Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

MENSAJE DE LA 36 - “Cuando los muertos sirven para ganar elecciones”‏

6 Mayo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

MENSAJE DE LA 36

 36

“EL MARCHA ATRÁS”
“Cuando los muertos sirven para ganar elecciones”
“Hagan lo que quieran”
“Debemos tener claro que la oposición va a utilizar esto para atacar al gobierno y al FA en el futuro. Acá va a haber muchos efectos negativos”
“No podemos aplicarle el estalinismo al compañero que piensa diferente”
“Danilo Astori tomó la palabra para asegurar que habló “personalmente” con el ex presidente Tabaré Vázquez y que él “también comparte” las inquietudes planteadas por el actual mandatario respecto a la anulación de la “ley de caducidad”
LOS IMPUNES DE LA LEY DE IMPUNIDAD
“DE QUIEN ES EL MIEDO Y EL OLVIDO”
¡APARECIÓ EL VIDEO!

 

Dicen los dirigentes del Frente Amplio, es decir los jefes comunistas, socialistas y tupamaros, acerca de los fracasos de la anulación de la ley de impunidad lo siguiente: “Cuando el voto verde el pueblo tenía miedo, por que aún estaban vivos los recuerdos de la dictadura, por eso se perdió”. Y agregan después de la derrota del plebiscito último por la anulación de la ley de caducidad: “Se perdió el plebiscito por que de aquellos hechos ya han pasado treinta años y la gente está olvidada”. En definitiva de acuerdo a los mandatarios del Frente Amplio, siempre la culpa y la responsabilidad la tiene el pueblo.

Sin embargo ahora los hechos nos muestran la verdad Mujica, Tabaré Vázquez y Danilo Astori, “los capos de capos”, salen a presionar a los diputados del Frente Amplio, para que no voten el “engendro” de Korseniak. Una simple modificación a una par de artículos que ni cambia ni elimina la impunidad. La ley interpretativa sobre la ley de caducidad de la pretensión punitiva del estado,(Ley 15848), solamente permitiría llevar a declarar una vez más al juzgado a aquellos militares y policías que anteriormente ya se hayan presentado. Pero los “chavones” ni eso bancan. Los partidos comprometidos con esta ley por ser aquellos que tienen cientos de militantes de sus respectivas comunidades desparecidos, muertos y torturados, comunistas, PVP, y tupamaros, escriben en las paredes de Montevideo, “este 20 de Mayo se pondrá fin a la impunidad”. Una gran mentira y una responsabilidad moral de los responsables de propaganda de esas congregaciones políticas.

Pero ahora pareciera que ni eso va a pasar, es decir que van a echar para atrás hasta la modificación de algún punto o alguna coma. ¿Qué pasó para que Mujica, Vázquez y Astori, echaran para atrás?
Al fin de cuenta ahora entonces Huidobro volvería y Saravia recibiría un desagravio, pues ambos senadores plantearon claro desde un principio su posición de no votar la modificación a la ley.

Pase lo que pase, exista el video que todo el mundo ha visto menos el Frente Amplio con la excepción del Presidente de la República. Que a su vez sostiene que no fue un video, sino solamente imágenes, con la ayuda del clarificador Ministro del Interior Bonomi, que siendo siempre más especifico, le aclaró a la prensa que lo que importa no es el “soporte sino el contenido”. Con las visitas de Mujica al Hospital Militar, muy interesado por la salud y las condiciones de detención del militar en actividad. Después de las manifestaciones de los militares retirados pertenecientes a la logia “Tenientes de Artigas”, aquellos oficialitos con los que los dirigentes tupamaros, iniciaron esa relación de combatiente a combatiente dicho en la jerga de Huidobro, con los que “tanto se tiraban unos tiros, como se tomaban una grapa juntos en un boliche, y que después entre ellos se juraron nunca más irse a la guerra, por manija de otros hijos de puta”. Ahora algunos de esos militares pasados a retiro o detenidos en Chile por el caso del chileno Berríos abrieron la boca y a la vez les taparon la boca a otros que concurrían a esas reuniones. Y eso que nadie a dicho de que se hablaba en esas reuniones a no ser que solamente fueran reuniones de confraternización entre combatientes, entre triunfadores y derrotados.          
  
Y hoy nos sigue pasando lo mismo. El mismo misterio. La misma compartimentación. El mismo secretismo. El pueblo uruguayo sigue sin saber que se habló en el Batallón Florida, que se acordó en el Pacto del Club Naval. Y que se discutía o acordaba en las casas de los oficiales de los Tenientes de Artigas, los bares de Montevideo, o hasta en el rancho de Mujica como dijo alguien.
Claro que cuando se trata de escribir libros, o publicar entrevistas y reportajes es una cosa. Pero cuando se trata de un Presidente, sus ministros, y un gobierno en el poder, todos estos aspectos adquieren una importancia y una magnitud que no es propia de las redes de Internet ni las páginas de facebooks donde las ministras del Frente Amplio aparecen en cueros, bañándose bajo la lluvia.
 
