Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Perú: “óbolo minero” miserable es ahora cuestionado por el oportunismo del APRA

28 Noviembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Es absolutamente imperativo que el Estado y la sociedad participen de las sobreganancias mineras. Para ello, es clave modernizar la obsoleta Ley de Minería del Perú (como lo están haciendo Israel, Chile y Australia) para elevar la recaudación tributaria proveniente de la explotación de nuestros recursos naturales.

Antamina y el impuesto a las sobreganancias-

Por Humberto Campodónico

A cuatro meses de las elecciones, súbitamente la bancada aprista presenta un proyecto de ley para elevar las regalías mineras, argumentando que las empresas mineras han tenido ganancias extraordinarias debido a los altos precios internacionales de los minerales, las mismas que “no han sido compartidas por el Estado y la sociedad”.

El proyecto dice que “las mineras obtuvieron utilidades netas por US$ 19,500 millones entre el 2005 y el 2009, por lo que de aplicarse el promedio de la regalía planteada se estima recaudar US$ 1,462 millones”. Agregan que “ese monto es superior al “óbolo minero voluntario” que solo recaudó US$ 616 millones del 2006 al 2010 y “lo más grave es que tan solo se ejecutó S/. 847 millones, es decir, menos del 50%”.

¡Qué tal cuajo! Los mismos que renegaron de su promesa electoral del 2006 de un impuesto a las sobreganancias y aceptaron sumisamente la propuesta del “óbolo minero” miserable que las propias empresas mineras administran –abdicando así de la potestad del Estado de recaudar impuestos– dicen ahora que se equivocaron. ¿No les parece una maniobra para quitarle la bandera a los partidos de izquierda y al PNP?

Dicho esto, es absolutamente imperativo que el Estado y la sociedad participen de las sobreganancias mineras. Para ello, es clave modernizar la obsoleta Ley de Minería (como lo están haciendo Israel, Chile y Australia) para elevar la recaudación tributaria proveniente de la explotación de nuestros recursos naturales.

Veamos el ejemplo de Antamina. En mayo del 2000, de acuerdo a información de la propia empresa, se preveía una tasa interna de retorno (1) de la inversión de 15% para los 24 años de vida útil de la mina. Esto podía lograrse, estimaba la empresa, con precios del cobre promedio de US$ 0.95/libra de cobre en esos 24 años.

Como la producción comenzó a fines del 2001, Antamina seguirá hasta el 2025. Pero sucede que, debido a los altos precios del cobre del 2005 al 2009 (en promedio han estado en US$ 3 / libra, tres veces más que lo estimado en el 2000), en el 2009 la empresa ya logró una TIR de nada menos que el 22%, de acuerdo a cálculos realizados por nosotros. Y todavía le faltan 15 años más de vida útil, lo que llevará la TIR a niveles jamás soñados. Y el Perú, que es el dueño del recurso, ¿por qué no participa de esta bonanza? Ya saben por qué.

En términos de suma simple, Antamina invirtió US$ 2,461 millones de 1997 al 2009. Comenzó a depreciar en el 2003 –de acuerdo a nuestros cálculos– por un total de US$ 2,248 millones y tuvo utilidades netas desde el 2005 por US$ 6,320 millones, lo que arroja un flujo neto positivo de US$ 6,106 millones.

Por lo expuesto, la necesaria modernización de la ley minera debe incorporar un criterio de retorno de la inversión de la empresa minera. Una vez alcanzado, el Estado y la sociedad deben participar necesariamente de las sobreganancias. De nuevo y a acomodarse.

Israel y el impuesto a las sobreganancias

Por Humberto Campodónico

En el 2009, el consorcio petrolero norteamericano-israelí Noble-Delev descubrió gas natural en Israel, en el Mediterráneo Oriental. Primero se dijo que las reservas eran 6 billones de pies cúbicos (bpc; tcf, en inglés), pero ahora se estiman en 8.4 bpc (como Camisea). Noble ha dicho que el total podría llegar a 30 bpc, lo que duplica las reservas del Reino Unido.

En Israel, país que consume 320,000 barriles diarios de petróleo (el 95% importados) la noticia fue calificada de “excelente”, pues le permitirá avanzar al autoabastecimiento energético, sustituirá una buena parte del consumo de petróleo y permitirá generar energía eléctrica a precios competitivos.

En el 2010, el Ministro de Finanzas Yuval Steinitz designó una comisión presidida por Eytan Sheshinski, de la Universidad Hebrea, para que examine la política fiscal de regalías e impuestos de los recursos naturales y proponga mejoras a la actual Ley de Petróleo. Después de una revisión de diferentes modelos de contratos y tributación petrolera en diferentes partes del mundo, la comisión presentó su propuesta.

Dice la Comisión Sheshinski que el nivel actual de ingresos gubernamentales es de solo 27% del total, uno de los más bajos del mundo, por lo cual debe elevarse. Propone que la regalía actual de 12.5% se mantenga igual, pero se suprime el “factor agotamiento” de reservas (que se trata como un costo de la empresa y reduce el impuesto a la renta).

Además, la Comisión propone cambios en el impuesto a la renta  (IR, que actualmente es de 25%). El primero es que el IR se cobre de acuerdo a la producción de cada pozo (y no sobre los ingresos totales de la empresa), porque eso les permitía una serie de deducciones que disminuían la tributación total.

El segundo es que el total de tributación se va a elevar al 66% en toda la vida del proyecto, nivel al cual se llegará mediante la aplicación de una nueva escala impositiva variable que va del 20 al 60%. Hasta que la recuperación de la inversión llegue al 50%, la tasa del IR será de 20%. El IR va subiendo poco a poco hasta el máximo de 60%, que se cobra cuando la empresa haya recuperado el 150% de su inversión inicial, lo que garantiza una adecuada rentabilidad.

