Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín
Ultimos Posts

El títere Obama-El hombre menos poderoso del mundo

6 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica


Information Clearing House
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

El lobby de Israel no tardó mucho en meter en vereda al presidente Obama respecto a su prohibición de establecer más asentamientos ilegales israelíes en tierra palestina ocupada. Obama descubrió que un simple presidente estadounidense carece de autoridad cuando se enfrenta al lobby de Israel y que simplemente a EE.UU. no se le permite hacer una política para Oriente Próximo separada de la de Israel.

Obama también descubrió que tampoco puede cambiar casi nada más, por si algún día hubiera tenido la intención de hacerlo.

El lobby militar y de seguridad tiene en su orden del día la guerra y un Estado policial en el interior, y un simple presidente estadounidense no puede hacer nada al respecto.

El presidente Obama puede ordenar el cierre de la cámara de tortura en Guantánamo y que se detengan los secuestros, las entregas y la tortura, pero nadie cumple las órdenes.

En lo esencial, Obama es irrelevante.

El presidente Obama puede prometer que va a traer a los soldados a casa, y el lobby militar dice: “No, los va a enviar a Afganistán, y mientras tanto inicie una guerra en Pakistán y conduzca a Irán a una posición que sirva de excusa para otra guerra. Las guerras son demasiado lucrativas como para que le permitamos que las detenga.” Y el simple presidente tiene que decir: “¡Sí, señor!”

Obama puede prometer atención sanitaria a 50 millones de estadounidenses sin seguro, pero no puede pasar por encima del veto del lobby de la guerra y el lobby de los seguros. El lobby de la guerra dice que sus beneficios con la guerra son más importantes que la atención sanitaria y que el país no se puede permitir al mismo tiempo la “guerra contra el terror” y la “medicina socializada.”

El lobby de los seguros dice que la atención sanitaria tienen que suministrarla los seguros privados de salud; de otra manera, no nos la podemos permitir.

Los lobbies de la guerra y de los seguros agitaron sus registros de donaciones para las campañas electorales y convencieron rápidamente al Congreso y a la Casa Blanca de que el verdadero propósito de la ley de atención sanitaria era ahorrar dinero reduciendo las prestaciones de Medicare y Medicaid, “controlando las prerrogativas.”

Prerrogativas es una palabra derechista utilizada para denigrar las pocas cosas que hizo el gobierno, en un pasado distante, para los ciudadanos. La Seguridad Social y Medicare, por ejemplo, se denigran como “prerrogativas.” La derecha no para de hablar sobre la Seguridad Social y Medicare como si fueran dádivas de asistencia social a gente poco diligente que se niega a cuidar de sí misma, mientras en realidad los ciudadanos pagan de más por las miserables prestaciones con un impuesto de un 15% sobre sus ingresos.

Por cierto, desde hace decenios el gobierno federal financia sus guerras y sus presupuestos militares con el excedente de los ingresos cobrados por el impuesto de Seguridad Social.

Afirmar, como hace la derecha, que no nos podemos permitir lo único en todo el presupuesto que ha producido consistentemente un excedente de ingresos, indica que el verdadero objetivo es despachurrar al simple ciudadano.

Las verdaderas prerrogativas nunca se mencionan. El presupuesto de “defensa” es una prerrogativa del complejo militar y de seguridad acerca del cual el presidente Eisenhower nos advirtió hace 50 años. Una persona tiene que ser demente para creer que EE.UU., “la única superpotencia del mundo” protegida por océanos al este y al oeste y por Estados títeres al norte y al sur, necesita un presupuesto de “defensa” mayor que los gastos militares del resto del mundo en su conjunto.

El presupuesto militar no es otra cosa que una prerrogativa del complejo militar y de la seguridad. Para ocultar este hecho, la prerrogativa se disfraza de protección contra los “enemigos” y pasa a través del Pentágono.

Yo digo que eliminen al intermediario y simplemente asignen un porcentaje del presupuesto federal al complejo militar y de la seguridad. Así no tendremos que inventar razones para invadir otros países e ir a la guerra para que el complejo militar y de la seguridad obtenga su prerrogativa. Sería mucho más barato darles el dinero directamente, y se ahorrarían muchas vidas y dolor en el país y en el exterior.

La invasión estadounidense de Iraq no tuvo absolutamente nada que ver con los intereses nacionales de EE.UU. Tuvo que ver con los beneficios de la industria de armamentos y con la eliminación de un obstáculo a la expansión territorial de Israel. El coste de la guerra, aparte de los 3 billones de dólares, fue de 4.000 estadounidenses muertos, más de 30.000 estadounidenses heridos y mutilados, decenas de miles de matrimonios estadounidenses rotos y carreras destruidas, un millón de iraquíes muertos, cuatro millones de iraquíes desplazados, y un país destruido.

Todo esto se hizoo en función de los beneficios del complejo militar y de la seguridad y para que Israel, paranoico, armado de 200 armas nucleares, se sienta “seguro”.

Mi propuesta enriquecería aún más al complejo militar y de la seguridad, ya que las compañías recibirían el dinero sin tener que producir las armas. En su lugar, todo el dinero se podría destinar a bonificaciones multimillonarias y a pagos de dividendos a los accionistas. No habría que matar a nadie, dentro o fuera del país, y al contribuyente le iría mejor.

Ningún interés nacional estadounidense necesita la guerra de Afganistán. Como reveló el ex embajador del Reino Unido, Craig Murray, el propósito de la guerra es proteger el interés de Unocal en el gasoducto Trans-Afganistán. El coste de la guerra es muchas veces mayor que la inversión de Unocal en el gasoducto. La solución obvia es comprar Unocal, dar el gasoducto a los afganos como compensación parcial por la destrucción que hemos infligido a ese país y a su población, y traer a los soldados a casa.

El motivo por el cual mis soluciones sensatas no pueden ser realizadas es que los lobbies piensan que sus prerrogativas no sobrevivirían si fueran obvias. Piensan que si el pueblo estadounidense supiera que las guerras se libran para enriquecer a las industrias de armamentos y del petróleo, la gente pondría fin a las guerras.

En realidad, el pueblo estadounidense no tiene voz ni voto en lo que hace “su” gobierno. Los sondeos públicos muestran que la mitad o más del pueblo estadounidense no apoya las guerras en Iraq o Afganistán y no apoya la escalada de la guerra en Afganistán del presidente Obama. Sin embargo, las ocupaciones y las guerras continúan. Según el general Stanley McChrystal, los 40.000 soldados adicionales bastan para estabilizar la guerra, es decir, que siga para siempre, la situación ideal para el lobby de los armamentos.

La gente quiere atención sanitaria, pero el gobierno no escucha.

La gente quiere puestos de trabajo, pero Wall Street quiere mejores precios para las acciones y obliga a las firmas estadounidenses a exportar los puestos de trabajo a países con mano de obra más barata.

El pueblo estadounidense no tiene efecto en nada. No puede afectar nada. Se ha hecho tan irrelevante como Obama. Y seguirá siendo irrelevante mientras los grupos de intereses organizados puedan comprar al gobierno de EE.UU.

La incapacidad de la democracia estadounidense para producir cualesquiera resultados deseados por los votantes es obvia. La total indiferencia del gobierno ante el pueblo es la contribución del conservadurismo a la democracia de EE.UU. Hace algunos años hubo un esfuerzo por devolver el gobierno a manos del pueblo limitando la capacidad de grupos de intereses organizados de invertir enormes cantidades de dinero en campañas políticas y, por lo tanto, comprometer al funcionario elegido con quienes subvencionaron su elección. Los conservadores dicen que toda limitación sería una violación de la garantía de libertad de expresión de la Primera Enmienda.

Los mismos “protectores” de la “libertad de expresión” no objetaron la aprobación por el lobby de Israel de la ley de “expresión de odio”, que criminalizó la crítica del trato genocida de Israel hacia los palestinos y el continuo robo de sus tierras.

En menos de un año, el presidente Obama ha traicionado a todos sus partidarios y roto todas sus promesas. Es un cautivo total de la oligarquía de los grupos de intereses dominantes. A menos que lo salve un acontecimiento orquestado del tipo 11-S, Obama será un presidente de un solo período. Por cierto, el colapso de la economía lo condenará, sin tener en cuenta un “evento terrorista.”

Los republicanos están preparando a Palin. Nuestra primera presidenta, después de nuestro primer presidente negro, completará la transición a un Estado policial estadounidense mediante el arresto de críticos y manifestantes contra las políticas inmorales exteriores e interiores de Washington, y ella completará la destrucción de la reputación de EE.UU. en el extranjero.

Putin, de Rusia, ya ha comparado a EE.UU. con la Alemania nazi, y el primer ministro chino ha comparado a EE.UU. con un deudor irresponsable y despilfarrador.

Cada vez más, el resto del mundo ve a EE.UU. como la única fuente de todos sus problemas. Alemania ha perdido al jefe de sus fuerzas armadas y a su ministro de defensa, porque EE.UU. convenció o presionó, por las buenas o por las malas, al gobierno alemán para que violara su Constitución y enviara tropas a combatir por los intereses de Unocal en Afganistán. Los alemanes pretendieron que sus tropas no estaban realmente combatiendo, sino que estaban involucradas en una “operación de mantenimiento de la paz.” Esto funcionó más o menos hasta que los alemanes pidieron apoyo aéreo que asesinó a 100 mujeres y niños que hacían fila para conseguir combustible.

