Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

EL ORGANISMO INTERNACIONAL DE ENERGÍA ATÓMICA APRUEBA RESOLUCIÓN CONTRA PROGRAMA NUCLEAR PACÍFICO DE IRÁN

19 Noviembre 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

18 de noviembre de 2011

 

MENSAJE DE LA 36

 

36
El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, informó este jueves que Moscú no va a apoyar sanciones contra Irán

Autoridades del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), adoptó este viernes una resolución contra Irán por su programa de tecnología nuclear ante sospechas de la institución de un supuesto desarrollo de armas atómicas.

La Junta de Gobernadores del OIEA aprobó en Viena, capital de Austria el texto por amplia mayoría entre los 35 países miembros, informaron fuentes locales.
Un total de 32 países votó a favor de la resolución, mientras que sólo dos votaron en contra y uno se abstuvo.

Trascendió que el documento expresa “profunda y creciente preocupación” por las posibles dimensiones militares del programa nuclear de Irán a pesar de que el Gobierno de Teherán ha reiterado que su proyecto cumple con fines pacíficos y ha rechazado en numerosas oportunidades cualquier carácter bélico que potencias extranjeras intentan atribuirle.
El pasado 8 de noviembre, el director general del OIEA difundió un informe que señala que Irán ha realizado trabajos para desarrollar armas nucleares, pero admite que no hay pruebas de que haya decidido fabricarlas.

El Gobierno de Irán rechazó además un informe emitido por Amano en el que se exige a las autoridades del país persa que responda sobre una serie de planteamientos supuestamente bélicos de su programa nuclear.

Al respecto, Irán ha señalado que ese informe “es falso y parcial, está desequilibrado y no es profesional”, al tiempo que asegura que “está preparado con motivaciones políticas bajo presiones especialmente de EE.UU.”, el principal enemigo de Irán junto a Israel.
Irán ha reiterado su rechazo a suspender su programa de enriquecimiento de uranio con fines pacíficos y medicinales, como lo han exigido las potencias occidentales y ha reafirmado su derecho a tener un programa nuclear.

Estados Unidos ha adquirido armas nucleares y hacer uso de éstas para agredir a otros países, y sin embargo, acusa a la República Islámica de supuestamente ocultar bajo su programa civil otro de naturaleza clandestina y de ambiciones bélicas cuyo objetivo sería la adquirir armas atómicas.
Irán acusó este viernes a la Organización Internacional de Energía Atómica, de poner en riesgo la vida de varios científicos relacionados con el programa nuclear del país persa, al dar a conocer sus nombres pues el Gobierno de Teherán considera que los expone como blanco ante organizaciones terroristas de Israel y Estados Unidos.

Una fuente cercana al Gobierno iraní, declaró a un medio de televisión este viernes que el enviado de Teherán en el Organismo, Ali Asghar Soltaniyeh, envió una carta al director del organismo atómico, Yukiya Amano, en la que deja saber su rechazo por haber vulnerado los reglamentos internos del programa nuclear.

Ali Asghar Soltaniyeh alega en la misiva, enviada el pasado miércoles, que “la difusión de los nombres de los científicos nucleares iraníes por el OIEA los convierte en objetivo de asesinato para grupos terroristas, así como para el régimen israelí y los servicios de inteligencia de EEUU”.

La fuente señaló que la difusión de los nombres de los científicos iraníes viola la Carta del OIEA, así como los Acuerdos de Seguridad Mundiales.

Soltaniyeh destacó que Irán se reserva el derecho a tomar medidas por cualquier posible daño a las personas o propiedades derivado del informe difundido por Amano y exigió al director del organismo corregir extractos del texto.

El enviado de Irán a la OIEA acusó además a Amano de haber distribuido información de “difusión restringida” a personas que no debían recibirla.

El pasado 8 de noviembre, el director general del OIEA difundió un informe que señala que Irán ha realizado trabajos para desarrollar armas nucleares, pero admite que no hay pruebas de que haya decidido fabricarlas.

El Gobierno de Irán rechazó además un informe emitido por Amano en el que se exige a las autoridades del país persa que responda sobre una serie de planteamientos supuestamente bélicos de su programa nuclear.

