Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

ESPAÑA: Rubalcaba reconoció al embajador de los EEUU que el gobierno inventó los cargos contra De Juana Chaos en 2005

10 Diciembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

Alfredo Pérez Rubalcaba, habría reconocido que el ministro de Justicia presentó en 2005 "cargos adicionales poco claros y de méritos poco sólidos" para evitar la salida de De Juana de prisión...
Kaos. Estado español | Agencias | 9-12-2010

 

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, habría reconocido en 2007 ante el entonces embajador de Estados Unidos en Madrid, Eduardo Aguirre, que la sentencia sobre los asesinatos de De Juana estaba a punto de cumplirse en 2005 y que el ministro de Justicia no quiso entonces que un "asesino convicto" quedara en libertad. Por ello, presentó "un cargo adicional, sin bien es cierto que poco claro y de méritos poco sólidos, para que el miembro de ETA siguiera en la cárcel", afirmó el ministro, según Aguirre.

Así consta en un cable confidencial remitido a la Secretaría de Estado en Washington publicado por el portal Wikileaks, recogido por Europa Press y fechado el 3 de marzo de 2007. En esta comunicación, se relata una conversación entre Pérez Rubalcaba y Aguirre, en la que el ahora vicepresidente primero del Gobierno habría justificado la decisión del mantener a De Juana Chaos bajo arresto domiciliario en un hospital tras protagonizar una huelga de hambre de cuatro meses.

Rubalcaba también detalló ante Aguirre que Batasuna estaba intentando entonces poder concurrir a las elecciones municipales de mayo de 2007, pero que el atentado de la Terminal 4 de Barajas con el que la banda puso fin a su tregua había complicado ese escenario.


Wikileaks desvela que el Gobierno forzó mantener preso a De Juana

Entre los 250.000 cables de la diplomacia estadounidense que el portal de Wikileaks viene filtrando durante la última semana, ayer se conoció otro que versa sobre algo relacionado con el conflicto político vasco. En este caso, con la situación que vivió el ex preso Iñaki de Juana entre 2005 y 2007, cuando forzaron su mantenimiento en prisión. Algo que reconoce Alfredo Pérez Rubalcaba, según Wikileaks.

GARA |

El ministro del Interior y vicepresidente del Gobierno español, Alfredo Pérez Rubalcaba, habría reconocido en 2007 ante el entonces embajador de EEUU en Madrid, Eduardo Aguirre, que habría sido mejor dejar que el ex preso político donostiarra Iñaki de Juana hubiera quedado en libertad en 2005, una vez cumplida de forma íntegra la condena impuesta, en vez de forzar su mantenimiento en prisión. Esto ocurrió tras presentar el Ejecutivo «un cargo adicional» en su contra, como lo fue la imposición de una condena por dos artículos de opinión.

Wikileaks colgó ayer en uno de sus portales digitales uno de los pocos cables, atribuido a la diplomacia estadounidense, sobre el conflicto político y que la agencia Europa Press difundió, traducido al español. Se trataría de un cable fechado el 3 de marzo de 2007 y remitido a la Secretaría de Estado de Washington, en la que se relata la conversación entre Rubalcaba y el embajador de EEUU en Madrid sobre porqué el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero acordó mantener en arresto domiciliario a De Juana tras realizar sendas huelgas de hambre de larga duración.

«Habría sido mejor...»

Rubalcaba alegó, informa Wikileaks, que la intención del Gobierno era evitar el fallecimiento del donostiarra, para que no se convirtiera «en un mártir para la juventud radical de ETA durante décadas».

Sin embargo, la información más valiosa de ese cable de la diplomacia sería que Rubalcaba reconoció, «en confianza», al embajador Aguirre que, cuando la condena impuesta a De Juana estaba a punto de agotarse en 2005, el entonces ministro de Justicia, Fernando López Aguilar -el mismo que afirmó públicamente que el Gobierno «construirá imputaciones» para evitar la puesta en libertad de presos políticos vascos-, no quiso «que un asesino convicto quedara en libertad». Por ello, presentó «un cargo adicional, si bien es cierto que poco claro y de méritos poco sólidos, para que el miembro de ETA siguiera en la cárcel».

Según el cable, el ministro de Interior y vicepresidente español reconoció que, «visto con perspectiva, habría sido mejor» permitir que De Juana fuese puesto en libertad en 2005, y que en 2007 el Gobierno del PSOE estaba «pagando el precio» por aquella decisión.