Los británicos están investigando a su principal criminal, el ex primer ministro Tony Blair, y cómo engañó a su propio gabinete a fin hacer lo que quería Bush y suministrar alguna cobertura para su invasión ilegal de Iraq. Los investigadores británicos no pueden presentar acusaciones criminales, pero el tema de la guerra basada enteramente en un engaño orquestado y en mentiras está obteniendo una audiencia. Resonará en todo el mundo, y el mundo tomará nota de que no hay una investigación equivalente en EE.UU., el país que originó la Guerra Falsa.

Mientras tanto, los bancos de inversión de EE.UU., que destruyeron la estabilidad financiera de muchos gobiernos, incluido el de EE.UU., siguen controlando, como han hecho desde el gobierno de Clinton, la política económica y financiera de EE.UU. El mundo ha sufrido terriblemente gracias a los gánsteres de Wall Street, y ahora mira a EE.UU. con ojo crítico.

EE.UU. ya no cuenta con el respeto con el que contaba bajo el presidente Ronald Reagan o el presidente George Herbert Walker Bush. Los sondeos mundiales demuestran que EE.UU. y su titiritero están considerados como las dos mayores amenazas para la paz. Washington e Israel superan en la lista de los más peligrosos al régimen demente de Corea del Norte.

El mundo comienza a ver a EE.UU. como un país que debe abandonar su posición. Cuando el dólar está sobre-inflado por un Washington incapaz de pagar sus cuentas, ¿el mundo se motivará por la codicia y tratará de salvarnos para proteger sus inversiones, o dirá, gracias a Dios, ¡buen viaje!?

Leer más

¿Cómo será el futuro Ejército de Rusia?

6 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Rebanadas de Realidad -


RIA Novosti, 02/12/09.-


La primera fase de la reforma del Ejército ruso, que oficialmente quedó concluida el 1º de diciembre de 2009, implica transformaciones radicales de las Fuerzas Armadas. Se prevé modificar todos los Ejércitos, su estructura orgánica, sistema de mando y subordinación. La reorganización se inició desde las Tropas Terrestres. Sin embargo, esta reforma suscita mucha polémica en torno a su eficacia.

Reforma del Ejército ruso. Infografía:

A pesar de las transformaciones y una importante reducción del efectivo orgánico, el Ejército ruso siempre se parecía al Ejército soviético destinado, en primer lugar, a librar guerras de envergadura. Desde 1945 la estructura orgánica de las Fuerzas Armadas rusas experimentó tan sólo algunas ligeras modificaciones, mayormente, en el período de posguerra. La división formada por cuatro regimientos fue el principal elemento estructural de las Fuerzas Armadas, y el sistema de dotación de personal tenía previsto aumentar considerablemente el efectivo orgánico en caso de estallar una guerra. Pero actualmente una guerra convencional es poco probable, mientras para obtener victoria en un conflicto local, no se necesita ninguna movilización.

¿Cómo será el futuro Ejército ruso? Se operaron cambios en la jerarquía de las unidades. Antes, el sistema de subordinación era como sigue: Región Militar - Ejército - división - regimiento. Ahora: Región Militar - mando operativo - brigada. La estructura de brigada es mucho más flexible y eficaz en caso de conflictos locales, cuando divisiones resultan demasiado numerosas y regimientos no tienen instrumentos necesarios para actuar en forma independiente.

Las brigadas son unidades de permanente disponibilidad operacional, capaces de librar combates empleando grupos móviles tanto en forma independiente como en cooperación con otras brigadas bajo un mando único.

Además, en todas las Regiones Militares se emplazarán brigadas de despliegue rápido. Lo más probable es que su financiamiento corra a cargo de las Tropas Aerotransportadas.

No obstante, los resultados de la reforma son poco esperanzadores todavía. Después del examen realizado por el Estado Mayor, un 60% de brigadas recibió la nota "aprobado", una tercera parte sacó "notable", y ninguna de las brigadas terrestres consiguió "excelente".

Esto se debe tanto a la complejidad de implantar el nuevo modelo de las fuerzas armadas como a un insuficiente nivel profesional de los militares y la escasez de los equipos modernos. Los cambios en el sistema de subordinación deben resolver los problemas mencionados. De otro modo, la disponibilidad operacional de las nuevas unidades dejará mucho que desear. La implantación del nuevo modelo de las Fuerzas Armadas supondrá cambios también la composición del personal. Antes de iniciarse la reorganización, la parte de oficiales de carrera fue superior al 30% (más de 400 mil en el Ejército que cuenta un millón 200 mil efectivos). Se prevé que, una vez llevada al cabo la reforma, la parte de oficiales de carrera se reducirá hasta un 15% (150 miles de hombres). Esta reducción afectará, en primer lugar, a oficiales y generales de Logística y de Estado Mayor, pero el número de oficiales de escala inferior aumentará desde 50 hasta 60 mil.

Los suboficiales pasarán a desempeñar un papel mucho más importante en la instrucción de militares profesionales de tropa y marinería y soldados de reemplazo. O sea, la implementación de un ejército profesional permitirá elevar la eficacia del servicio militar.

La nueva estructura de las Fuerzas Armadas prevé una reducción contínua de soldados de reemplazo, pero todavía no se ha logrado conseguirlo.

La estructura de la Fuerza Aérea rusa también experimentará cambios profundos. Hacia 2010, este Ejército estará integrado por siete Comandos operativos, cuatro de los cuales se responsabilizarán de la Aviación Táctica y la Aviación de Ejercito, mientras otros tres coordinarán las acciones de la Aviación Estratégica, de la Aviación Militar de Transporte y de la Defensa Aeroespacial. Todo esto persigue el objetivo de aumentar la flexibilidad táctica y operativa de la Fuerza Aérea.

Pero de momento es prematuro hablar del éxito de la reforma, sobre todo teniendo en cuenta que la vida útil de la mayor parte de aviones de guerra está a punto de expirar, y su reemplazo por aparatos nuevos transcurre con mucha lentitud.

Suscitan preocupación también muchos otros aspectos de la adaptabilidad operacional de las Fuerzas Armadas, antes que nada, una insuficiente dotación de material bélico moderno, bajo nivel de adiestramiento y, por fin, una evidente desfase entre el ritmo de rearme y las necesidades de las tropas. El departamento militar no da la debida cobertura informativa al concepto, desarrollo y perspectivas de la reforma. Como consecuencia, la mayoría de ciudadanos, militares incluidos, tienen una idea bastante confusa de este importante proceso

Leer más

América Latina - Imperialismo, Socialismo e Indigenismo

6 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica





“Llamamos socialismo al movimiento real que transforma y humaniza la realidad existente”

El principal problema de los pueblos “latinoamericanos” es la dominación extranjera. Los imperios nos dividieron durante 517 años para dominarnos y las oligarquías regionales fueron sus instrumentos. Recién empezamos a unirnos para quitarnos ese yugo.

Esa es la principal tarea de las revoluciones que encabezan diferentes gobiernos en la actualidad. Ellas transitan por caminos civilistas, pacifistas, e institucionales, acudiendo – donde las condiciones están dadas – a Procesos Constituyentes. Para poder avanzar hay que unir a la inmensa mayoría de la población en cada país y construir la Patria Grande Latinoamericana.

Enfrentamos una “dualidad de poderes”. Los nuevos gobiernos han heredado Estados minusválidos. La globalización neoliberal los despojó de muchos poderes, por lo que no cuentan con la fuerza que se quisiera. No es cuestión de voluntad. La fuerza del capital sigue ahí, representada en relaciones económicas, poder mediático, influencia cultural ( bancos, poder militar, religioso y estructuras clandestinas y paralelas).

Las políticas de los gobiernos han delimitado o afectado parcialmente el poder de las transnacionales y de algunos grupos económicos monopolistas. Se ha mejorado sustancialmente la inversión social y generado condiciones para estimular la participación ciudadana y popular.

Sin embargo, los procesos de cambio son relativamente débiles. Algunos de los gobiernos no tienen mayorías parlamentarias y su poder real es limitado. El apoyo del 50 o 60 % de los ciudadanos “votantes”, a pesar de ser importante, no es suficiente para sustentar transformaciones estructurales. Debemos y estamos obligados a ir más allá. Pero hay que hacerlo con paciencia y sin voluntarismos vanos.

Lecciones e ilusiones

El anterior período de lucha de los pueblos latinoamericanos está representado por la revolución cubana. La “toma del poder” por la vía insurreccional generó ciertos espejismos. La reforma agraria democrática y la intervención de sectores estratégicos de la economía (nacionalización), unieron a las mayorías populares, y el camino parecía despejado.

Se intentó avanzar hacia fases superiores en la construcción de la nueva sociedad apoyándose en la URSS. Sin embargo, la lección es que la “apropiación colectiva de los medios de producción y de vida” necesita mayores condiciones materiales, geopolíticas y de desarrollo político y cultural. El socialismo en un solo país es un imposible histórico.

Es más, los hechos vienen demostrando que las políticas sociales equitativas y anti-monopólicas, volcadas al mercado interno de cada país, presentan resultados muy limitados.

