Overblog
Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
El polvorín

Dronestagram, la página que denuncia la guerra secreta de los aviones no tripulados

Los militares suelen estar felices a la hora de pregonar sus éxitos, así como de alabar el valor de los hombres y mujeres que arriesgaron sus vidas por su país. Tal vez el vínculo (o la ausencia de éste) es lo que les anima a levantar la voz hablando de ciertas misiones y parecer vergonzosos cuando se trata de los aviones no tripulados (drones).  | NICK HOPKINS.*

 

Dirigidos por control remoto desde miles de kilómetros de distancia, los vehículos aéreos no tripulados (UAV, Unmanned Aerial Vehicles) han supuesto el único triunfo militar sin restricciones en la guerra de Afganistán; es decir, si el “éxito” se da en una ecuación en la que mucha gente resulta muerta, casi sin riesgo alguno, y a un precio asequible.

 

De acuerdo con el Bureau of Investigative Journalism(BIJ, Oficina de Periodismo de Investigación), que recopila cifras de ataques con aviones no tripulados, EEUU ha matado a 3.378 personas en 350 ataques con “drones” en los últimos ocho años. Y eso, sólo en Pakistán. Los EE.UU. también orquestan ataques con aviones no tripulados en Yemen y Somalia desde una base situada en el minúsculo estado africano de Yibuti (de la que se supone que nadie sabe nada). Pero ¿quiere la Casa Blanca hablar de ello? No, a menos que tenga que hacerlo, y ni siquiera en ese caso.

 

En abril, el asesor de contraterrorismo del presidente Obama, John Brennan, pronunció un discurso en el que defendía el uso de “drones” y afirmó que se tomaban grandes precauciones para garantizar que los ataques fueran legales y éticos. “Estamos en guerra”, declaró. “Estamos en guerra contra una organización terrorista denominada Al-Qaeda”.

 

Quién aparece en la lista de objetivos a matar, y por qué los ataques suceden cuando suceden y donde suceden, y quién admite la responsabilidad de los mismos…bueno, eso ya queda para otro día.

 

La información sobre VANT se le sonsaca a Wáshington poco a poco, y aquí es donde aparece James Bridle. Utilizando la escasa información que existe, Bridle, creador del microblog New Aesthetic, ha establecido el Dronestagram. Al cruzar imágenes de Google y detalles de objetivos del BIJ, ha empezado a mostrar los lugares castigados por ataques de VANT.
Bridle afirma que quiere hacerlos “un poco más visibles, un poco más cercanos. Un poco más reales”.
[Dronestagran se encuentra aquí].

 

En su blog Bridle sostiene que “los ataques con “drones” son consecuencia de tecnologías invisibles, a distancia, y de unos medios y una sociedad tecnológicamente desconectada…la tecnología que se suponía iba a acercarnos a todos iba a usarse también para obscurecer y ofuscar”.

Las imágenes de Dronestagram pueden ser sólo “paisajes extraños”, pero tiene la esperanza de que su inmediatez e intimidad se sume a la creciente exigencia de transparencia. Este mismo año, Apple rechazó una aplicación que haría prácticamente lo mismo, sobre la base de que mucha gente consideraría objetable el contenido.

 

No sería el caso, es de suponer, de los parientes y amigos de los civiles a los que matan a menudo inevitablemente a menudo los ataques de “drones”, por cuidadosamente que se escoja el blanco de los ataques, y por precisos que sean los misiles.
——
* Columnista en asuntos de seguridad y defensa del diario británico The Guardian.
En www.sinpermiso.info; traducción de Lucas Antón.

Compartir esta página