En otro punto del cable, atribuido al embajador de EEUU por Wikileaks, también reconoció que el Ejecutivo español no había explicado bien a la opinión pública española que Iñaki de Juana había cumplido de forma íntegra la condena impuesta por los tribunales españoles.


Rubalcaba admitió cargos "débiles" contra De Juana

Reconoció al embajador de EEUU el error del proceso por amenazas que motivó la huelga de hambre del terrorista de ETA

PEDRO ÁGUEDA MADRID 09/12/2010 08:10
publico.es

El 1 de marzo de 2007, el Gobierno trasladó al preso de ETA Ignacio de Juana Chaos al hospital de San Sebastián. Llevaba 114 días en huelga de hambre tras abrirse un nuevo proceso contra él por haber proferido amenazas terroristas desde la cárcel, lo que evitaría su excarcelación tras 21 años encerrado por 25 asesinatos. Nada más llegar al hospital guipuzcoano, abandonó la protesta. Seis días después, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, almorzó con el embajador estadounidense, Eduardo Aguirre, y le confesó, según la versión de este, que hubiera sido mejor no procesar a De Juana por el delito de amenazas, iniciativa de la que responsabilizó al titular de Justicia en 2005, Juan Fernando López Aguilar.

"El ministro de Justicia no quiso ver libre a un asesino convicto. En consecuencia, procuró adjudicarle un cargo adicional, pese a que era poco claro y de débiles argumentos, que permitiría mantener encarcelado al miembro de ETA". La frase está recogida en un cable publicado ayer por Wikileaks y que fue remitido a Washington por el embajador estadounidense de entonces, Eduardo Aguirre, al día siguiente de comer con el ministro español.

Responsabilizó de la decisión de abrir el caso al ministro López Aguilar

La decisión de evitar la excarcelación de De Juana procesándolo por el contenido de dos cartas enviadas a Gara fue un error admitido por el actual vicepresidente primero, siempre según la versión de Aguirre. "Rubalcaba dijo que, puesto en perspectiva, hubiera sido mejor permitir a De Juana quedar libre en 2005, y añadió que el Gobierno de Zapatero estaba pagando el precio' por aquella decisión".

En los estertores del proceso

En aquellos días, el Ejecutivo trataba de salvar el proceso de paz, herido de muerte tras el atentado de la T-4, y preparaba las últimas reuniones con los terroristas. En su charla con el embajador, Rubalcaba utilizó los mismos argumentos que ofrecía a la opinión pública para justificar la cesión a las exigencias de Iñaki de Juana. Se trataba de salvar su vida, ya en grave riesgo cuando fue trasladado a San Sebastián, y de evitar más atentados en el futuro, ante la posibilidad de que se convirtiera en "un mártir para la juventud radical de ETA durante décadas".

Negó a EEUU que la banda presionara para el traslado de De Juana Chaos

El sector juvenil que apoyaba a ETA había hecho casus belli de la huelga de hambre de De Juana, para contrariedad del Gobierno y de la propia organización terrorista, implicados ambos en el proceso de paz. La banda había reprendido a De Juana por contravenir gravemente las normas internas iniciando una huelga de hambre sin haber consultado a la dirección y con el único fin de obtener una salida a su situación personal, no a la del colectivo. Rubalcaba dijo al embajador que los dirigentes de ETA "no querrían nada de él una vez estuviera libre". De hecho, las fuerzas de seguridad creen que De Juana está expulsado actualmente de la organización terrorista.

Pero la presión de sus bases más jóvenes, que recibieron la ambulancia del preso de ETA entre carreras, gritos y aplausos, había obligado a la banda a incorporar el caso De Juana a la negociación en curso. Aún así, el embajador dice en su cable que, según Rubalcaba, la decisión de trasladar al preso de ETA se tomó sin discutirlo con la banda ni recibir "presión alguna" de ella. Rubalcaba ordenó el reingreso en prisión de De Juana al día siguiente de que ETA rompiera formalmente el alto el fuego.

En la misma conversación, el ministro del Interior comentó que el etarra tenía previsto instalarse en Marruecos cuando acabara su arresto domiciliario. Pero, cuando fue definitivamente excarcelado, el 2 de agosto de 2008, Iñaki de Juana tuvo que renunciar a sus planes de vivir en el centro de San Sebastián, por la presión mediática que decía sufrir, y se instaló en Irlanda.