En los procesos de cambio de la URSS y Europa Oriental la ilusión se hizo evidente. Una vez se superó la presión externa - que amenazaba la unidad nacional ( II Guerra mundial) –, las contradicciones internas se convirtieron en el problema central.

La enseñanza consiste en que los problemas endógenos exigen serios conocimientos de la sociedad y visión estratégica de largo plazo. El reto de mantener unidas a las mayorías populares, a los pueblos y a las nacionalidades que componen toda gran Nación, adquiere nuevas dimensiones. He allí el quid del asunto.

En el caso de Cuba, el bloqueo norteamericano “facilitó” – involuntariamente – esa tarea. No significa que los revolucionarios cubanos hubieran sucumbido frente a otra estrategia imperial. Eso no lo podemos afirmar, no somos adivinos.

Necesitamos, entonces, mayor claridad política para unificar a todo el pueblo y para consolidar la integración regional. La Patria Grande Latinoamericana es fundamental para avanzar con estabilidad y fuerza creciente.

El arte consiste en ganar aliados, neutralizar a las fuerzas vacilantes, debilitar al máximo al enemigo, escoger los terrenos favorables, concentrar las fuerzas en los momentos decisivos y cazar las peleas que podamos ganar. Claro está, todo ello responde a la caracterización que hagamos de lo que es “pueblo” para cada etapa de nuestras luchas.

Habrá quienes niegan la necesidad de las etapas porque la visión insurreccional induce una mirada delirante que niega toda táctica. Con ellos/as no hay posibilidades de discutir estos temas. Si no hay etapas, no hay estrategia.

Unidad y dominación imperial

Nuestro principal limitante es la falta de autonomía e independencia. Llevamos cinco siglos de invasión y de dominación imperial (ibérica, inglesa, estadounidense, holandesa ). Siempre lo decimos, pero pareciera que no lo interiorizamos.

Hay que insistir: ellos nos dominan porque nosotros – de alguna manera – se lo permitimos . Así de sencillo. No hay dominación sin sumisión; ni puede haber fuerza si no hay unión.

Nos separan “falsos” nacionalismos oficializados a principios del siglo XIX. En realidad son “precarias naciones” creadas por las clases hacendatarias, que por circunstancias geográficas y socio-históricas están en la tradición y el alma de nuestras gentes.

Quienes estimulan las contradicciones para incentivar envidias, recelos y prevenciones, lo hacen también al interior de cada país. Tratan de aprovechar la más mínima fisura.

Ellos saben que si las actuales revoluciones nacionalistas ganan fuerza para la Patria Grande , no sólo están perdidos, sino que las condiciones para retomar y renovar los ideales de transformación estructural pueden poner en peligro todo su sistema capitalista.

Así como los pueblos ideamos formas de unirnos y de lucha, los especialistas imperiales trabajan para debilitarnos. Desean enfrentar a Chile con Bolivia y Perú. Quieren incendiar Centroamérica, empezando por Honduras. Colombia es punta de lanza en Sudamérica. Planean más divisiones y pugnas. Ellos no duermen, saben lo que están perdiendo .

Hay que estar vigilantes. Nuevas aventuras están en la agenda del imperio. El momento es de quiebre. Por eso, nuestra acción debe ser calculada y precisa.

No debilitar el frente anti-imperialista

De acuerdo a nuestra visión, quienes impulsan el “socialismo” en sus diversas variantes, parecieran no percatarse de los peligros que ello implica.

Una cosa es que los sectores populares dirijan o “hegemonicen” (en el sentido “gramsciano” de la palabra) la lucha por la liberación nacional y la democracia participativa , y otra, que en forma inmediata tengamos la fuerza y la capacidad real de avanzar hacia “tareas socialistas” (hay quienes creen que de ipso facto podemos cambiar el modelo de producción imperante ).

Les hacemos un flaco favor a nuestros enemigos cuando debilitamos el frente anti-imperialista y anti-oligárquico.

Pretender pasar por encima de las condiciones reales es un error. Debemos tener en cuenta no sólo las bases materiales de nuestras sociedades sino la conciencia de los pueblos y su disposición a avanzar en una u otra dirección.

La unión de los empresarios medios, las clases medias y populares, incluyendo campesinos indígenas, mestizos y afrodescendientes, los trabajadores, y la gran masa de población vinculada a la economía informal, es indispensable para consolidar la lucha contra las elites y sus patrocinantes de afuera, el Partido Imperial. El método y la herramienta es la democracia siempre más participativa.

Debemos construir soberanía política para marchar hacia una efectiva autonomía. Es vital crear condiciones en donde los pueblos y los trabajadores vamos avanzando hacia nuevos escenarios. A esta tarea le llamamos construir “hegemonía social”.

La hegemonía social

En el proceso de liberación, las clases históricamente explotadas y excluidas van abriendo la brecha y construyendo su emancipación. La hegemonía de una elite sobre los demás sectores de la sociedad, es determinada ciertamente por el control del poder político, pero esto no es todo. El problema sobrepasa la dimensión del determinismo económico.

Construir hegemonía implica que las clases dominadas de una sociedad logren apropiarse de espacios que tradicionalmente están en manos de las elites.

La apropiación del conocimiento, el afincamiento de culturas populares, la capacidad de elaboración simbólica, que hagan posible la expansión de su influencia hacia toda la sociedad, es algo fundamental en ese proceso.

En esa dinámica la conquista del poder político es fundamental para potenciar nuestros esfuerzos, evitar que los gérmenes populares sean destruidos, y todo ello permita la afirmación de un nuevo poder orgánico, capaz de inducir hasta un cambio de paradigmas.

La hegemonía social - según Antonio Gramsci - se construye sobre la base de una nueva concepción del poder que, no es sólo, política más (+) economía, sino que un bloque social ha madurado la capacidad de dar respuesta propia a todos los problemas de la sociedad.

Esto será posible comenzando a utilizar de forma óptima, apropiada, democrática, participativa, las herramientas del poder político. Los movimientos sociales y la sociedad civil deben contar con absoluta autonomía para desarrollar un control social activo que haga posible y viable la construcción-transformación del nuevo Estado.

Se trata de avanzar y consolidar fuerzas. Midiendo, calculando, uniendo a las mayorías, copando espacios, superando nuestras propias limitaciones y derrotando a quienes nos adversan. Errando y corrigiendo, experimentando y aprendiendo.

La integración no homogenizante

En el caso de América Latina debemos avanzar en los procesos de integración nacional y regional. No se trata de homogeneizar a todo el mundo. A partir de respetar las diferencias, ir construyendo un nuevo tipo de identidad que implica reconocer - con toda claridad y plenitud -, las diversas y complejas identidades y realidades existentes.

Algunos pueblos originarios de América están recuperando a fondo sus coincidencias ancestrales. Otros, están más abiertos al mestizaje. Pueblos mestizos y afrodescendientes buscan caminos, variados, combinados; explorando, aprendiendo a reconocerse. Se nos negó la construcción de nuestra diversa identidad porque nunca se nos dejó ser nosotros mismos.

Ahora, la democracia popular participativa debe permitir que nuestros pueblos y comunidades se autoafirmen y determinen. Esa es la clave de nuestro futuro inmediato.

Por ahora, a las mayorías no les interesa el socialismo [1] . Eso debemos decirlo. Y no sólo eso; como no saben que es [2] , le temen. El lavado de cerebro (trabajo ideológico) realizado por la burguesía mundial ha sido eficaz. Lo hicieron aprovechando los fracasos del socialismo real del siglo XX.

Es revelador que sobre el cadáver del socialismo estatista construyeran su ideología neoliberal que se concreta en un Estado reducido a su mínima expresión, todo el poder al mercado, cero (0) planificación, eliminación de los sindicatos, ciudadanos transformados en consumidores, y especulación a todo nivel.

Algunos sectores creen que resuelven el problema con solo llamarse “socialistas” o repetir invocaciones al “socialismo”. Hace parte de las ilusiones y auto-engaños.

Los pueblos originarios y el separatismo indigenista

En América Latina los pueblos originarios, raizales, y campesinos tradicionales (indígenas, mestizos y afros) han podido resistir en mejores condiciones a la avalancha de la globalización neoliberal porque cuentan con dos condiciones especiales:

a) Han mantenido una estructura organizacional de carácter comunitario que les ha permitido defender y/o recuperar territorio y autoridad propia.

b) Su cosmovisión ancestral les facilita mantener y desarrollar sistemas económicos que no agreden a la naturaleza y que refuerzan su unidad.

Son ventajas evidentes ante un capitalismo que fracasó en su intento de “dominar” y anexarse integralmente la vida y la naturaleza para su definitiva y fatal domesticación (especialmente la agricultura, pero también al mismo ser humano).

La naturaleza, incluida la humana, resistió sus prácticas estandarizadoras. La crisis ambiental, energética, alimentaria, e incluso, la crisis espiritual que sufre la humanidad, es la respuesta de esa “fuerza vital” a la agresividad capitalista.

Esas ventajas de los pueblos originarios y comunidades tradicionales frente a la población desarraigada se materializan en la conservación de sus ambientes “naturales”, el apego y la defensa del territorio, la fuerza y el respaldo de sus familias, la cohesión de los lazos sociales locales, las formas de solidaridad de la vida comunitaria. Resisten en forma organizada y son un faro para el conjunto de la población. [3]

Pero mucho ojo, así como son punto de apoyo para nosotros, también pueden – en un momento y en condiciones particulares - ser referentes para quienes nos quieren dividir.