Se trata de un Estado, de un Gobierno, de una Presidencia, del Poder Ejecutivo, de un representante de todos los uruguayos, del garante de la Constitución, del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas.
El Frente Amplio es el Partido de Gobierno, el adalid de la honestidad, defensor, de la transparencia, de la justicia, la democracia, de la separación y la independencia, de los tres poderes, y de la seriedad.
Y el Presidente, el ex Presidente, y el que quiere llegar a ser Presidente un día le dicen a los diputados del Frente Amplio, “no podemos votar esta ley para cambiar un par de puntos y comas por que ponemos en riesgo el triunfo electoral de las próximas elecciones”.

Entonces preguntamos a los pobres frenteamplistas sobre los cuales decimos con todo respecto que no quisiéramos estar en su pellejo.

-¿Cómo interpretan los militantes frenteamplistas todo esto?.
-¿Para que militar por aquel voto verde?
-¿Para que el plebiscito para anular la ley de caducidad?
-¿Para que la dilución en el Congreso del Frente Amplio?
-¿Para que pintar los muros con el se va a acabar la impunidad?
-¿Por qué tomar a la gente de ignorante y estúpida?
-¿Se merecen los frenteamplistas tal afrenta?
-¿Y ahora que hacemos con los muertos, los desaparecidos y las víctimas de la violación de los derechos humanos?
-¿Monumentos?
-¿Reparaciones a los familiares?
-¿Canciones de cantores oficialistas?
-¿Algún otro libro, sesudamente elaborado?
-¿O volvemos a pintar otro muro, para las próximas elecciones anunciando el fin de la caducidad, si gana el Frente Amplio?      

Claro que se puede pensar que esto es cosa nuestra, como lo de Dick Emanuelsson, o lo de Víctor Báez Mosqueira.
Sin embargo toda la gran prensa uruguaya en el día de hoy así lo refleja y de ahí hemos tomado la información que ellos publican este jueves 5 de mayo de 2011.

Búsqueda del jueves 5 de mayo de 2011.
Escriben Valentina Giménez y Ernesto Tulbovitz.

“Nuestra propia relación logra hacerle un pase a la derecha en el centro, porque sencillamente esta jugada le va a servir para que en los próximos tres años nos den y nos den y si no lo hacen es porque son tontos”, afirmó Mujica.

Mujica advierte a sus diputados que si eliminan la “ley de caducidad” estarán “fabricando una espada” para que la oposición los “decapite”.

“Para mí los dados están echados, pero seamos conscientes de lo que está en juego. Ahora hagan lo que se les cante”, les dijo el presidente José Mujica a los cerca de 50 diputados oficialistas que ayer miércoles 4 se reunieron con él en la sala de la bancada del Frente Amplio, para escuchar su postura respecto al proyecto para eliminar la “ley de caducidad”, que se prevé tendrá sanción definitiva el 19 de mayo. 
Antes les aseguró que “discrepa” con “el camino elegido” para “enterrar la ley” y que “lo central” es que el Frente Amplio aparecerá “ante el pueblo como pasándole por encima a dos decisiones plebiscitarias”, lo que complicará sus posibilidades de volver a ganar las elecciones en 2014.

“Voy a ser más claro: le estamos fabricando una espada a la derecha para que nos corte la cabeza, nos decapite. Los mejores oradores que hay en el mundo nos pueden dar vuelta ese argumento a los ojos comunes de la gente en una dura campaña electoral”, les advirtió el presidente visiblemente emocionado, según supo Búsqueda tras consultar a varios participantes en la reunión.

Mujica llegó a las 16.52 al Parlamento junto al vicepresidente Danilo Astori y al secretario de la presidencia, Alberto Breccia. Cinco horas antes, el oficialismo había aprobado en la comisión de Constitución y Códigos, tal como vino del Senado, el texto que en los hechos anula la “ley de caducidad”.
Los legisladores escucharon en completo silencio su discurso durante los 35 minutos que duró el cuarto intermedio solicitado a la sesión de Diputados. Apenas interfirió el ruido de los autos en la calle y algún celular que fue silenciado con agilidad.

El presidente repitió en más de una oportunidad que no espera “ningún cambio fundamental” en el curso que sigue el tratamiento parlamentario del proyecto de ley, pero que pretende que los legisladores “sean conscientes” del “paso” que van a  dar y de las consecuencias que esto tendrá para la fuerza política.
Sentado en la cabecera de una extensa mesa con Astori y Breccia a su derecha, Mujica les dijo a los diputados presentes, que “en materia de derechos humanos, ninguna conquista es más importante que la continuidad y profundización del proyecto frenteamplista en la sociedad uruguaya”.

