariamente a la vecina Argentina, el gobierno de Uruguay buscó preservar una relación de trabajo con el Fondo. Recientemente, el FMI elogió los hechos macroeconómicos y evaluó que “Uruguay ha reducido, en gran medida, sus vulnerabilidades económicas”.El sistema financiero continúa recuperándose de la crisis bancaria de 2002. Los depósitos y créditos están en ascenso, las tasas de morosidad caen y los balances de los bancos muestras cifras positivas.
18. Uruguay recibe grandes cantidades de inversión extranjera directa IED. Los inversionistas brasileños han estado particularmente activos en los últimos tiempos y ahora controlar alrededor del 30% de las exportaciones de carne bovina de Uruguay. La IED era 4,3% del PIB en 2005 y alcanzó 7% del PIB en 2006, muy por encima del promedio histórico de4 1,5% del PIB. El gobierno de Uruguay envió señales positivas de respeto a los contratos y al imperio de la ley mediante una consistente defensa de la planta de celulosa de Botnia, de los ataques de Argentina. Las operaciones de la planta deben empezar dentro del próximo mes.
19. Estados Unidos fue el principal mercado para las exportaciones uruguayas en 2004 y 2005 y ahora es el segundo en importancia, levemente por detrás de Brasil, pero 70% más grande que Argentina. Las exportaciones de Estados Unidos a Uruguay también tuvieron significativo crecimiento, excediendo en los siete primeros meses de 2007 su total para los 12 meses de 2006.
20. Los aspectos más negativos surgen del Ministerio de Trabajo, encabezado por un ex líder del MPP. El Frente Amplio ha fortalecido a los sindicatos existentes y proveyó incentivos para la creación de nuevos sindicatos. El Ministerio de Trabajo es visto como sesgado en contra de los empresarios y varias leyes han fortalecido los derechos de los trabajadores. Varias plantas fueron ocupadas por trabajadores en las etapas iniciales del gobierno del Frente Amplio, pero parecería que el gobierno ahora está dando marcha atrás, después de darse cuenta del impacto negativo que tienen esas situaciones en el imperio de la ley el derecho de propiedad. El número de conflictos laborales se redujo de manera significativa, al implementarse nuevas regulaciones para controlar los excesos.
21. La inflación se aceleró en 2007, debido a una combinación de factores externos e internos. La inflación en los 12 meses hasta agosto de 2007 superó 9%, muy por encima del rango meta fijado por el Banco Central, de 4,5% a 6,5%. El ministro de Agricultura, Mujica, ha estado presionando al sector privado para que controle los precios, mientras Astori ha resistido todo intento de aplicar control de precios.
22. En 2007, el gobierno de Uruguay promulgó una ley que limita la capacidad de las corporaciones para ser propietarias de tierras. La ley no discrimina entre inversionistas extranjeros y nacionales, pero es, sin duda, un freno a los grandes inversionistas. El gobierno se reunió después con ejecutivos de Weyerhaeuser, el mayor tenedor de tierras forestadas estadounidense, para darles seguridades de que serían exonerados de la ley. Los verdaderos objetivos de la ley parecerían ser empresas de fachada y en algunos casos, fondos jubilatorios.
23. A mediados de 2007, el gobierno de Uruguay aplicó una importante reforma impositiva que instituyó por primera vez un impuesto a la renta personal, una propuesta central de la campaña del Frente Amplio. El nuevo impuesto a la renta personal solo afecta los ingresos generados en Uruguay, el ingreso generado en el exterior está exonerado, con tasas progresivas que van del 10% al 25%. Debido a que tiene un número extremadamente limitado de deducciones, este impuesto a la renta personas se acerca a un impuesto a los sueldos. El impacto en la clase media ha sido severo y terminará afectando el ahorro y el consumo. Sin embargo, la reforma impositiva reduce los impuestos a las empresas y ofrece incentivos para la inversión.
24. El presidente Vázquez ha realizado una buena tarea de mantener unida a su coalición, un agrupamiento heterogéneo de siete grandes sectores. En su estilo pragmático y no confrontativo, Vázquez tiende a aparecer con su decisión a último momento, después que los sectores han luchado entre sí hasta quedar exhaustos. Entonces, la coalición se une en torno de su decisión. Ha logrado reunir apoyo parlamentario para todas sus iniciativas.
25. El Frente Amplio llegó al poder jurando exponer la verdad sobre los abusos contra los derechos humanos durante la dictadura y de ir tras las personas responsables de esas acciones. El tema de los desaparecidos estuvo al tope de la agenda, al igual que la eventual derogación de la Ley de Caducidad. Al final, lo que pudo convertirse en un frenesí de revanchismo fue manejado de a la manera uruguaya, lenta y deliberadamente, con justo suficiente avance en el tema de las personas desaparecidas y una decisión del Presidente de no derogar la ley de amnistía. En general, el público parece aprobar la decisión de no reabrir un pasado doloroso.