Los estrategas del imperio saben que las oligarquías regionales han perdido cualquier tipo de identidad nacional, si es que la tuvieron. Son apátridas, mentalmente colonizados. Sólo la colombiana y peruana, se sostienen en Sudamérica, más por nuestros errores que por sus aciertos.

La capacidad de esas oligarquías para dividir a los pueblos y naciones latinoamericanas está llegando a su fin. Por ello los imperios requieren con urgencia, nuevos motivos para enfrentar y fragmentar.

Los capitalistas imperialistas saben que en el tema étnico-cultural hay un potencial para explotar en su beneficio. Kosovo y los Balcanes fue su último experimento exitoso. Darle prioridad al tema étnico por encima de la unidad nacional y de las coincidencias de clase (campesina u otras), es fundamental para esa estrategia divisionista.

Los procesos de cambio y el multiculturalismo

Las actuales revoluciones democráticas se han alimentado – en gran medida - de las luchas de los pueblos y comunidades contra la depredación globalizante del neoliberalismo.

Ellos se apartan, en algunos aspectos, de la lógica del gran capital. Por ello, son un punto de partida y un potencial de la nueva nacionalidad Indo-afro-euro-americana, en construcción.

Esos pueblos mantienen una relación de “mutuo beneficio” con la naturaleza. Preservan, además, lazos familiares y tribales que los han protegido de la descomposición total. Son conservadores de biodiversidad en todo el sentido de la palabra.

Una ideología étnica (multiculturalismo) ha surgido al calor de esa resistencia. No es una idea sociológica o antropológica de carácter académico, sino un sentimiento real, presente en los actores mismos. Otros sectores sociales también lo perciben y reconocen. Algunos añoran lo que han perdido; otros admiran ese comportamiento y actitud presente y viviente en dichos pueblos. Es un acumulado histórico, político, cultural que se manifiesta también en formas económicas “populares”.

El problema surge cuando estímulos externos influyen a los dirigentes para convertir esas potencialidades en una ideología “indigenista”. Una especie de “separatismo originario” se configura en algunas mentes. Se elaboran categorías ahistóricas para justificar tal pretensión. Se conceptualiza el “derecho mayor”.

Tal tipo de separatismo puede convertirse en una amenaza, no sólo para la unidad interna de los pueblos en cada país, sino para el proceso de integración regional. Además, de hecho debilita al movimiento indígena, porque lo aísla de sus amigos y aliados.

Por ejemplo, ya está planteada la consigna de la gran nación aymará-quechua. Ella se debería constituir con gran parte de los pueblos que estuvieron bajo la dominación incaica que hoy pertenecen a Ecuador, Perú, Bolivia, parte de Chile, Argentina y Paraguay. ¿Es esto posible? ¿Qué lo hace viable?

Esa idea de gran nación que reconfigure la región andina puede hacerse realidad, siempre y cuando se hayan derrotado las oligarquías de todos los Estados nacionales. Esa posibilidad no debe asustarnos. La última palabra la tendrán los mismos pueblos mediante una decisión plena, democrática, bien pensada y discutida.

El problema es el momento y la oportunidad. Si esa tarea debilita o se contrapone a los procesos de autodeterminación y de avance social de las naciones en su conjunto, puede convertirse en un factor de división y debilitamiento.

No podemos desconocer que el Imperio prepara una guerra a muerte en Suramérica. Necesitan recuperar los recursos energéticos que insensatamente ya agotaron en su territorio.

En esa guerra, la repetición del genocidio de las estirpes originarias es un riesgo de primer orden. Ya lo estamos viviendo. Los Estados Unidos se edificaron sobre la sangre de la población nativa masacrada. No lo olvidemos.

Así como se pretenden imponer “tareas socialistas” que desmejoran el frente anti-imperialista y anti-oligárquico, las “metas indigenistas” pueden también afectar las luchas nacionales por independencia y autonomía. [4]

La actitud ante el problema

Esta preocupación no es gratuita. En varias regiones de América Latina se empieza a percibir esa realidad. Y, el problema se puede agravar si no lo reconocemos.

Si la dirigencia de los procesos de cambio - revolución bolivariana (venezolana), ciudadana (ecuatoriana), del Buen Vivir (boliviana), y otras -, no es consciente de ese problema, puede alimentar las contradicciones y conflictos. Si se aplican concepciones autoritarias, “integristas”, de “centralismo nacional”, que son una amenaza para los pueblos originarios y comunidades étnicas tradicionales, estaremos haciéndole el mandado a nuestros peores enemigos .

Hay que recordar que los pueblos indígenas han sido los insuperables guardianes de la naturaleza. Donde hay pueblos originarios hay recursos naturales; donde ellos han sido arrasados, la biodiversidad ha desaparecido (EEUU y Europa). Se trata de una deuda histórica incuestionable.

En el manejo de las políticas económicas inmediatas y urgentes hay que evitar esos errores. La necesidad de mantener proyectos de explotación y extracción de recursos naturales en territorios indígenas puede – como está ocurriendo – estimular y agudizar serias confrontaciones y fisuras. L as comunidades han emitido un NO rotundo y absoluto a la minería a cielo abierto; los gobiernos deben obedecer. No debe haber ni siquiera discusión.

O, también, en la “prestación” de los servicios de educación y salud, en el diseño de las políticas ambientales, y en muchas de las acciones gubernamentales hacia los pueblos indígenas, si no se tiene claridad, se puede atentar contra las fortalezas que le han permitido resistir a dichos pueblos.

Se puede crear, sin necesidad, un conflicto de marca mayor que, por otro lado, afectaría nuestras mejores reservas y potencialidades.

Para garantizar una efectiva inclusión de los pueblos, n o basta el reconocimiento formal – constitucional y legal - de la pluri-etnicidad y la multi-culturalidad. Hay que ir más allá.

Debemos elaborar las políticas con ellos. Convenir que debe haber una etapa de transición para acumular fuerza económica y política. Su objetivo es acabar con una economía basada en la mono-exportación de los recursos naturales.

Tenemos la obligación de construir confianzas y compromisos. Que quede explícito que estamos decididos a acabar con las aberraciones del modelo capitalista neoliberal.

Si no consolidamos esas alianzas y acuerdos seguramente no vamos a poder contar con la fuerza de los pueblos indígenas para conquistar la 2ª independencia. Y eso es grave.

Y, el gringo está allí, esperando y promoviendo la división. Múltiples y numerosas ONGs, con importantes recursos y mucha experiencia, pueden ser herramientas – algunas sin saberlo - de un separatismo inducido. [5]

Las fuerzas del cambio y los gobiernos nacionalistas no deben perder la perspectiva. No pueden cortar sus raíces negando su origen. Todo está en nuestras manos, siempre y cuando nos sintonicemos con nuestros pueblos. No es posible saltar etapas ni coger atajos.

Si la soberbia, el autoritarismo, el burocratismo, se vuelven una traba y un obstáculo para avanzar, será necesario profundizar la revolución democrático-popular. No significa “socialismo” inmediato, pero sí mayor hegemonía popular.

El problema es saber sí tenemos las reservas y acumulados para hacerlo bien. Lo esencial es no dividirnos en el proceso. He allí los dilemas que tenemos al frente.

Conclusión: La lucha nacional por la Patria Grande indo-afro-euro-americana y la democracia participativa en ascenso, son el norte prevaleciente en esta etapa, que debe marcar el ocaso definitivo del partido imperial. Lo demás es forzar, dividir y debilitar.

 

 

 



[1] Que nos guste o no, inevitablemente asociados a la experiencia del “socialismo real” instaurado en la Europa oriental tras la avanzada de la Armada Roja hasta Berlín.

[2] Es una referencia intelectual y práctica eminentemente euro-céntrica.

[3] En este sentido estamos estudiando los aportes de Elinor Ostrom, Premio Nobel de Economía 2009. Ver su libro: “El gobierno de los bienes comunes – La evolución de las instituciones de Acción Colectiva”. Fondo de Cultura Económica. 1990.

[4] Si el subcomandante Marcos y los neo-zapatistas han podido resistir hasta hoy (así sea replegados, y escasamente armados), es precisamente porque ondean sus banderas negras con estrella roja al lado del tricolor mexicano.

[5] Lo que ocurre en el Cauca es una lección. Parte del movimiento indígena lleva 25 años de indigenismo y está siendo cada vez más aislado y debilitado frente al conjunto de la sociedad. La estrategia de La Minga es un buen intento por rectificar. Internamente se desgasta por dos vías: una, jalonada por los que se “cierran” creyendo que es la mejor defensa; y la otra, por los que se “abren al mercado”, pero lo hacen renunciando a lo que les da la fuerza. ¿Que es lo que les da fuerza? Su cosmovisión que los conecta a la naturaleza, que les da identidad y poder comunitario.

