Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Botnia “no sería autorizada en Finlandia”

11 Abril 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Marcelo Conti es profesor de Evaluación y Riesgo Ambiental en La Sapienza, en la Universidad en Roma, es Vicepresidente de la Academia de Ciencias de Venecia (IAES), y especialista en impacto ambiental.

Gabriel Levitas*

 JUL-BOTNIA-08-10.jpg

-¿Que está pasando con Botnia en términos de contaminación?

La respuesta está en la normativa, en las leyes. Si se lee los informes de la Dinama, dice que “la empresa cumple con las normas” ¿Pero son las normas de la Organización Mundial de la Sanidad (OMS)?. Son las normas que la misma Dinama escribió casi, entre comillas lo digo, conjuntamente con la dirigencia de Botnia.

Si nosotros vamos a analizar la emisión de algunos contaminantes muy importantes, podemos observar tranquilamente que las emisiones que está dando Botnia en este momento están casi al doble de los contaminantes permitidos por la Organización Mundial de la Sanidad para sitios urbanos. Así que la cosa es doblemente grave.

Están casi al doble de los contaminantes que dice la Organización Mundial de la Sanidad. ¿Pero qué pasa? Lo que dice la Organización Mundial de la Sanidad – lo quiero explicar bien, y lo digo más despacio, para sitios urbanos, no para sitios vírgenes! Entonces el error es doble porque el sitio de la pastera era un sitio virgen (o casi) cuando Botnia llegó, un poco como sucede también en muchos lugares de Argentina.

¿Entonces qué pasa? La Dinama “para que Botnia este dentro de la ley” ha aumentado los niveles de contaminación permitidos. Es decir yo cambio la ley y pongo una ley que me permite de tirar casi lo que quiero.

- Lo que se hizo es darle a Botnia un marco legal adecuado para poder justificar la contaminación que efectivamente están haciendo.

Es un marco legal adecuado muy discutible desde el punto de vista de la honestidad científica. Si yo autorizo a tirar el doble… y es el único país que tiene estos niveles. Está yendo en contra de la Organización Mundial de la Sanidad, simple.

Estos son números. Si vos tenés un determinado proceso productivo, en particular este proceso productivo “Kraft”, si tenés una producción de pasta de celulosa “X” por fuerza vas a tener emisiones “Y”, es decir, es todo matemático.

La empresa no puede declarar que tiene menos emisiones respecto a las que puede tener con ese tipo de producción. ¿Dónde está la trampa?, en que ésta es una mega planta. Cuando nosotros vemos que en Finlandia la capacidad de producción de una empresa de este tipo es máxima de 600.000 toneladas por año, acá estamos hablando de muchísimo más, 1.200.000 o 1.300.000 ton/año. Es algo enorme.

Algunos funcionarios del grupo Ecometrix (o de Botnia) declaran: “bueno, pero nosotros hemos mejorado el proceso productivo”. Claro, han mejorado el proceso productivo pero no lo suficiente para una producción tan elevada, lo que vuelve la situación muy seria. Por otra parte, hay miles de toneladas que Botnia puede estar escondiendo, sobre todo con el tema -muy grave- de la dilución como creo.

- ¿Botnia como está instalada y produciendo en Uruguay, sería permitida en Finlandia?

No porque tiene un nivel de producción que es casi más del doble de lo que se produce en Finlandia. El tema de la normativa se coloca en lo que yo llamo los tres puntos más importante de los temas ambientales, que son la evolución de la ciencia, la tecnología y de la normativa.

Todo cambia, todo se transforma. Se transforma la ciencia. Habíamos dicho que hay ejemplos que son muy vergonzosos para Italia, terribles como el tema del amianto que los estudios científicos -ya en los años 50- mostraban que era dañino y podía provocar mesotelioma pleurico, etc.

La primera ley que excluye al amianto de la producción es de 1992, ¿eso por qué? para permitir que las empresas lograran utilizar el amianto que estaba en los depósitos, sin importarles nada la salud de la gente que sigue muriendo hoy en día por esta causa en Italia; hoy, miles de personas mueren por amianto (3.000 por año).

- Los primeros informes Ecometrix afirman que Botnia ‘cumple con las normas IPPC’.

La norma IPPC, la norma europea no puede ser aplicada a sitios vírgenes como los que tenemos en Sudamérica, o al menos en estos sitios que eran hasta hace un tiempo sitios maravillosos, donde hay muchísima biodiversidad y naturaleza incontaminada.

Ahora, en los últimos informes no hablan más de IPPC, eso no lo escriben más porque saben que es un gran papelón. Ahora escriben que ‘cumplen con las normas de la R. O. del Uruguay’, las normas que se escribieron ellos mismos!

Parecería que no hay diferencias entre quién tiene que controlar la calidad del ambiente (en interés de su propio país), la Dinama y quien debe ser controlado. Parecería que no hay mucha diferencia entre la Dinama y Botnia, ¿no? Estos organismos ambientales existen para controlar la calidad. En realidad dan escasa información y prácticamente no trabajan para nada bien.

 

Calentamiento global

Consultado sobre el calentamiento global, Conti dijo que “es un problema muy grande, quizás podríamos llevarla al tema de lo que está pasando con los bonos de anhídrido carbónico. Estos bonos ya sabemos que no se pagan y dentro de algún tiempo tendrán que ser pagados. Claro, la crítica que se puede hacer es que el protocolo de Kyoto realmente es un acuerdo muy débil. Esto, por cuestiones políticas y por todos los países que tenían que firmar, etc.

Según Kyoto el anhídrido de carbono ‘malo’ es el que viene producido por la combustión de combustibles fósiles. Si el anhídrido carbónico se produce por una fuente como la biomasa, no viene considerado como dañino.

Sabemos, de esto tengo información, que Botnia por ejemplo recibe premios de bonos de anhídrido de carbónico quemando biomasa para la producción de electricidad. Pero quemando biomasa estoy produciendo nuevamente anhídrido carbónico, junto con muchos otros contaminantes.

En la práctica Botnia vende estos “bonos de carbono” a empresas europeas que están quemando carbón fósil. Esto es una parte importante, débil, del acuerdo de Kyoto. Es un tema muy discutible porque, finalmente, todo el anhídrido carbónico y los restantes contaminantes generados son negativos.

 

Tomado de El Dia de Gualeguaychú

Compartir este post

Comentar este post