26. A lo largo de la primera mitad de su mandato, Vázquez y su gobierno han tenido una relación dura con la oposición. Al comienzo en está de conmoción por su derrota, los partidos de oposición han comenzado a ser más agresivos en temas como la reforma impositiva, los negocios con Venezuela, supuesta malversación en los casinos públicos y en general, haciéndole la vida tan difícil para el gobierno como el Frente Amplio se las hizo a ellos. El Partido Nacional ha estado especialmente agresivo, ya que aparenta tener la mejor chance contra el Frente Amplio, en las elecciones de 2009. Declina el apoyo popular al Frente Amplio y crece para los colorados.
27. El MPP, el sector principal del Frente Amplio, que logró el 39% de los votos en las pasadas elecciones, recientemente se dividió cuando Fernández Huidobro dejó al grupo encabezado por el líder radical Marenales, para crear un nuevo sector denominado CAP-L. El liderazgo de Mujica, hasta ahora, es indiscutido, pero la escisión podría generar más fricción interna dentro del MPP. Esto es relevante porque Mujica ha actuado como un articulador clave entre los sectores del Frente Amplio y hasta ahora ha permanecido leal al presidente Vázquez. Como impulsor de la reciente reforma tributaria, Astori ha perdido terreno en la clase media y ha sido criticado dentro del propio Frente Amplio.
28. A mitad de su mandato, el gobierno del Frente Amplio ha demostrado ser sorprendentemente pragmático, habiendo hecho pocos cambios significativos den las políticas exterior y económica de los anteriores gobiernos. No hubo ninguno de los giros marcados tan comunes en la región, con asambleas constituyentes, nacionalizaciones y populismo. Los motivos probablemente se encuentren en la fuerte clase media de Uruguay, la más grande en relación con su población en Latinoamérica, y con la mejor distribución del ingreso,  y la naturaleza profundamente conservadora de su sociedad, que valora la estabilidad y la civilidad y aborrece del cambio radical. La proclividad uruguaya al discurso civilizado hizo que el tono estridente y amenazante de las protestas argentinas en la disputa por la planta de celulosa fueran todavía más chocantes para los uruguayos. El gobierno de Uruguay quedó muy desilusionado por la inacción del Mercosur y la falta de liderazgo de Brasil para intentar resolver la disputa. En cuanto a las relaciones con regímenes populistas, al comienzo y hubo gestos simbólicos hacia Cuba y el gobierno de Uruguay ha sido civilizado con Chávez, negociando acuerdos comerciales cuando fuera conveniente. Morales, de Bolivia, y Correa, de Ecuador, han sido bastante ignorado. La novedad más bienvenida fue la relación amplia y positiva desarrollada con Estados Unidos, una acción que aísla aun más a los miembros más antiestadounidenses de la coalición de gobierno.
29. La verdadera naturales del Frente Amplio, una amplia coalición que cubre desde la extrema izquierda a la moderada centro izquierda, parece haber prevenido todo movimiento radical. Vázquez ha tenido que ir constantemente de un lado al otro, intentando mantener un curso que cada vez más parece apuntar a emular el modelo de desarrollo de Chile. Sin embargo, ese viraje incesante, pero políticamente necesario, ha hecho que los avances sean penosamente lento y ha llevado a perder oportunidades, como la iniciación de conversaciones con Estados Unidos para un TLC, una posibilidad verdadera a comienzos de 2006.
30. A medida que avanza la segunda parte del mandato de Vázquez, la próxima elección se asoma cada vez más importante. Vázquez a jurado que no se presentará a la reelección, ello requeriría una reforma constitucional, pero algunos allegados nos dicen que al final podría hacerlo, debido a que ningún otro candidato parece tener la atracción para mantener unida a la coalición de Frente Amplio. Los precandidatos ya se están posicionando. Astori, el aparente heredero, pueda haber dañado seriamente sus posibilidades con la reforma impositiva impopular. El ex presidente Batlle, quien no deja pasar ninguna oportunidad, recientemente exhortó a la oposición a acordar un programa temático que incluya la derogación del impuesto a la renta personal. Ahora se habla del vicepresidente Nin Novoa como el posible candidato del Frente Amplio, con la ministra del Interior, Tourné socialista, como posible compañera de fórmula. Del lado de la oposición, los candidatos también se posicionan, siendo el ex presidente Lacalle y el senador Larrañaga quienes tienen las mejores chances. En el caso de los colorados, Abdala y Bordaberry encabezan el lote. Las encuestas indican que probablemente habrá segunda ronda en las elecciones de 2009 y que la oposición puede tener la chance de ganar, aunque todavía es muy temprano en el partido. En general, la transición sin fallas a un gobierno izquierdista y la manera responsable como ha gobernado esta administración, claramente destacan los fuertes principios democráticos, las instituciones sólidas y la sociedad estable de Uruguay.