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa de los autores, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Leer más

El capitalismo y el hambre

6 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica



El capitalismo y el hambre

Por William Grigsby


Uno de los resultados netos del capitalismo como sistema, es el hambre y la vida en los gobiernos neoliberales fue una demostración

04 de diciembre de 2009 | 18:57:34

Uno de los resultados netos del capitalismo como sistema, es el hambre... Nicaragua no es la excepción. En el año 2007, un poco antes, finales del 2006, la FAO, una Organización Mundial de Naciones Unidas dio una alerta y dijo: “en Nicaragua, el 27% de la población está mal nutrida.” Ese es un lenguaje elegante para decir, 27% de la población es hambrienta; 27% sobre casi 6 millones, son millón y medio de nicaragüenses, que tenían hambre en aquella época.

Pero para el Gobierno de entonces, el Gobierno de Enrique Bolaños, eso no era ningún problema... “eso es parte de la pobreza; eso es que la gente no quiere trabajar, hay trabajo pero la gente no quiere; hay tierras, pero la gente no quiere cultivarla; también hay crédito, pero la gente no quiere enjaranarse...” ¡de todo decían Bolaños, Montealegre, los Diputados liberales de hoy, que entonces eran Ministros, los empresarios!

Uno de los cambios radicales que ha ocurrido en este período, es que, para el Gobierno del Presidente Daniel Ortega, para el Gobierno del Frente Sandinista, una persona que tenga hambre ¡y es un problema de Estado! Es decir, no puede ser que el hambre sea ajeno a los asuntos de Estado, a los asuntos del Gobierno, del Parlamento, de cualquier institución del país. Porque si hay aquí en Nicaragua, autoridades constituidas es, entre otras cosas, para resolver problemas como el hambre. No es posible permanecer ajeno a una realidad tan lacerante, tan difícil, tan vergonzosa para el resto de nicaragüenses que no padecemos el hambre.

Entonces ¿qué se ha hecho frente al hambre? Se han hecho muchas cosas en el país... ¡tantas, que hoy somos uno de los 16 países modelo de cómo debe enfrentarse el hambre en el mundo! Somos de los pocos países que va con una meta serena, a cumplirse, de los objetivos del Milenio, en términos de reducir o aniquilar el hambre en el país. No lo hemos hecho todavía... ¡por supuesto que no! Fueron 17 años de latrocinio capitalista, llevamos tres años en el poder, pero lo hemos reducido significativamente.

¿Y cómo lo hemos hecho? Y los nicaragüenses lo hemos hecho, los sandinistas en el Gobierno y los nicaragüenses desde la sociedad... ¡todos lo hemos hecho! ¿Cómo lo hemos hecho? Hay distintos Programas, sólo les voy a señalar dos: el Programa Productivo Alimentario, que le llaman el Bono Productivo Alimentario; hay muchas formas que le dicen: el Plan contra el Hambre, el Hambre Cero, etc.

Fíjense, la meta era 15 mil familias por año; el Gobierno de Nicaragua decidió en el año 2009, subir esa meta a 100 mil. Hasta ese momento, hasta principios de 2009, eran familias campesinas que tuviesen una manzana o más, sin experiencia, o con algún tipo de ganado, pero sin ganado mayor. A partir de este año se incorporaron otras 20 mil familias más, que en cinco años van a recibir este Bono; y que son familias que tienen menos de una manzana y nunca han tenido experiencia de ganado.

¿Por qué se escoge de esta forma? Se hizo un censo al principio... ¿cuántas familias son las que están en esta situación, que es la miseria total? Son muchísimas familias campesinas que no tienen tierras y que no tienen de qué vivir, sólo su fuerza de trabajo, y a veces, que las contratan. Y las contratan a veces sólo por la comida del que llega a trabajar, no de la familia. ¡Es una miseria terrible la que hay en el campo nicaragüense, heredada de ese sistema capitalista! ¿Cuántas familias habrá en Nicaragua con esa característica de miseria? De acuerdo a este censo, son aproximadamente 150 mil las familias que están ubicadas de esa manera.

Es decir, si lo ponemos así, con casi 50 mil familias que se han beneficiado en estos tres años de gobierno con ese Programa, quiere decir que la tercera parte de los más miserables de este país, ya no son los más miserables, sino que ya produce sus propios alimentos, ha producido al menos 40 mil fuentes de empleos en el país... ¡fíjense, en el campo! Y empieza a producir tanto, que ya le vende a las comunidades. Eso se llama, primero, resolver un problema social y humano, que es el hambre; y segundo, empezar a resolver un problema económico, que es el subdesarrollo y la escasa producción de alimento.

Pero hay otros datos que también son importantes. Por ejemplo, decíamos que en total, se han beneficiado casi a 50 mil familias, entre las familias que tienen menos de una manzana y las familias que tienen más, van casi 50 mil. Pero además, se inventó o se creó un Bono de Patio le llaman, de Economía de Patio, con el objetivo de atender a las familias semirurales que viven en los anillos alrededor de las ciudades como León, como Managua, como Matagalpa, como Chinandega, como Estelí, como Granada, Masaya mismo.

Las ciudades siempre tienen un anillo semirural, la gente ahí vive y vive de su tierra, y son gente que tiene una manzana, un cuarto de manzana, gente muy pobre, pero son olvidados, porque ni viven en la ciudad, ni tampoco viven en el campo propiamente. Entonces para esas familias, en el caso de Managua, se han distribuido Bonos de Economía de Patio, ¡imaginen!

Otra característica importante. Tanto el Bono Productivo Alimentario como el de Economía de Patio ¡son para mujeres! Son las mujeres las que son capacitadas. Son las mujeres las que asumen en propiedad, el chancho, la vaca, las aves de corral, las semillas, la capacitación. Son las mujeres campesinas, históricamente marginadas, y hoy empoderadas por este Gobierno.

Es decir, resolvés tres cosas: resolviste el hambre, como un problema humano; empezás a resolver el problema de Desarrollo Nacional y, tercero, empezás a sacar de la marginación y de la ignorancia a las mujeres campesinas, que son el sostén de la economía en el campo.

Pues bueno, solamente en esta media luna de Managua, por ejemplo, qué sé yo... San Isidro de la Cruz Verde, San Isidro de Bolas, Esquipulas, Las Esquinas, ahí por el lado de Ticuantepe, toda esa parte de la media luna que se conoce, ahí se han entregado, repito, los Bonos de la Economía de Patio. ¿En qué consiste? 6 aves de patio, 5 gallinas y un gallo; un pelibuey, dos plantas frutales, dos cepas de chagüite, 5 sobres conteniendo semillas de hortalizas, 10 yardas de plástico negro, un módulo de herramientas, compuesta por machetes, rastrillo, azadón y pala. ¿Qué te parece? Eso se ha resuelto en Managua y han beneficiado como a 9 mil familias, ¡sólo aquí!

Es decir, son cosas estratégicas que responden a una lógica: la lógica de que el país se va a desarrollar, a partir de lo que más tenemos... tierra y gente. Y vamos a producir alimentos para nosotros mismos y para exportar. Una decisión estratégica tomada por este Gobierno, que sin duda, va a anclar a Nicaragua en el camino al desarrollo.

Recuerden, la lucha es el más alto de los cantos y si nos unimos... ¡somos invencibles!

http://www.lavozdelsandinismo.com/opinion/2009-12-04/el-capitalismo-y-el-hambre/

Leer más

Herramientas de la Corrupción Médica.

5 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Felipe Guzmán / Médico Gastroenterólogo venezolano / Vocero de la CONAMEV

            


 

El plan neo-colonizador en que se inspiró durante los años 90 John Williamson, padre del Consenso de Washington para dominar a la América Latina , contemplaba en forma evidente 10 medidas económicas. Digo en forma evidente porque sin duda alguna, no podía plasmar dentro del listado de medidas, a la corrupción; aliado fundamental del dinero para someter a los pueblos y gobiernos.

Este plan se nos vendió como el mejor programa económico, que los países Latinoamericanos deberíamos aplicar para impulsar el crecimiento. Tampoco nos dijeron que era el crecimiento del imperio, no de nuestros ya estragados pueblos. Así la cuarta república no solo lo compró, asumió, implementó y reprodujo, lo asimilo como suyo.

Estos fundamentos, sin duda económicos, tenían un profundo sustento ideológico, que en forma inmediata, pasaron de una propuesta local a una propuesta global, pariendo así al neoliberalismo.

La privatización y la desregulación fueron de la mano con el “derecho a la propiedad, al libre mercado y el perverso juego de la oferta y la demanda”, conspirando contra la salud pública. La dimensión de la Salud se trastocaba y pasaba de ser un derecho fundamental, a una mercancía. Este plan se transversalizó, iniciándose así entonces, la privatización no solo de la salud, sino que también, la educación, seguridad, servicios públicos y pare de contar. Sino, pregúntenles a los argentinos.

Desde noviembre de 1989 cuando Williamson formuló el documento “What Washington Means by Policy Reform” (“Lo que Washington quiere decir con política de Reformas”) transcurrieron 10 años, hasta que llegó la Revolución Bolivariana , referente mundial esta última, para el rescate de la humanidad y la transformación integral del ser humano, ante la avanzada del neoliberalismo salvaje. Ya el mal estaba hecho. La inversión de las camas y la oferta de servicios del sector público de la salud, no tardo mayor tiempo en pasar al sector privado; detrás de ellas la conciencia y la dignidad de much@s colegas, también.

Situación que hoy combatimos y que tanto disipa los grandes esfuerzos de Chávez y del gobierno revolucionario, para poder rescatar el sector público de la salud, para garantizar así, plenamente este derecho al pueblo.