El Gobierno no quería hacer de él "un mártir para la juventud de ETA"

En la charla, el ministro Rubalcaba también se refirió a la "virulenta reacción" del PP al traslado del preso. En este sentido, confesó al embajador que el Gobierno consideraba la posibilidad de que ETA pudiera "poner al PP en el asiento del conductor", es decir, que facilitara su victoria en las elecciones autonómicas y locales de 2007, y en las generales de 2008, asesinando a uno o varios de sus líderes. En todo caso, Rubalcaba matizó "rápidamente" que el Ejecutivo no estaba seguro de que los dirigentes de ETA en ese momento se fueran a arriesgar a dar ese paso, aunque temían que alguna facción de la banda pudiera cambiar "el cálculo político en España en un acto de arrebato".

España sobre sus hombros

En un plano más personal, el embajador escribe que Alfredo Pérez Rubalcaba le transmitió que en aquellos momentos sentía "sobre sus hombros el peso de España" y que, a pesar de que no presentaba signos externos de estrés, el atentado de la T-4 le había afectado. Ayer, en una entrevista a RNE, Rubalcaba dijo que lleva pensando en su marcha de la política "desde hace tiempo" y que se siente "un poco más libre" al ser consciente de "estar corriendo los últimos metros" de su vida pública.

 

 


 

 


|09-12-2010

Rubalcaba anticipa su retirada en víspera del debate por el caos aéreo

Elogia a José Blanco, porque «no había ministro de Fomento que se atreviera» con los controladores

Asegura que está «recorriendo los últimos metros» de su carrera política, porque ya lleva muchos años

Si hay algo que nadie discute a Alfredo Pérez Rubalcaba es su dominio de los tiempos y la estrategia política. Y ayer dio una muestra más de su maestría. Aprovechó la víspera de un importante debate en el Congreso, en el que toda la oposición se prepara para atacar al presidente del Gobierno por la crisis de los controladores, para asegurar que está «recorriendo los últimos metros» de su carrera política. Trata así de dar portazo al debate sobre su promoción para suceder a Zapatero como candidato en las elecciones del 2012. Justo, además, después de unos días en los que ha ejercido de cabeza visible del Gobierno en la dura pugna con los controladores que concluyó con el establecimiento del estado de alarma.

El protagonismo de Rubalcaba durante estos días ha fortalecido su imagen de sustituto de Zapatero, que ya venía agrandándose desde el momento en que fue nombrado vicepresidente primero del Gobierno. Sin embargo, el ministro con más poder de la era Zapatero aseguró ayer, en declaraciones a Radio Nacional: «Llevo pensando en la salida hace tiempo, es más, si por mi hubiera sido no estaríamos aquí sentados». De hecho, ya intentó dejar el Gobierno al inicio de la presente legislatura, pero Zapatero lo convenció para que continuara.

«Llevo muchos años»

Y desde entonces, su estrella no ha dejado de brillar con creciente intensidad. De hecho, en todas las encuestas aparece como el ministro mejor valorado y como el candidato preferido por los votantes socialistas para el 2012. Pero él es consciente de que, pese al optimismo de Zapatero, es prácticamente imposible darle la vuelta a los sondeos y evitar un triunfo del PP. Así que el vicepresidente se arma de argumentos para evitarse un futuro vía crucis. «La política desgasta, pasa como con los futbolistas, que no son los años que tienes, sino los que llevas; y yo llevo muchos».

Dicho lo cual, Rubalcaba anticipó la línea argumental con la que el presidente Zapatero defenderá hoy en el Congreso el establecimiento del estado de alarma. El vicepresidente justificó el decreto aprobado el viernes porque «los controladores sabían que la iban a montar y había que cortarlo», porque un grupo de privilegiados, dijo, no puede poner en jaque al Estado. Y se anticipó a las críticas que hoy pueda hacer Mariano Rajoy instando al PP a aclarar de qué lado está, porque, precisó, cuestionar la oportunidad del decreto, como hizo el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, es «infumable». E insistió en una línea que ya insinuó Gaspar Zarrías: «Me llama la atención que algunos utilicen los mismos argumentos que los controladores».

Rubalcaba hizo un elogio de José Blanco por su energía para hacer frente al pulso sostenido de los controladores, ya que «no había ministro de Fomento que se atreviera con ellos». Una vez hecho, y controlada la crisis en 24 horas, ahora toca depurar las responsabilidades disciplinarias y penales, porque, dijo, «no les puede salir gratis que abandonaran su puesto de trabajo, se marcharan a su casa y dejaran tirados a cientos de miles de ciudadanos en los aeropuertos».

Aunque el PP respaldará el decreto del estado de alarma, aprovechará para exigir responsabilidades políticas por no haber resuelto el problema antes

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post