Estrategia de EE.UU. para neutralizar a Chávez

La embajada proponía “conocer al enemigo” y buscar aliados en laregión.
Tras el ingreso de Venezuela al Mercosur, Estados Unidos consideró que era un buen momento para replantearse la relación con el bloque y analizó cuál sería su “táctica” para contrarrestar las ofensivas de Chávez.
“La creciente politización del Mercosur, sus tantas iniciativas opuestas a los intereses del gobierno estadounidense y su cambiante composición ahora incluyendo a Venezuela y quizás pronto a Bolivia, argumentan a favor de revisar nuestra política hacia el bloque”, considera James D. Nealon, encargado de negocios de la embajada estadounidense, en un despacho diplomático de noviembre de 2006, filtrado por WikiLeaks y al que tuvo acceso El País.
Nealon advierte, así, que el Mercosur “claramente ya no es la misma zona de comercio benigna que era solo unos años atrás, y su liderazgo parece cada vez más en desacuerdo con los intereses de Estados Unidos”. El diplomático señala que “entre los asuntos a tener en cuenta” está la duda sobre “hasta qué punto Brasil sigue mandando en el Mercosur y qué tanta influencia ejerce Chávez en la realización de políticas” del bloque.
Además, Nealon solicita y agradece al Departamento de Estado de su país y a las distintas sedes diplomáticas de la región “insumos en estos temas”.
Siete meses después, el encargado de negocios Thomas Kelly despliega la estrategia que resulta del conjunto de despachos recibidos de las embajadas del Cono Sur.
“Conocer al enemigo”, es el primero de los seis puntos que propone Kelly en el documento. “No obstante sus diatribas y payasadas, sería un error desestimar a Chávez como un payaso o un viejo caudillo de escuela. Él tiene una visión, aunque distorsionada, y está tomando calculadas medidas para avanzar en torno a ella”, afirma.
“Para efectivamente contrarrestar la amenaza que representa continúa el diplomático estadounidense, necesitamos conocer mejor sus objetivos y cómo piensa alcanzarlos. Esto requiere más inteligencia en todos nuestros países”.
Para ilustrar su propuesta, Kelly sugiere “concretar inteligencia en un asunto en el que compartimos la preocupación con nuestros amigos de la región, como la relación de Venezuela con Irán, y compartirla todo lo que podamos”. También plantea que “cuando los programas de Chávez alimenten los apetitos de corrupción de las elites locales o fallen en concretar sus promesas, tenemos que hacer que se conozca”. El segundo punto que conforma la estrategia consiste en “enfrentar la errónea noción de que Estados Unidos está ausente y distante de la región”. Kelly destaca la “impresión positiva” que generó en cinco países la visita del entonces presidente George W. Bush, y defiende la “necesidad de construir sobre esta buena voluntad con ininterrumpidas visitas de alto nivel, hablando de nuestra agenda positiva para la región y produciendo programas concretos”.
Más que en los países donde la relación bilateral es buena, la idea de Kelly es acercarse a aquellos “donde los gobiernos se han distanciado de nosotros”. Allí, sostiene, hay que “mostrar la bandera” y “explicar directamente a las poblaciones nuestra visión de la democracia y el progreso”.
El diplomático propone, en tercer lugar, “cambiar el escenario político”. Aunque Chávez “expande su influencia utilizando la Revolución Bolivariana como vehículo, esto irrita a muchos líderes, particularmente a aquellos que no quieren ser asociados con sus métodos”, consigna Kelly, y afirma: “Tenemos que jugar con ese resentimiento”.