Se privatizó, mercantilizó, corrompió y pervirtió el acto médico. Se convirtió en un medio par acumular fortuna. En este juego perverso, el papel de los HCM es fundamental. Los medios de comunicación hicieron su aporte y, sacaron y siguen sacando su buena tajada, con la mediática alienante de la mano de las trasnacionales de la farma-industria, la tecnología de punta y los jerarcas de la iglesia. Esto cuenta con la bendición y la complicidad del gremio y sus instituciones.

Dentro de las prácticas perversas del capitalismo, con su eufemismo descarado presentó a los HCM, como un logro de la lucha de clases, como una reivindicación laboral, tratando de edulcorarlos, ya que como despreciable expresión de exclusión social y de la privatización de la salud que son, no resultan fácilmente digerible. Así, los trabajadores fueron suicidas de sus luchas laborales, cómplices inocentes con el fraccionamiento del salario y condenaron a muerte, la digna jubilación y pensión de vejez, que por legítimo derecho corresponde.

Los mercaderes de la salud son aliados del imperio y enemigos de los pueblos.

Son corruptos que corroen los cimientos morales y éticos de las generaciones por venir y, condenan al oprobio a la especie humana.
Leer más

Irán colaborará en ensamblaje de tractores agrícolas de Bolivia

5 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica



De ser reelecto para un segundo período presidencial, el jefe de Estado se comprometió a intensificar su política para mecanizar el agro en el país, y lograr el ensamblaje de unos 50 tractores por la Compañía Boliviana de Tractores en una primera fase con la ayuda de China.

spacer
 
TeleSUR _
Teherán manifestó su interés de colaborar con una corporación de las Fuerzas Armadas (FF.AA.), de Bolivia para ensamblar tractores agrícolas, según informó el presidente, Evo Morales, a propósito de la visita que su homólogo iraní realizara recientemente al país suramericano.

En medio de la visita oficial que Ahmadinejad realizó hace una semana a Bolivia, algunos técnicos iraníes aprovecharon para expresarle al jefe de Estado boliviano su deseo de trabajar con la empresa Corporación de las Fuerzas Armadas para el Desarrollo Nacional (Cofadena).

Morales adelantó a su gabinete que debía ir organizando sus líneas de acción en vista un posible acuerdo de apoyo entre ambas naciones.

"Me reafirmaban los técnicos (que) si empezamos hoy día a ensamblar tractores con Irán, en ocho meses nos entregarían tractores en estas instalaciones de Cofadena", señaló Morales, durante un acto de inauguración de operaciones de la "Compañía Boliviana de Tractores" (CBT), que ya cuenta con apoyo de China.

Agregó que los técnicos de Irán conocen las instalaciones de la empresa militar, así como sus características y potencialidades, pues ya habían visitado el lugar en días pasados.

En este sentido, el presidente andino aseguró que su cuerpo de ministros de Planeamiento y Defensa "tienen instrucciones precisas de avanzar rápidamente en estos acuerdos con Irán para que Cofadena pueda ensamblar tractores al servicio del pueblo".

La primera entrega que se hizo de cientos de tractores a campesinos, fue gracias al respaldo financiero que Venezuela prestó.

Este domingo se realizarán las elecciones generales en Bolivia, jornada a la que asistirán cerca de cinco millones de ciudadanos, donde se espera que el Movimiento Al Socialismo (MAS), que lidera el mandatario Evo Morales obtenga la mayoría de votos para consolidar el cambio que ha venido adelantando desde 2006 en toda la nación.

El pueblo ha respaldado a Morales en cada una de las concentraciones que se han efectuado en los nueve departamentos del país suramericano y en el cierre de la campaña electoral.

Los bolivianos elegirán presidente y vicepresidente del país bajo el mandato de la nueva Constitución Política del Estado, aprobada en enero de este año, así como a los 166 miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional, nombre que adoptará el Congreso bicameral en 2010.

 

teleSUR - Afp / dg - MM
Leer más

Confirmado procesamiento de ex presidente argentino Carlos Menem

5 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

spacer
spacer
 Este viernes se confirmó procesamiento y millonario embargo contra ex presidente, Carlos Menem. (Foto:Afp)
Este viernes se confirmó procesamiento y millonario embargo contra ex presidente, Carlos Menem. (Foto:Afp)

Carlos Menem de 79 años, y ex mandatario de Argentina durante (1989-1999)además de fraude tiene abiertos expedientes por corrupción. Este viernes se confirmó su procesamiento sobre el caso de la concesión que otorgó en 1997 al grupo Frances Thales para controlar el espacio radieléctrico de su país.

spacer
spacer
TeleSUR _
La Cámara Federal argentina confirmó este viernes el procesamiento del ex presidente Carlos Menem (1989-1999) por fraude millonario a esa nación austral valorado en más de 120 millones de dólares tras la concesión durante su gobierno del espacio radioeléctrico al grupo Thales.

La medida contempla un embargo al acusado por 200 millones de pesos  (52,6 millones de dólares) al considerar que tenía bajo su mando directo a la Secretaría de Comunicaciones que otorgó  la concesión del espacio radioeléctrico a la empresa Thales Spectrum Argentina, que en 2004 fue anulado por la administración de Néstor Kirchner.

El expediente Menem sostiene que la justicia maneja la hipótesis de que se hayan pagado sobornos para la adquisición del contrato.

Hasta el momento no se han conseguido pruebas para argumentar estas acusaciones del actual senador argentino a sus colaboradores, aunque existen pedidos a Suiza de información sobre posibles movimientos de dinero.

Algunos datos de archivo, señalan que Thales Spectrum obtuvo por 20 años el derecho sobre el espacio empleado por la telefonía móvil, los canales de televisión y las radios de ese país, y cobraba los cánones por su utilización a terceras empresas.

El fallo indicó que el ex mandatario está acusado de firmar  un decreto que convalidó "un procedimiento licitatorio sumamente irregular" y por obviar los "resguardos necesarios para proteger el interés público involucrado".

La empresa Thales consiguió en 1997 una licitación irregular sin competencia que convirtió al país austral en el único en conceder el control total de su espacio radioeléctrico.

El actual senador argentino Menem, también ha sido acusado de corrupción por casos como el contrabando de armas a Croacia y Ecuador en la década de los 90 y encubrimiento en la investigación del ataque a la mutual judía AMIA en 1994.

 

teleSUR-Pl-Clarín-Afp / ip - MM
Leer más

El presupuesto del Pentágono: cada vez más grande y cada vez mayor

5 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Sara Flounders-IACenter | 27-11-2009


El 28 de octubre, el Presidente Barack Obama firmó la Ley de Autorización de Defensa 2010, el presupuesto militar más grande de la historia de EE.UU..

No es sólo el mayor presupuesto militar del mundo, pero es más grande que los gastos militares de todo el resto del mundo combinado. Y está creciendo sin parar. El presupuesto militar de 2010-que ni siquiera cubre la guerra muchos gastos relacionados-aparece como 680 mil millones dólares. En 2009 fue 651 mil millones dólares y en 2000 era de $ 280 mil millones. Se ha más que duplicado en 10 años. ¡Qué contraste con la cuestión de la atención de la salud. El Congreso de EE.UU. ha estado debatiendo un plan básico de atención de la salud-que todos los países industrializados en el mundo tiene en alguna forma-por más de seis meses. No ha sido intenso cabildeo compañía de seguros, las amenazas del ala derecha, y serias advertencias de que un plan de cuidado de la salud no debe añadir un centavo al déficit.

Sin embargo, en medio de esta vida y la muerte de un debate sobre la atención médica para millones de trabajadores y los pobres que no tienen cobertura de salud, un subsidio gigantesco a los mayores corporaciones de EE.UU. para los contratos militares y sistemas de armas-un déficit real de desempate, es pasó con la discusión y casi sin apenas un artículo de prensa.

Médicos por un Programa Nacional de Salud estima que un instrumento universal, único y completo plan de salud de pagador costaría $ 350 billones al año, que en realidad sería la cantidad ahorrada a través de la eliminación de todos los costes administrativos en el actual sistema privado de salud, un sistema que deja fuera a casi 50 millones de personas.

Compare esto con sólo el exceso de gastos de cada año en el presupuesto militar. Incluso el presidente Obama sobre la firma del presupuesto del Pentágono dijo: "La Oficina de Responsabilidad Gubernamental, la GAO, ha examinado 96 proyectos importantes de defensa del año pasado, y encontró que los sobrecostos ascendió a 296 mil millones dólares. "(whitehouse.gov, Oct. 28)

De Bernard Madoff de US $ 50 mil millones de esquema Ponzi, supuestamente la más grande estafa de la historia, palidece en comparación. ¿Por qué hay ninguna investigación penal en este robo de miles de millones de dólares? ¿Dónde están las audiencias en el Congreso o histeria de los medios acerca de 296 mil millones dólares en los excesos de costes? ¿Por qué los presidentes de las corporaciones no son llevados a la corte esposado?

Los sobrecostos son una parte integral de la ayuda militar a los mayores corporaciones de EE.UU.. Son tratados como de negocios como de costumbre. Independientemente del partido en el poder, el presupuesto del Pentágono crece, el exceso de gastos se multiplican y la proporción del gasto interno se contrae.

