Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

UN GRANO DE MAIZ - LA MANIPULACIÓN PERENNE

22 Septiembre 2010 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

21.9.10

quijote.jpg

Por Antonio Aponte.

LA MANIPULACIÓN PERENNE

A pocas horas de las elecciones, el ataque contra la Revolución recrudece. El imperio usa las mismas artimañas que ya le dieron resultado con la reforma, desempolvan viejos miedos instalados en el inconciente colectivo.
Es asombroso que las manipulaciones de hoy sean las mismas de hace un siglo, o dos, y las mismas para Brasil, Ecuador, o Chile… el inconciente humano fue globalizado.
Es sorprendente que el hombre de hoy obedezca a los mismos hilos de marioneta que lo movieron hace dos siglos atrás, cuando un fantasma, el mismo de hoy, recorría el mundo, y ese miedo hizo posible la manipulación de las masas, la derrota del sueño libertario, y el surgimiento de Hitler, de Franco.
Hoy hablan ¡todavía! de totalitarismo, comunismo, de quitar las casas, lavado de cerebros y de diez mil tonterías más. Todas, manipulaciones descaradas pero que hacen mella en el alma popular, no en vano tienen siglos abonando el terreno que convierte al humano en sumiso rebaño, en su propio verdugo.
Uno de los centros del ataque es Cuba, y por supuesto, Fidel. La ofensiva tiene dos vertientes con blancos bien definidos:
Uno, se dice que Cuba y Fidel ya no son socialistas, que renegaron del sistema que defendieron toda su vida, que las medidas tomadas recientemente indican claudicación. Ataque dirigido a debilitar la moral, la capacidad de combate de las filas revolucionarias, similar a aquel invento del “fin de la historia”. Se pretende la resignación de los revolucionarios.
Dos, a la par, y sin que les importe la contradicción con el planteamiento anterior, dicen que Cuba es comunista, Fidel un monstruo basilisco que maneja a Chávez a su antojo, y que pretenden construir el infierno totalitario, revivir el fantasma que nos despoja de todo. Este planteamiento va dirigido a la clase media y marginal, que siempre es ambigua y temerosa.
Esa misma estrategia anticomunista la vienen aplicando durante siglos. Sin dudas que les ha dado resultado. La estrategia es compleja y difícil de rebatir, intenta poner a las revoluciones a la defensiva debilitante. Veamos.
Si la Revolución sale a desmentir la patraña, entonces se identifica con el enemigo oligarca, desdibuja su proyecto social, lo asimila al de los oligarcas. De esa manera se debilita, deja de ser alternativa profunda, sólo se va a diferenciar en las cantidades.
Si acepta la declaración burguesa, entonces activa los miedos, le hace el juego a la ofensiva enemiga.
 
La dificultad reside en que el ataque se origina en los miedos que se instalaron en la etapa de preparación de la ofensiva. Es allí donde está lo más importante de la batalla, es allí donde la información, y la formación cultural juegan un papel decisivo. Las dificultades de hoy, son debilidades en la acción pasada.
Nuestra fortaleza es la confianza que el pueblo tiene en Chávez, que lo sabe capaz de dar la vida por el bien del pueblo, incapaz de aceptar una acción que perjudique a los humildes.
 
¡Chávez es garantía!
 
¡El 26 Chávez!

20.9.10

FIDEL: LA AUDACIA QUE FUNDA

Con motivo de su cumpleaños mucho se ha escrito y hablado de Fidel, son ochenta y cuatro años que la historia analiza con los lentes del afecto y del asombro.
Fidel volvió al camino con su adarga al brazo, tal como corresponde a los grandes de la humanidad. Ahora está en el centro de la política internacional, alerta conflictos nucleares y avisa la hecatombe ecológica, pide Libertad para los Cinco, da entrevistas, manda mensajes a Obama. Su vida es una cátedra de Revolución que debe ser estudiada por todos. Veamos algunas enseñanzas de Fidel.
Una, es la audacia teórica y práctica. El asalto al Moncada es una lección de la capacidad de riesgo que debe acompañar a un revolucionario. No hay posibilidad revolucionaria sin riesgos. Se puede decir que toda revolución está precedida por acciones riesgosas, cruciales, definitorias.
Lenin dio muestra de esta capacidad cuando se traslada al escenario de la Revolución en el “tren sellado”, y al llegar a la Rusia insurrecta derrota las pretensiones de avanzar sólo hasta lo permitido por el sistema burgués, y corrió la hermosa aventura de construir un mundo nuevo, hacer que la Humanidad vuele por terrenos de esperanza.
El 4 de febrero fue un asalto a las convenciones que ataban a Venezuela al pacto de punto fijo. La audacia, el desprendimiento, el riesgo de aquellas horas, aún hacen vibrar a los corazones de los honestos, y nunca serán perdonados por los mezquinos que vieron alterada su cómoda sumisión.
El Cuartel Moncada fue, en ideas del Che escritas en el campo de batalla, “un asalto a la oligarquía y a los dogmas que aplastaban la posibilidad revolucionaria en los países sin desarrollo del proletariado”. Aquel dogma que dictaba la necesidad de bloques dirigidos por unas supuestas burguesías nacionales, fue sustituido por un dogma, una definición fresca y revolucionaria: “El deber de los Revolucionarios es hacer la Revolución”.
 
Y este nuevo dogma es la segunda enseñanza de Fidel: siempre el revolucionario debe intentar hacer la Revolución. Las condiciones para hacer la Revolución surgen del intento revolucionario. Aquellos que se sienten en la puerta de su casa a esperar las condiciones no tienen una actitud revolucionaria.
La tercera enseñanza nos la da Fidel en el ejercicio del poder. Allí la Revolución Cubana nos da lecciones importantes: Los cambios materiales, en las relaciones de producción fueron dirigidos a apuntalar el espíritu social que con los barbudos bajó de la Sierra.
Hoy se discute, después de cincuenta años, lo acertado de las socializaciones de la Revolución Cubana. Algunos dirigentes creen que se equivocaron generalizándolas, nosotros, con el respeto debido a la trayectoria, creemos que esa política fue acertada: así se consiguió el impacto que permitió el cambio indispensable de conciencia
La cuarta enseñanza de Fidel, se resume en la actitud rebelde, irreverente de ese pueblo capaz de rescatar a Elian, entender carencias, de pararse firme frente al monstruo del norte en la crisis de los misiles.
 
¡Fidel y Chávez son Socialismo!

Compartir este post

Comentar este post