“Por supuesto , agrega Kelly, también tenemos que asegurarnos de que la verdad sobre Chávez, su visión sin contenido, sus promesas vacías, sus peligrosas relaciones internacionales empezando por Irán, salga a la luz, siempre realizando un cuidadoso juicio sobre dónde y de qué forma nos oponemos a Chávez públicamente”.
“Las instituciones militares del Cono Sur siguen siendo clave e importantes aliadas de Estados Unidos. Este es precisamente el momento para aumentar nuestro compromiso en la relación con los militares”, propone. Destaca que uno de los elementos que aísla a Venezuela es la no participación en las operaciones internacionales por la paz, como las misiones de la ONU.
Los dos últimos puntos de su estrategia lo conforman un “énfasis en nuestra fórmula ganadora” y el “sacar afuera nuestro mensaje”, para lo cual “la diplomacia pública es absolutamente vital”.
Kelly analiza cómo Chávez, “ha hecho importantes incursiones, sobre todo con las poblaciones locales, proveyendo programas para los más desprotegidos y catalogando a Estados Unidos de elitista e interesado solamente en promover el libre comercio para beneficiar los grandes negocios”.
Los “eslóganes son fáciles”, dice irónicamente el funcionario: “El neoliberalismo enriquece a los ricos y empobrece a los pobres”, o “La Revolución Bolivariana garantiza la soberanía y dignidad de nuestra región”.
Para contrarrestar esas ofensivas, Kelly sugiere “transformar nuestra imagen, lo que no significa que tengamos que abandonar nuestro compromiso con el comercio libre y la promesa que eso conlleva hacia las poblaciones desprotegidas”. Eso sí significa, advierte, que “deberíamos hacer un mejor trabajo al proponer el comercio libre enfatizando las historias locales y globales de éxito, y apoyar programas que promuevan las exportaciones regionales, particularmente aquellas que favorezcan las pequeñas y medianas empresas”.
Sobre el final del documento, Kelly es optimista respecto a la posibilidad de “abordar” a Chávez, más allá de que también reconoce el “carisma” del venezolano y su capacidad de “simpatizar con gran parte de América Latina”.
“Los políticos de Washington ya han encontrado una táctica que seguro da en el blanco: no responder a cada provocación, especialmente cuando es claro que la boca de Chávez se ha abierto antes que su cerebro haya razonado”.
En tanto, la embajada estadounidense en Montevideo constató en noviembre de 2007 que los medios de comunicación locales estaban contribuyendo a contrarrestar el liderazgo chavista.
“El presidente venezolano Hugo Chávez ha sido el tema favorito de los medios y los columnistas políticos de Uruguay, quienes más frecuentemente que no, destacan sus faltas”, afirma el ex embajador Frank Baxter en un despacho diplomático titulo “Chávez bajo fuego en Uruguay”.
Baxter describe cómo los discursos contra el venezolano, más la “parodia” de la expresión del rey español “¿Por qué no te callas?” que se repite popularmente en televisión y suena en los celulares, “han asediado la imagen de Chávez en Uruguay”.
Según el documento, ese entorno “está comenzando a cambiar la percepción pública de Chávez”. Dada esa situación, el embajador advierte que “intervenir en la discusión pública en esta etapa sería contraproducente para los Estados Unidos, ya que eso transformaría el foco de esta ofensiva doméstica anti Chávez en una pelea entre Chávez y Estados Unidos”.
En cambio, dice Baxter, “estamos inclinados a continuar nuestros esfuerzos en acentuar lo positivo de nuestra relación con América Latina”. Con todo, se confiesa “encantado” por la confrontación de los medios locales al venezolano.