Al respecto, Irán ha señalado que ese informe “es falso y parcial, está desequilibrado y no es profesional”, al tiempo que asegura que “está preparado con motivaciones políticas bajo presiones especialmente de EE.UU.”, el principal enemigo de Irán junto a Israel.

El Ministerio de Inteligencia de Irán ha asegurado que los servicios de espionaje de Israel, Estados Unidos y el Reino Unido estuvieron implicados en atentados terroristas en los que murieron varios científicos nucleares iraníes desde 2007, entre ellos Masud Ali Mohamadi y Mayid Shahriari, y que otros han resultado heridos en atentados con explosivos.

Fuentes diplomáticas afirmaron que la Junta de Gobernadores del OIEA tiene previsto adoptar este viernes en Viena, Austria, una resolución que condene a Irán por los supuestos aspectos militares de su programa nuclear.

Irán ha reiterado su rechazo a suspender su programa de enriquecimiento de uranio con fines pacíficos y medicinales, como lo han exigido las potencias occidentales y ha reafirmado su derecho a tener un programa nuclear.

Estados Unidos ha adquirido armas nucleares y hacer uso de éstas para agredir a otros países, y sin embargo, acusa a la República Islámica de supuestamente ocultar bajo su programa civil otro de naturaleza clandestina y de ambiciones bélicas cuyo objetivo sería la adquirir armas atómicas
El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, informó este jueves que Moscú no va a apoyar sanciones contra Irán y destacó que la comunidad internacional va a interpretar la medida como una nueva herramienta para derrocar el gobierno de Ahmadinejad. Teherán calificó las denuncias de la AIEA como “desequilibradas que carecen de autenticidad y credibilidad técnica”. 
En referencia al informe más reciente de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) sobre el tema nuclear iraní, Lavrov expresó que se trata de “una complicación politizada de hechos bien conocidos” y destacó que la nación rusa se opone a imponer sanciones más duras contra irán, por lo que llamó al diálogo para resolver el tema. 

El titular Ruso advirtió además que el documento de la AIEA socavará los esfuerzos internacionales para reducir las tensiones vinculadas al asunto nuclear. 

“Los autores del informe juegan con los hechos para dar la impresión que el programa nuclear de Irán tiene un componente militar (...) dificilmente puede ser llamado profesional o imparcial” resaltó Sergei Ryabkov y agregó que el informe podría conducir a una confrontación peligrosa. 

La adopción de “sanciones duras” contra Irán son medidas reclamadas por Francia tras el nuevo informe de la AIEA sobre las presuntas actividad que realiza la república islámica. En este sentido, el Gobierno francés ha asegurado que “se impone” elevar el caso al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU). 

La supuesta intención que tiene Irán para “desarrollar bombas nucleares y misiles para transportarlas”, es el nuevo centro de la atención mundial tras filtrarse en internet extractos de un informe de la AIEA. 

Según el texto, las actividades iraníes se efectuaron hasta el año 2003 como parte de un programa especializado, pero podría continuar hasta ahora. 

Al respecto Teherán calificó las denuncias de la AIEA como “desequilibradas que carecen de autenticidad y credibilidad técnica”. 

El canciller iraní, Ali Akbar Salehi, señaló que las acusaciones contra el programa pacífico nuclear “es falso y hemos repetido que carecen de fundamento (...) si el organismo persiste en querer utilizarlas, estamos listo para hacer frente de una vez por todas”. 

El diplomático Salehi recordó que la AIEA ya ha difundido anteriormente informaciones similares y que Irán ha respondido ampliamente a esas acusaciones y negado que su programa nuclear tenga fines militares. 

“Con un pretexto similar sobre la fabricación de armas de destrucción masiva en Irak se realizó una matanza contra miles de inocentes y luego se evidenció que toda la información era falsa”, enfatizó el canciller en relación a la invasión de Estados Unidos en territorio iraquí.