El mandatario sostuvo que “de la existencia en el gobierno” del Frente Amplio y de “la lucha” por la permanencia de su proyecto político dependen “varias conquistas que se han hecho”.
“Por lo tanto, todo lo que afecte la imagen del Frente Amplio en forma grave, importante, todo lo que le sirva de arma al enemigo, hacia la derecha, para nosotros va en contra de los derechos humanos a largo plazo”, agregó.
Pero además advirtió como negativa la “profundización” del argumento de que “discrepar es igual a estar de acuerdo con la impunidad”.
Eso, compañeros, es macartismo al revés. Si no se puede pensar, no se puede discrepar, no se puede tener diferencias, es inútil. Estamos condenados”, remarcó Mujica.   

El presidente aseguró que será muy perjudicial para la coalición si triunfa la “visión reaccionaria” de que “todos aquellos que no acompañaron a lo largo de los años a los plebiscitos están avalando la impunidad” porque, explicitó, “eso no es así”, recordaron las fuentes.
Apenas se aprobó el proyecto en el Senado, el presidente había manifestado a Búsqueda su preocupación por la anulación de la “ley de caducidad”, porque según advirtió la decisión “tensiona todo”.  

En esa oportunidad aseguró además que “los abogados se van a hacer una fiesta por cuanto habrá reclamos cruzados de todo tipo”, en alusión a los posibles recursos de inconstitucionalidad que puedan iniciarse contra la iniciativa, luego de que todos los catedráticos señalaran falencias del texto.
En tanto, el vicepresidente Danilo Astori dijo el sábado 30 a “El País” que pretendía encontrar una “salida” para evitar “las consecuencias negativas desde el punto de vista político y jurídico” que puede traer la aprobación del proyecto.
“La postergación de la consideración del proyecto en Diputados es útil para que todos pensemos cómo se pueden evitar esas consecuencias políticas negativas, y al mismo tiempo permitir el cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, argumentó.

Luego de repetir que “es muy serio lo que está en juego” y de recordar que “hace tiempazo” que fundamentó “su rechazo al veto” y que solo lo usará si el Frente se lo pide, el presidente aseguró que le importan “un carajo” los problemas, “los líos”, insistió que puedan venir.
“Lo único que me importa es las condiciones del Frente para soportar una campaña en contra!”, advirtió.
Es que, a su juicio, la coalición de izquierda no tendrá de cara a 2014 argumento “entendible” alguno para usar en una campaña electoral en la que pretenda que “el hombre común de la calle” entienda los motivos por los cuales se “desconoció” la voluntad popular, explicó el jefe de Estado ante los diputados.

Mujica, quien visitó el Parlamento ayer por segunda vez esta semana, les recordó que para el Frente Amplio los plebiscitos han sido “una filtración libertaria en el panorama institucional” que les permitió “derrotar al neoliberalismo en el momento de su mayor fuerza”.
“Pero junto al mecanismo del plebiscito tuvimos una apertura política que hoy no tenemos” sentenció el mandatario, quien además se preguntó las causas de ese cambio ante unos legisladores cuyos gestos comenzaron a agravarse a medida que iban pasando los minutos.

Para Mujica, con el proyecto interpretativo la fuerza política le hará “un pase en el centro” a la derecha. “Por esas jugadas de la historia nuestra propia relación logra hacerle un pase a la derecha en el centro, porque sencillamente esta jugada le va a servir para que en los próximos tres años nos den y nos den y si no lo hacen es porque son tontos. Pero no creo que sean tontos”, sentenció.  
El jefe de Estado recordó que él integraba el Comité Ejecutivo del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros, que en diciembre de 1986, tras la aprobación de la “ley de caducidad” se reunió para analizar la situación y señaló que en aquella instancia orgánica el dirigente Diego Picardo lanzó la idea de hacer un referéndum para derogar la norma.
“Y al otro día empezamos a andar por la calle consultando al resto de las organizaciones políticas. Hasta que un partido plantó la bandera y todos nos amigamos”, dijo. En otras oportunidades Mujica mencionó que ese partido era el Socialista.

En otro tramo de su intervención, recordó que el PIT CNT  le pidió “muchos años después una gestualidad para ayudar a la recolección de firmas” cuando en 2009 pretendían anular la norma. Mujica dijo que la hizo y agregó que en ese entonces  en el Poder Ejecutivo había “frialdad” acerca de la iniciativa.

Tras escuchar al presidente, algunos diputados como José Bayardi Vertiente Artiguista y Gonzalo de Toro, Espacio 609,  propusieron que se derive nuevamente el tema a la Mesa Política frenteamplista para que lo analice.  
El diputado Walter de León,  Espacio 609,  junto con otros colegas aseguró que el asunto debe ser discutido entre los legisladores que van a votar y que es necesario hacer un mayor “análisis político”, confirmó el legislador al ser consultado por Búsqueda.
La bancada oficialista de Diputados está integrada por 50 legisladores. La mitad forma parte del Espacio 609, el grupo de sectores que armó Mujica mientras integraba el Movimiento de Participación Popular.

Compartir este post

Comentar este post