Venezuela es “más un peso que un aporte al Mercosur”; Chávez “obtuvo lo que quería”.

“Por ahora, Venezuela parece más un peso que un aporte sólido al Mercosur”, opina el encargado de negocios, James D. Nealon, en un despacho diplomático donde analiza el primer año de Tabaré Vázquez como presidente.
“Oficialistas de Cancillería y miembros de alto nivel de la Secretaría del Mercosur nos dijeron que dudan seriamente que Venezuela vaya a implementar alguna vez los cambios necesarios como para convertirse en un miembro pleno”, afirma Nealon.
De alguna manera, eso contribuye a la sensación de que Chávez “obtuvo lo que realmente quería, un foro en el que defender su causa con más fuerza, y que nunca pretendió cumplir con la compleja estructura comercial e impositiva del Mercosur”.
En otro despacho, casi un año después, Nealon analiza cómo ha cambiado el Mercosur y plantea: “Es ampliamente aceptado que la estrategia de Brasil para apoyar el ingreso de Venezuela al Mercosur ha sido que Chávez sería más fácil de controlar desde dentro de la organización. Sin embargo, Chávez ha probado ser más difícil de contener de lo originalmente pensado”.
Como ejemplos para sostener dicha afirmación, el diplomático recuerda que el presidente venezolano “abiertamente ha desafiado a los brasileños al apoyar la medida de Evo Morales de apropiarse de los intereses de Petrobras en Bolivia, y frecuentemente ha robado el centro del escenario del Mercosur a Lula”.
En definitiva, Nealon asegura que el ingreso de Venezuela al Mercosur “complicará la chance del bloque de hacer acuerdos comerciales con otros” miembros del bloque.


ESTÁ TODO DICHO
Y A PESAR DE ELLO, NI LOS FRENTEAMPLISTAS, NI LOS AMIGOS LATINOAMERICANOS ACEPTAN ESTA REALIDAD.
PARECIERA QUE LO OBVIO NUNCA RESULTARA TAN CLARO.  


Tomado de Cx 36 Radio Centenario

Compartir este post

Comentar este post

ARIEL 03/16/2011 00:44



bueno yo la tenia clara que era asi mismo!! recivir ordenes de eeuu y hacerse pasar por izquierdistas..ademas alcahueteando todo y hacen lo que hace eeuu.. critican a cuba libia pero no
afganistan asco dan HIJOS DE PUTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!! PUTOSSSSSSSSSSSS!!!!VIVA VENEZUELAAAAAAAAA EN LA PUTA VIDA LOS VOTO PUTOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS