Seguir este blog
Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: MEGA TAMBO: LOS DETALLES QUE NO SE PUBLICAN

25 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La degradación del “Uruguay natural” no para
GRUPO ARGENTINO PLANIFICA CONSTUIR UN MEGA TAMBO EN DURAZNO 
*El proyecto cuenta con el apoyo del intendente nacionalista Benjamín Irazábal y el aval –ante el silencio planteado- de la “oposición” del Frente Amplio y el Partido Colorado.
*El “mega tambo” pertenece a un empresario argentino, Alejandro Bulgheroni, propietario de la  estancia “Del Lago S.R.L”,  propiedad de la empresa “Nuevo Manantial S.A.”.
*Se estima una inversión de U$S 164 millones, de los cuales U$S 50 millones serán de una préstamo solicitado al BID.
En Durazno no es una novedad, los medios a diario lanzan noticias esporádicas sobre la inversión que podría realizarse a corto plazo.  El proyecto ya se encuentra en estudio ante el BID y ante la DINAMA, por su alto impacto ambiental.
Sin embargo, aquellos “detalles” que podrían resultar molestos para el gobierno departamental o para la imagen del inversor extranjero son acalladas.
El actual intendente, Irazábal, continúa con la política que el diputado Vidalín impuso en el departamento durante sus diez años de “administración”: aumento de la inversión privada y extranjera. El ejemplo más cercano fue la instalación del frigorífico “Breeders and Packers” en el límite con el departamento de Flores.
El intendente Irazábal, no quiere pasar desapercibido ni ser la sombra de su antecesor, por tanto ha dado todo su apoyo a la instalación de este mega tambo en las cercanías de Durazno.
MI PASADO ME CONDENA, EN MI PAÍS… NO EN URUGUAY
Lejos de poseer un pasado cristalino, Alejandro Bulgheroni, es miembro de una familia de empresarios que han hecho de todo: un banco fundido (BIBA, Banco del Interior y Buenos Aires) con deudas por U$S 80 millones; propietario de la Papelera Tucumán, acusada de fraude fiscal; financiamiento de la campaña  electoral a Carlos Menem (U$S 500 mil) según reconoció el sindicalista Carlos Barrionuevo, encargado de las finanzas del PJ de entonces.
El empresario argentino, Alejandro Bulgheroni –y su hermano Carlos-, es co-propietario en del Grupo Bridas, una empresa petrolera fundada por su padre, fallecido en 1985. Este levantó un verdadero imperio a partir de la venta de insumos a la empresa petroleta YPF.
Los hermanos Bulgheroni han sabido cosechar amigos en cada gobierno que ha pasado por la Casa Rosada: Alfonsín, Menem e incluso los Kirchner, aunque los inicios con estos no fueron muy favorables.
Con Alfonsín en el gobierno, los Bulgheroni presionaron para que el presidente “aplicara una economía de guerra contra el salario”, léase contra la clase trabajadora, según expresó el diario digital “Perfil.com”.
Durante el menemismo, la esposa de Alejandro Bulgheroni, Matilde “Bettina” Guardia fue Jefa de Gabinete de los asesores de Carlos Corach, Secretario General de Presidencia y Ministro del Interior durante el gobierno de Carlos Menem. De hecho, los vínculos con éste último fueron muy fuertes a nivel familiar.
El empresario argentino Alejandro
Bulgheroni
Este grupo obtuvo una concesión por 40 años de explotación petrolífera en las provincias de Chubut y Santa Cruz, en el año 2008. La empresa en cuestión se denomina Pan American Energy (40% del grupo Brida, 60% de British Petroleum).
Todo ello tal vez parezca solamente un “chimento” político pero da que pensar: las relaciones de estos empresarios argentinos con antecedentes “non sanctos” y llena de vaivenes políticos.
En 2010, el 50% de las acciones del grupo Bridas fue vendido a la petrolera china CNOOC por un monto total de U$S 3100 millones.
Un par de semanas atrás, Bridas anunció la compra de la refinería de Campana y las estaciones de servicio ESSO en toda Argentina. El valor de las transacciones: de U$S 800 a 850 millones.
EN URUGUAY
Alejandro Bulgheroni, al parecer, habría iniciado sus inversiones en Uruguay a  título personal. Posee participaciones en el Gasoducto Cruz del Sur y también parques eólicos en Rocha y Maldonado. Sus inversiones se remontan a más de una década en nuestro país.
El “clima de negocios” se ha vuelto “propicio” para el empresario, aunque no solamente para él. Pérez Companc, Eurnekian, Fortabat, López Mena, etc. han decido invertir en Uruguay, gracias a las “ventajas comparativas” que el gobierno progresista encabezado por Vázquez, ayer, y Mujica hoy, han favorecido. Ventajas comparativas muy favorables si se las confronta con la política económica que se tiene hacia los agro negocios, particularmente el modelo sojero, en la vecina orilla.
Entre las empresas que posee Bulgheroni en Uruguay, se destaca Agroland, con la cual el empresario controla más de 3500 hectáreas en el departamento de Rocha. Esta empresa se dedica a cultivos industriales de olivos, vid, almendros, castaños, viveros olivícolas y forestales, forestación, ganadería y también opera un parque eólico de 20 MW. La misma empresa posee emprendimientos en los departamentos de San José y Río Negro.