Ali Akbar Salehi recalcó en referencia a EE.UU. que acusa a Irán de pretender fabricar armas nucleares, que “la AIEA no debe trabajar bajo la influencia de las grandes potencias, sino mantenerse independiente”.
El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, informó este jueves que Moscú no va a apoyar sanciones contra Irán y destacó que la comunidad internacional va a interpretar la medida como una nueva herramienta para derrocar el gobierno de Ahmadinejad. Teherán calificó las denuncias de la AIEA como “desequilibradas que carecen de autenticidad y credibilidad técnica”. 
En referencia al informe más reciente de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) sobre el tema nuclear iraní, Lavrov expresó que se trata de “una complicación politizada de hechos bien conocidos” y destacó que la nación rusa se opone a imponer sanciones más duras contra irán, por lo que llamó al diálogo para resolver el tema. 

El titular Ruso advirtió además que el documento de la AIEA socavará los esfuerzos internacionales para reducir las tensiones vinculadas al asunto nuclear. 

“Los autores del informe juegan con los hechos para dar la impresión que el programa nuclear de Irán tiene un componente militar (...) dificilmente puede ser llamado profesional o imparcial” resaltó Sergei Ryabkov y agregó que el informe podría conducir a una confrontación peligrosa. 

La adopción de “sanciones duras” contra Irán son medidas reclamadas por Francia tras el nuevo informe de la AIEA sobre las presuntas actividad que realiza la república islámica. En este sentido, el Gobierno francés ha asegurado que “se impone” elevar el caso al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU). 

La supuesta intención que tiene Irán para “desarrollar bombas nucleares y misiles para transportarlas”, es el nuevo centro de la atención mundial tras filtrarse en internet extractos de un informe de la AIEA. 

Según el texto, las actividades iraníes se efectuaron hasta el año 2003 como parte de un programa especializado, pero podría continuar hasta ahora. 

Al respecto Teherán calificó las denuncias de la AIEA como “desequilibradas que carecen de autenticidad y credibilidad técnica”. 

El canciller iraní, Ali Akbar Salehi, señaló que las acusaciones contra el programa pacífico nuclear “es falso y hemos repetido que carecen de fundamento (...) si el organismo persiste en querer utilizarlas, estamos listo para hacer frente de una vez por todas”. 

El diplomático Salehi recordó que la AIEA ya ha difundido anteriormente informaciones similares y que Irán ha respondido ampliamente a esas acusaciones y negado que su programa nuclear tenga fines militares. 

“Con un pretexto similar sobre la fabricación de armas de destrucción masiva en Irak se realizó una matanza contra miles de inocentes y luego se evidenció que toda la información era falsa”, enfatizó el canciller en relación a la invasión de Estados Unidos en territorio iraquí.

Ali Akbar Salehi recalcó en referencia a EE.UU. que acusa a Irán de pretender fabricar armas nucleares, que “la AIEA no debe trabajar bajo la influencia de las grandes potencias, sino mantenerse independiente”.
El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Ali Akar Salehi, aseguró este viernes que el Gobierno de su país resistirá “otros 30 años si es necesario” y no hará concesiones ante presiones de las potencias occidentales “en la disputa por su programa nuclear” con fines pacíficos, y reiteró su disposición a negociar, reseñaron medios internacionales.
 
El Canciller iraní instó a los países ricos a sentarse a negociar en un ambiente de “igualdad y respeto mutuo”.

“La presión no nos intimidará”, advirtió el funcionario iraní en declaraciones públicas.

Salehi recalcó a los países involucrados en la disputa nuclear “estamos en una situación en la que todos queremos ganar y por ello recomendamos a Occidente que llegue a la mesa de negociaciones con disposición a la igualdad y el respeto mutuo".

La discusión sobre el programa iraní, que pretende a través de la energía nuclear generar electricidad de consumo civil y estudios científico, médicos, se encuentra en un punto muerto y todos los encuentros en los últimos años el último fue en enero en Estambul terminaron sin resultados, detallaron agencias.

El funcionario iraní se pronuncia luego de las conversaciones mantenidas la semana pasada entre el propio Salehi y Yukiya Amano, secretario general del Organismo Internacional de la Energía Atómica.