Adicto a la guerra

El presupuesto militar de este año es sólo el último ejemplo de cómo la economía de EE.UU. se mantiene a flote por medios artificiales. Décadas de constante recuperación de la economía capitalista a través del estímulo del gasto de la guerra ha creado una adicción al militarismo que las corporaciones de EE.UU. no puede prescindir. Pero ya no es lo suficientemente grande como para resolver el problema de exceso de producción capitalista.

La justificación dada para este año miles de millones de dólares-shot en el brazo que ayudaría a amortiguar o totalmente evitar una recesión capitalista y podría frenar el desempleo. Pero, como fundador del Partido de los Trabajadores Mundial Sam Marcy, advirtió en 1980 en "Generales de la Casa Blanca", durante un período prolongado más de este estimulante que se necesita. Con el tiempo se convierte en su contrario y se convierte en un depresor masiva que enferma y se pudre la sociedad entera.

La raíz del problema es que a medida que la tecnología se vuelve más productivo, los trabajadores reciben una parte cada vez más pequeñas de lo que producen. La economía de EE.UU. es más y más dependiente de los estimulantes de superganancias y miles de millones de sobrecostos en dólares de los costos para disfrutar de un mayor tamaño y mayor proporción de lo que se produce. Esta es una parte esencial de la constante redistribución de la riqueza fuera de los trabajadores y en los bolsillos de los super ricos.

Según el Centro para Control de Armas y No Proliferación, gasto militar de EE.UU. es ahora mucho más, en 2009 dólares ajustados por inflación, que durante los años de apogeo de la Guerra de Corea (1952: 604 mil millones dólares), la Guerra de Vietnam (1968 : 513 mil millones dólares) o de la década de 1980 era Reagan-el crecimiento militar (1985: 556 mil millones dólares). Sin embargo, ya no es suficiente para mantener a flote la economía de EE.UU..

Incluso obligando a los países ricos en petróleo dependen de los EE.UU. a convertirse en los países deudores con un sinnúmero de compras de armas no pueden resolver el problema. Más de dos tercios de todas las armas vendidas a nivel mundial en 2008 fueron de las empresas militares de EE.UU.. (Reuters, 6 de septiembre)

Mientras que un programa militar de gran logró en la década de 1930 para tirar de la economía de los EE.UU. de una caída devastadora, durante un período largo de este estímulo artificial socava los procesos capitalistas.

Economista Seymour Melman, en libros como "El capitalismo del Pentágono", "ganancias sin producción" y "La economía de guerra permanente: el capitalismo americano en decadencia", advirtió sobre el deterioro de la economía de los EE.UU. y el nivel de vida de millones de personas.

Melman y otros economistas progresistas abogó por una conversión racional "económica" o la transición de la producción militar a civil por parte de las industrias militares. Explicaron cómo un bombardero B-1 o submarino Trident podría pagar los sueldos de miles de maestros, proporcionar becas o la guardería o la reconstrucción de carreteras. Tablas y gráficos muestran que el presupuesto militar emplea muchos menos trabajadores que los mismos fondos gastados en las necesidades civiles.

Estos eran todos buenos y razonables ideas, salvo que el capitalismo no es racional. En su impulso insaciable para maximizar las ganancias siempre escogerá inmediata folletos superprofit incluso sobre los mejores intereses de su propia supervivencia a largo plazo.

No "dividendo de paz"

Las altas expectativas, después del fin de la guerra fría y el colapso de la Unión Soviética, que miles de millones de dólares que ahora podrían convertirse hacia un "dividendo de paz" se estrelló contra el crecimiento astronómico continuación del proyecto de presupuesto del Pentágono. Esta triste realidad ha tan desmoralizado y abrumado economistas progresistas que hoy casi no se presta atención a la "reconversión económica" o el papel del militarismo en la economía capitalista, a pesar de que hoy es mucho mayor que en los más altos niveles de la Guerra Fría.

Los miles de millones de dólares anuales de subvención militar que los economistas burgueses han invocado desde la Gran Depresión para cebar la bomba y volver a empezar el ciclo de expansión capitalista ya no es suficiente.

Una vez que las empresas pasaron a depender de varios miles de folletos de dólares, se convirtió en su apetito insaciable. En 2009, en un esfuerzo para evitar un colapso de la economía capitalista global, más de $ 700 millones fueron entregados a los bancos más grandes. Y eso fue sólo el comienzo. El rescate de los bancos está ahora en los billones de dólares.

Incluso $ 600 a $ 700 millones al año en gasto militar ya no puede reactivar la economía capitalista o generar prosperidad. Sin embargo, las empresas estadounidenses no pueden prescindir de él.

El presupuesto militar ha crecido tanto que está amenazando con aplastar y devorar a todos los fondos sociales. Su peso total es exprimir la financiación para cada necesidad humana. Ciudades de los EE.UU. se están hundiendo. La infraestructura de puentes, carreteras, presas, canales y túneles, se está desintegrando. El veinticinco por ciento de agua potable de EE.UU. se considera "pobre". Desempleo es oficialmente hasta alcanzar el 10 por ciento y en realidad es el doble. Negro y Latino / a el desempleo juvenil es superior al 50 por ciento. Catorce millones de niños en los EE.UU. que viven en hogares por debajo del nivel de pobreza.

La mitad de los gastos militares se ocultan

El presupuesto militar de 2010 anunció de US $ 680 millones de dólares es realmente sólo la mitad del coste anual de los gastos militares de EE.UU..

Estos gastos son tan grandes que hay un esfuerzo concertado para ocultar muchos gastos militares en otras partidas presupuestarias. El análisis de Resistentes a la Guerra de la liga anual de 2009 figuran los gastos reales militar de EE.UU. en $ 1.449 millones de dólares, no en el presupuesto oficial de 651 mil millones dólares. Wikipedia, citando varias fuentes diferentes, se acercó con un presupuesto militar total de $ 1.144 millones de dólares. Independientemente de quién está contando, es indiscutible que el presupuesto militar de hecho excede de $ 1 billón al año.

El Proyecto de Prioridades Nacionales, el Centro de Información de la Defensa y el Centro de Control de Armas y la No Proliferación de analizar y exponer a muchos gastos ocultos militares metidos en otras partes del presupuesto total de EE.UU..

Por ejemplo, beneficios de veteranos, que asciende a 91 mil millones dólares no están incluidos en el presupuesto del Pentágono. Las pensiones militares por un total de 48 mil millones dólares se clavan en el presupuesto del Departamento del Tesoro. Las pieles Departamento de Energía $ 18 billones en programas de armas nucleares en su presupuesto. La financiación de 38 mil millones dólares de ventas en el extranjero de armas se incluye en el presupuesto del Departamento de Estado. Uno de los puntos más ocultos es el interés de la deuda contraída en las guerras pasadas, que asciende a entre 237 mil millones dólares y $ 390 millones de dólares. Esto es realmente una subvención sin fin para los bancos, que están íntimamente ligadas a las industrias militares.

Cada parte de estos presupuestos inflados se espera que crezca entre un 5 y un 10 por ciento al año, mientras que los fondos federales a los estados y las ciudades se está reduciendo de 10 a 15 por ciento anual, lo que provoca crisis de déficit.

Según la Oficina de Gerencia y Presupuesto, el 55 por ciento del total del presupuesto 2010 EE.UU. irá a los militares. Más de la mitad! Mientras tanto, las donaciones globales federales a estados y ciudades en busca de servicios humanos vitales de escuelas, capacitación docente, programas de atención a domicilio, los almuerzos escolares, el mantenimiento de la infraestructura básica de agua potable, tratamiento de aguas residuales, puentes, túneles y carreteras-se están reduciendo.

La represión engendra el militarismo

El aspecto más peligroso del crecimiento de los militares es la insidiosa penetración de su influencia política en todos los ámbitos de la sociedad. Es la institución que es la más alejada del control popular y el más impulsado a la aventura militar y la represión. Los generales retirados rotar en salas de juntas corporativas, se convierten en cabezas parlantes en los principales medios de comunicación, y muy bien remunerados cabilderos, consultores y políticos.

No es una coincidencia que además de tener la máquina más grande del mundo militar, los EE.UU. han población carcelaria más grande del mundo. La prisión complejo industrial es la única industria en crecimiento. Según la Oficina del Departamento de Justicia de EE.UU. de Estadísticas de Justicia, más de 7,3 millones de adultos en libertad condicional o la libertad condicional o encarcelados en 2007. Más del 70 por ciento de los encarcelados son Negro, latinos, nativos y otras personas de color. Adultos Negro son cuatro veces más probabilidades que los blancos de ser encarcelados.

Así como en el militar, con sus cientos de miles de contratistas y mercenarios, el deseo de maximizar los beneficios ha llevado a la creciente privatización del sistema penitenciario.

El número de prisioneros ha crecido sin cesar. Hay 2,5 veces más personas en el sistema penitenciario hoy en día que hace 25 años. EE.UU. Mientras que el capitalismo es cada vez menos capaz de proporcionar puestos de trabajo, formación en el empleo o la educación, las únicas soluciones que se ofrecen son las cárceles o los militares, causando estragos en las personas, familias y comunidades.