Junto a su hermano Carlos y el empresario Carlos Pulenta, en el año 2009, invirtieron en vitivinicultura y abrieron una bodega en Garzón.
DESEMBARCO EN DURAZNO
En Durazno, el empresario argentino ha invertido en agro negocios. Los mismos si bien apuntan a la industria alimenticia, no deja de lado la faceta con la cual ha generado pingües ganancias: la generación de energía (fósil –en su origen empresarial-, ahora agro combustible y eólica).
El proyecto está encabezado por la empresa Estancias del Lago, creada en el año 2007, perteneciente a su vez a la empresa Nuevo Manantial.
El perímetro en rojo muestra el tamaño del tambo, debajo la
ciudad de Durazno. La imagen es elocuente.
Según el sitio de internet “potalechero.com”, en el año 2009 Alejandro Bulgheroni invirtió en compra de tierras en Uruguay U$S 40 millones en la zona donde se instalará el tambo en cuestión, cercano a Feliciano, departamento de Durazno.
Las dimensiones y el costo del proyecto hacen de él, el emprendimiento empresarial más grande del departamento. Todo parece que el mismo va viento en popa y que, sin dudas, se consolidará, dado el apoyo municipal y nacional que existen hacia el proyecto.
EN QUÉ CONSISTE EL MEGA TAMBO
La cuestión acerca del mega tambo pasaría desapercibida, sino fuera por una serie de razones que convienen detallar.
En primer lugar, el tambo consta de 17 mil hectáreas, una escandalosa concentración de tierras en manos de un único propietario extranjero. Según se desprende del documento de impacto ambiental denominado “Comunicación de proyecto y viabilidad ambiental de localización” a cargo de la empresa GEA Consultores Ambientales, presentada a la DINAMA, en la zona de instalación del tambo: “A partir de los datos del Censo Agropecuario del año 2000, se comprueba que en las áreas de enumeración mencionadas, el tamaño medio de las explotaciones es de 24 h, en tanto que el 41% de ellas tiene un tamaño menor a 10 h.”, para muestra basta un botón…
En segundo lugar, esas hectáreas serán utilizadas para producir el maíz y la soja necesarios para la alimentación del ganado.  En momentos en el cual en el mundo millones sufren de hambre,  la soja y el maíz, se utilizarán para alimentar 8.800 vacas para ordeñe.
El mega tambo incluirá la construcción de una planta de biogás –a partir de los residuos fecales generados por las vacas- con el cual se obtendrá energía eléctrica (1,7 MW) y una planta de extracción de aceite de soja y otras de biodiesel.
El impacto ambiental está en estudio –pero es difícil que la DINAMA se oponga, ejemplos en el corto plazo sobran: BOTNIA/UPM, Aratirí, por ejemplo-.
Semejante proyecto amenaza los recursos naturales en una amplia región cercana a la ciudad de Durazno.
El emprendimiento proyecta crear un embalse de 152 há con un volumen aproximado a los 3 millones 600 mil litros cúbicos de agua, con tal finalidad se deberán construir tres presas sobre el arroyo Salado afluente directo del río Yí. Para la construcción del tambo, además, se deberán desplazar toneladas de tierra a fin de nivelar el suelo.
En el predio se encuentran unas 402 hás de monte indígena junto al cauce del río Yí, los arroyos Salado y Sarandí del Yí, en cuyos cauces existe una gran biodiversidad: anfibios, reptiles, aves y mamíferos (se destaca gran cantidad de lobos de río, por ejemplo).
El tambo, según sus promotores, generará unos 300 puestos de trabajo directo y 600 indirectos, aunque ello implique un alto riesgo ambiental para el departamento, la concentración de la tierra y la degradación del suelo y el principal curso de agua: nuestro río Yí.
Esta política impulsada por el gobierno progresista, es aplicada con la abierta y descarada complicidad de los partidos tradicionales a nivel departamental en todo el país.
Este modelo extranjerizador, forestal, agro industrial, degrada el medio ambiente, empobrece nuestro país, favorece la concentración de la riqueza y limita nuestra soberanía nacional. Es evidente que se hace necesario un giro radical en la política económica, giro que por demás es obvio no realizará este gobierno. Solo en la Asamblea Popular, junto a un pueblo unido y consciente, se podrán llevar a cabo las verdaderas reformas populares que el actual gobierno abandonó para llegar al poder.
FUENTES:

·         Diario “Perfil”, 17 de febrero de 2008,  “Los dueños del grupo Bridas. El imperio siempre vigente de los Bulgheroni” http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0235/articulo.php?art=5760&ed=0235   

Compartir este post

Comentar este post

Federico 17/01/2012


No le parece que la conversion de granos a leche es una buena alternativa para la alimentacion mundial? Creo que la leche es un mejor alimento para la poblacion que darle maiz y soja.