Desde el triunfo de la
Revolución en 1979, la República Islámica está sometida a sanciones económicas  a las que se han sumado otras medidas sancionatorias por su negativa a renunciar al programa atómico con fines pacíficos.

El Ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Ramin Mehmanparast, anunció el martes que las autoridades iraníes ya habían notificado al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre la puesta en marcha de las centrifugadoras en todas las plantas nucleares.

“Con la instalación de nuevas centrifugadoras, los avances en el campo de las actividades nucleares pacíficas del país se hacen con mayor rapidez y mejor calidad”, dijo Mehmanparast.

En junio pasado, Irán anunció su objetivo de incrementar la producción de uranio enriquecido al 20 por ciento, luego de entrar en funcionamiento la central nuclear Fordo, situada a unos 160 kilómetros al sur de Teherán, fue descubierta en 2009.

Ramin Mehmanparast, destacó que las acciones nucleares que emprende el Gobierno iraní son pacíficas y están “en colaboración con la OIEA, a la que se ha informado de los detalles”.

Mientras el Gobierno iraní mantiene sus objetivos que apuntan al desarrollo científico y social, algunas potencias como Estados Unidos insisten en acusar a Teherán de mantener un programa oculto con finalidades bélicas, cuestión desmentida reiteradamente por la nación islámica.
El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, informó este jueves que Moscú no va a apoyar sanciones contra Irán y destacó que la comunidad internacional va a interpretar la medida como una nueva herramienta para derrocar el gobierno de Ahmadinejad. Teherán calificó las denuncias de la AIEA como “desequilibradas que carecen de autenticidad y credibilidad técnica”. 
En referencia al informe más reciente de la Agencia Internacional de Energía Atómica sobre el tema nuclear iraní, Lavrov expresó que se trata de “una complicación politizada de hechos bien conocidos” y destacó que la nación rusa se opone a imponer sanciones más duras contra irán, por lo que llamó al diálogo para resolver el tema. 

El titular Ruso advirtió además que el documento de la AIEA socavará los esfuerzos internacionales para reducir las tensiones vinculadas al asunto nuclear. 

“Los autores del informe juegan con los hechos para dar la impresión que el programa nuclear de Irán tiene un componente militar (...) dificilmente puede ser llamado profesional o imparcial” resaltó Sergei Ryabkov y agregó que el informe podría conducir a una confrontación peligrosa. 

La adopción de “sanciones duras” contra Irán son medidas reclamadas por Francia tras el nuevo informe de la AIEA sobre las presuntas actividad que realiza la república islámica. En este sentido, el Gobierno francés ha asegurado que “se impone” elevar el caso al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. 

La supuesta intención que tiene Irán para “desarrollar bombas nucleares y misiles para transportarlas”, es el nuevo centro de la atención mundial tras filtrarse en internet extractos de un informe de la AIEA. 

Según el texto, las actividades iraníes se efectuaron hasta el año 2003 como parte de un programa especializado, pero podría continuar hasta ahora. 

Al respecto Teherán calificó las denuncias de la AIEA como “desequilibradas que carecen de autenticidad y credibilidad técnica”. 

El canciller iraní, Ali Akbar Salehi, señaló que las acusaciones contra el programa pacífico nuclear “es falso y hemos repetido que carecen de fundamento (...) si el organismo persiste en querer utilizarlas, estamos listo para hacer frente de una vez por todas”. 

El diplomático Salehi recordó que la AIEA ya ha difundido anteriormente informaciones similares y que Irán ha respondido ampliamente a esas acusaciones y negado que su programa nuclear tenga fines militares. 

“Con un pretexto similar sobre la fabricación de armas de destrucción masiva en Irak se realizó una matanza contra miles de inocentes y luego se evidenció que toda la información era falsa”, enfatizó el canciller en relación a la invasión de Estados Unidos en territorio iraquí.

Ali Akbar Salehi recalcó en referencia a EE.UU. que acusa a Irán de pretender fabricar armas nucleares, que “la AIEA no debe trabajar bajo la influencia de las grandes potencias, sino mantenerse independiente”.

Compartir este post

Comentar este post