Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Un grano de maiz - EL PENSAMIENTO

21 Noviembre 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

quijote

EL PENSAMIENTO (Miércoles 21-11-2012)

 

Esta Revolución es una de las últimas oportunidades de la humanidad. Debemos protegerla de nosotros, de los humanos, de los revolucionarios. 
La esperanza de fracturar las cadenas que hemos creado es el correcto uso de la cualidad distintiva del humano: su capacidad de pensar, de imaginar, es allí que nos esclavizamos. Cada forma de dominación lleva aparejada una forma de aplastar el pensamiento: el fetichismo, la superstición, el dogma, la falta de rigor, el fantaseo, la distracción. 
Desbaratamos lo andado por pensadores anteriores. El método, la filosofía, son olvidados, satanizados. Pensar, aprender a pensar, es mal visto. La improvisación nos atrapa, los argumentos colindan con la estupidez, la palabra se aparta cada vez más de la realidad, estamos atrás de Aristóteles, Hegel no existió, Bolívar es una excusa. Todo se reduce a la ilusión de inventar, cuando sólo descubrimos una y otra vez que la tierra es redonda. 
Para salvarnos es necesario liberar al pensamiento, estimular el rigor. Sólo podrá romper las cadenas de la dominación una sociedad que piense con rigor, con culto por el conocimiento, el de los grandes pensadores, el que requiere esfuerzo para adquirirse. Es necesaria una sociedad cuyos héroes no sólo sean los jugadores más valiosos de las grandes ligas, sino también los científicos que descubren, los filósofos que nos enseñan a pensar y a cambiar la realidad, los historiadores, los geólogos, los filólogos, los que dedican su vida a adquirir y a conservar el conocimiento que nos hace humanos.
Sólo podremos hacer la Revolución prestigiando la POLÍTICA , la grande, la que diseña el rumbo de la sociedad y de los políticos que la tratan como una ciencia y un arte. Es necesario superar la política burguesa, sustentada en la trampita, en la intriga, en gánsters disfrazados de servidores públicos, los que asaltan a la política por el bien de su mafia, de la "cosa nostra".
Uno de los pasos más importantes es rescatar la discusión, de su calidad depende la calidad de la Revolución. Debemos aprender a discutir con rigor, con conocimiento de causa, con estudio previo, sabiendo qué se dice y el significado de lo que se dice. No es posible que nos convoquen a discutir sobre cualquier cosa y acudamos prestos como quien acude a un circo. Gritos, discursos sin contenido, repetición de frases hechas y poses, no son discusión creadora: son alboroto, algarabía irresponsable. La superficialidad, la espontaneidad de los programas de opinión, son sólo publicidad, no hay conceptos, ni rigor.  Hay que discutir por escrito.
En esta Revolución la discusión y su esencia, la irreverencia, el disenso, están satanizados como agresión personal. Las ideas son asimiladas como ataque, la batalla de ideas se transforma en combate a las personas. Decía un gran profesor cubano: "no hay nada más ridículo que pretender propiedad sobre las ideas".
Entonces, lo primero es liberar a las ideas del yugo de sus creadores.

¡Con Chávez Irreverencia y Lealtad!

Compartir este post

Comentar este post