El peso de los militares empuja los aparatos represivos del Estado en cada parte de la sociedad. Hay un crecimiento enorme de la policía de todo tipo y de la policía y un sinnúmero de agencias de inteligencia. El presupuesto para 16 agencias de espionaje de EE.UU. alcanzó 49,8 mil millones dólares en el año fiscal 2009, el 80 por ciento de estas agencias secretas de armas del Pentágono. (Associated Press, 30 de octubre) En 1998 este gasto fue de $ 26.7 mil millones. Sin embargo, estas agencias de alto secreto, no se incluyen en el presupuesto militar. Tampoco las agencias represivas de inmigración y control fronterizo.

Las fuerzas armadas de EE.UU. están estacionados en más de 820 instalaciones militares alrededor del mundo. Esto no incluye cientos de bases de arrendamiento y secreto puestos de escucha y de muchos cientos de barcos y submarinos.

Pero cuanto más la máquina militar crece, menos se puede controlar su imperio mundial, ya que no ofrece soluciones y ninguna mejora en los niveles de vida. Pentágono armas de alta tecnología puede leer una placa en un vehículo en un satélite de vigilancia, sus gafas de visión nocturna pueden penetrar en la oscuridad, y sus aviones no tripulados pueden incinerar a un pueblo aislado. Pero son incapaces de proporcionar agua potable, escuelas o la estabilidad de las naciones atacadas.

A pesar de todos los altos fantástica del Pentágono de armas de alta tecnología, la posición geopolítica de EE.UU. está perdiendo año tras año. Independientemente de su potencia de fuego masiva y su estado de las armas de última generación, el imperialismo de EE.UU. ha sido incapaz de reconquistar los mercados mundiales y la posición del capital financiero EE.UU.. Su economía y sus industrias se han arrastrado por el peso de mantener su maquinaria militar. Y como la resistencia en Irak y Afganistán ha demostrado que la máquina no puede coincidir con la determinación de las personas a controlar su propio futuro.

A medida que la economía de los EE.UU. poderoso capitalista es capaz de ofrecer cada vez menos a las personas que trabajan aquí en los EE.UU., que determina el nivel de resistencia es seguro que eche raíces aquí.

Leer más

Un grano de maiz - EN QUÉ CREEMOS

5 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

5.12.09


EN QUÉ CREEMOS
Son tiempos de definiciones claras, es hora de fijar posiciones sin ambigüedades, llegó el momento de reafirmar en qué creemos:
Creemos en el Comandante Chávez: las revoluciones, los pueblos en Revolución se resumen en un hombre. Así ocurrió con la Revolución de Independencia, la Soviética, la China, la Cubana, la Revolución del Congo. Impensable una Revolución sin un líder.
La necesidad del líder nace de la dinámica de la dominación que fragmenta y se ejerce, a todos los niveles, encarnada en una figura individual.
Los líderes surgen de las entrañas del pueblo, por múltiples causas y circunstancias: su arrojo a la hora de las decisiones es una de ellas, el pueblo lo percibe, otra, la transparencia en su accionar, otra, su sintonía con el alma del pueblo.
Estos líderes establecen conexión amorosa con el pueblo, se transforman en pueblo, y así se establecen las condiciones para impulsar grandes tareas de cambio, para hacer la Revolución.
Ese líder es Chávez, y creemos que dirige el camino hacia el Socialismo. Es nuestro deber apoyarlo sin mezquindades.
Sin Chávez todos volveríamos a la inercia de un pueblo sin líderes, a la diletancia de la academia, o al negocio pequeño de la política pequeña.
Creemos en el Bolivarianismo como doctrina libertaria, directamente ligada a la más avanzada corriente revolucionaria de hoy, al Socialismo.
Creemos en el pensamiento del Libertador, enriquecido con las ideas de Simón Rodríguez, Martí, Mariátegui, con el ejemplo de Zamora, de las luchas del sesenta, de Fabricio y Américo Silva.
Creemos en el Socialismo, única posibilidad de vida para la humanidad. El auténtico, no el de la socialdemocracia europea o chilena, no en el de anarcoides fantasiosos que no construyen ni ponen al capitalismo en aprietos.
Creemos en el Socialismo que postula la hegemonía de la Propiedad Social de los Medios de Producción y la Conciencia del Deber Social. Es decir, creemos en el único Socialismo viable, el que se apoya en la Ideología de la Clase Obrera.
Creemos en la necesidad de un Estado Revolucionario, al lado de un pueblo organizado desde la base hasta el nivel nacional, no creemos en unidades organizativas aisladas que fragmentan.
Creemos en la Revolución Cubana, ejemplo de resistencia heroica de un pueblo formado en la moral socialista, en la viabilidad del Sistema Socialista, del Hombre Nuevo, ejemplo de un Pueblo socialista, que a pesar de las dificultades, bloqueos, huracanes, limitaciones geográficas, tiene los índices de humanismo más altos de todo el planeta.
Creemos en las ideas y ejemplo del Che y Fidel, que por sobre todo consiguieron legarnos la Esperanza Socialista, que mantuvieron la llama encendida cuando se pensaba que todo estaba perdido.
Creemos en los teóricos que han resumido el pensamiento Revolucionario universal, desde Cristo hasta Marx, pasando por Rosa, Trotsky, Lenin, El Che.
Creemos en la discusión dentro de la Revolución. Irreverentes, pero leales.
Estas son algunas de las cosas en las que creemos, por ellas luchamos, por ellas discutimos, por ellas vivimos y morimos.
¡Chávez es Socialismo!
¡El Nobel para Fidel y los Cinco!
¡Irreverencia en la Discusión, Lealtad en la Acción!
Leer más

Uruguay: se reparten el estado para perpetuar el Sistema

5 Diciembre 2009 Etiquetado en #Politica

Por: José Luis Vázquez



InSurGente.-

El Presidente electo, José Mujica, ex guerrillero, ex Tupamaro, comenzó a tejer un gobierno que en principio sería de “Unidad” luego de “coalición” posteriormente de “grandes acuerdos” y que en realidad será algo así como una “Sociedad del Sistema” capitalista imperante. La derecha (y la izquierda) estará en los Entes, las Empresas Públicas, los Bancos Estatales y también en algún Ministerio, pero como subsecretarios (viceministros). Se reparten el Estado para “perpetuar” el “Sistema”. Pierden los de siempre. (En la foto, Pepe Mujica y José Luis Vázquez; eran otros tiempos).



En la Teoría el Partido ganador de las elecciones es de izquierda; y la oposición es la derecha. Nada más falso.

Ni la izquierda es izquierda y la derecha no es oposición de nada, porque está de acuerdo con todo lo que hace la “denominada izquierda”.
Las reuniones entre el gobierno electo y la “oposición de la derecha” comenzaron el pasado 30 de noviembre cuando Mujica recibió al candidato colorado Pedro Bordaberry, y prosiguieron hoy cuando el Presidente electo recibió al líder del Partido Nacional (derecha) Luis Alberto Lacalle; y al líder del Partido Independiente, Pablo Mieres.

La idea primaria es ponerse de acuerdo en cuatro grandes temas, como son Energía, Educación, Medio Ambiente y Seguridad.
En realidad se trata de una gran cortina de Humo para darle cargos a la derecha y comenzar a diseñar el país de los grandes acuerdos “para no cambiar nada”.

Es decir, la alternancia en el poder, y la vieja máxima de cambiar un poco las cosas para que nada cambie.


El Frente Amplio aspira poder introducir cambios en la Corte Electoral y el Tribunal de Cuentas, donde la conformación debe respetar el resultado de las elecciones y no se ha cambiado desde 1994. Es decir, la actual integración de la Corte Electoral de Uruguay data de 1994. Nunca se respetó el resultado de las elecciones de 1999, así como tampoco las de 2004. Los ministros actuales están desde 1994.
Para que esto cambie, la derecha exige integrar Entes Autónomos, Empresas Públicas, Bancos Estatales y también alguna subsecretaría. Es decir, algún viceministro, para que no participe en las reuniones de Gabinete.

De esta manera se estaría conformando un “acuerdo político” sin precedentes para que el “Sistema” permanezca incambiado. Es el triunfo del Capitalismo y del Imperio, de los Bancos, de las Multinacionales y la derrota (al menos por unos cuantos años) del pueblo uruguayo que intentó cambiar, y fue traicionado.
 
El Movimiento de Liberación Nacional

 
Ayer combatieron al imperio y se planteaban remover las estructuras caducas de la rancia oligarquía uruguaya, hacer la reforma agraria, socializar las empresas privadas, expropiar a los grandes propietarios y mansiones lujosas sin indemnización, expropiación de sanatorios privados, laboratorios internacionales, etc, etc.

Hoy le piden ayuda al Imperialismo que querían exterminar para combatir el terrorísmo, pagan la deuda externa sin chistar al FMI, y votan maniobras militares con los EEUU y ocupan países como Haití, cumpliendo un mandato de los Marines de los EEUU.


Comentarios

Mientras tanto esto sucede,el frenteamplismo convertido en "hinchada" sigue agitando las banderas de tela pero sin contenido.
La verdadera oposicion ignorada, como un elemento de adorno mas de su democracia y ellos acordando y repartiendose cuotas de un poder corrupto y entregador.


 Mabel Abogadro
(Gracias Mabel, brillante tu comentario,compartimos.)



Leer más