Además, que estos cambios legales se aplicarán a los contratos vigentes, lo que incluye a Noble-Delev. Como era de esperarse, el consorcio se ha quejado en todos los tonos y afirma que peleará para que no se aprueben en el Congreso en diciembre. Pero Steinitz ha dicho que los israelíes no pueden ser menos que los noruegos, holandeses y norteamericanos: “deben beneficiarse de sus recursos naturales, de acuerdo a los criterios normales del mundo desarrollado” (Jerusalem Post, 9/11/2010).

Como se aprecia, se plantea que el Estado capture una mayor renta de los recursos naturales. Agreguemos que el gobierno de Netanyahu es un gobierno de ultraderecha por lo que de ninguna manera podría ser calificado de “antisistema”.

Pero eso no sucede en el Perú donde los defensores nacionales de los intereses de las empresas mineras se oponen a cualquier tipo de impuesto a las sobreganancias, no solo de las empresas que ya están explotando el recurso, sino de los cambios que se deben introducir a nuestras leyes para modernizarlas (como hace Israel) y aplicarlas en los nuevos contratos. Tienen el cuajo, además, de decir que es inmoral impedir que estas empresas se sigan llevando las sobreganancias a manos llenas.

La cuestión de fondo es que el Estado también debe beneficiarse de esas sobreganancias (que no tienen su origen en inversiones empresariales, sino en el alza extraordinaria de precios) para aumentar la recaudación tributaria e invertir en salud, educación e infraestructura, lo que  mejora la competitividad. Juzguen los lectores –a partir de las experiencias de otros países como Chile, Reino Unido e Israel- donde está la inmoralidad.

http://www.larepublica.pe/12-11-2010/israel-y-el-impuesto-las-sobreganancias

Ni Haití o Iraq ambos bajo ocupación militar extranjera, han sido tan dadivosos (o lacayos) con las trasnacionales mineras y energéticas como el Perú.

Las ganancias de las transnacionales han llegado a su tope durante la era Fujimori-Garcia. En 1991, el dictador Fujimori asume las facultades legislativas para decretar leyes por decreto favorables a las grandes mineras (lo mismo hace hoy García Pérez). El 29 de agosto de ese año, con el viejo cuento de “promover la inversión”, exonera del pago de impuestos a mas de 264 empresas dándoles el nombre insólito de “contratos de estabilidad jurídica”. Entre los beneficiados están los peores: Volcán, Doe Run, Newmont-Yanacocha, Repsol, Barric (Pierina), Phelps Dodge (Cerro Verde), BHP Billiton-Tintaya entre otros. Pedro Pablo Kuczynski (conocido lobbista minero y ex -ministro de Economía) reconoce que el Estado perdió cerca a 16 mil millones de soles hasta el año 2005 (en 4 años). En los 2 años siguientes (2006-2007) cuando los precios de los minerales y las utilidades son mucho más altas, la pérdida se estima en 6-7 mil millones de soles al año. La organización Propuesta Ciudadana, que ha publicado un reporte sobre la situación minera del país, ha calculado que las ganancias extraordinarias de la gran minería fueron de 10 mil y 12 mil millones de soles en 2006 y 2007 respectivamente.
Considerando el aporte estimado del 30% del total al Estado, el economista Humberto Campodónico estima un desfalco al Perú de US$2,500 millones. Ningún país en el mundo, ni Haití o Iraq ambos bajo ocupación militar extranjera, han sido tan dadivosos (o lacayos) con las trasnacionales mineras y energéticas como el Perú. caobac.blogspot.com/2009/09/saqueo-transnacio…

Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Venezuela, hasta Chile y Colombia están tomando el control (o renegociando) el destino de sus riquezas naturales.

Pero el gobierno aprista continuó el modelo económico del saqueo empezado hace mas de 5 siglos por Pizarro. En lugar de renegociar la renta con las mineras debido a las sobregancias, el corrupto gobierno de García (como un cura en la misa de domingo) les tira el sombrero pidiéndoles limosna, “contribución voluntaria por favor”. A más de un año del decreto del óbolo, cinco empresas no dieron un centavo de limosna, 14 empresas no aportaron ni el 20% del mínimo, y al 30% de todas las empresas no tiran un pan para que cojan los hambrientos (La Republica 4/30/2008).

 Así trafican con el dinero del pueblo peruano, predican la bonanza económica recibiendo coimas y sobornos (los vladivideos y los recientes escándalos apristas son las muestras) mientras matan de hambre al pueblo. caobac.blogspot.com/2009/09/saqueo-transnacio…

Compartir este post

Comentar este post

Samuel Janio 12/10/2010 23:42



entiendo poco de economia, pero leyendo esta publicacion tengo la ligera sospecha que todos los gobernantes  hasta hoy son unos burros en manejo economico o son accionistas de estas empresas
transnacionales  o les importa un bledo el futuro de nuestro pais, que  teniendo  ingentes recursos naturales que explorarlo racionalmente lo unico que hacen es  chapar lo que
cae, como lo haria cualquiera de la calle y, no actuan como verdaderos  estrategas politicos; modernizando leyes obseletas por una justa distribucion de nuestra riqueza...........en fin
seguira pasando  mientras sigamos  en este sistema "democratico", donde elegimos autoridades  florkloricos  y  demas ....



El polvorín 12/11/2010 00:02



Como respuesta de encuesta...."Todas las anteriores son correctas"