Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Desde el Corredor de la Muerte, Mumía Abú-Jamal: ¿Cuándo cae el títere egipcio?

12 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Despite his long services to his Western paymasters (USA), Mubarak is being prepared for an unwilling retirement. 

2) 1:36 When Puppets Fall? short Mp3

 

 

 

 

Mubarak ha sido arruinado por muchachos de la generación Twitter, porque el uso de esos dispositivos permitió a los jóvenes organizar con la velocidad de un rayo manifestaciones de protesta contra el gobierno por toda la nación…el régimen de  Mubarak había sido por décadas la piedra angular de la estrategia de Estados Unidos en el Medio-Este,  por donde iba Egipto, por allí iba toda la región…

  ¿Cuándo caen los Títeres?                          
        
 
 
     Quizás sea muy temprano todavía para predecir la caída de Hosni Mubarak, el “Presidente-por-vida” de Egipto; pero los eventos no le son muy prometedores.
 
   El régimen de  Mubarak ha sido por décadas la piedra angular de la estrategia de Estados Unidos en el Medio-Este, porque, como país árabe (al norte de Africa) se jacta de poseer la población más grande –y por donde va Egipto, por allí va toda la región.
 
   Mubarak, que llegó al poder cuando el Ejército asesinó al Presidente Anwar el-Sadat, el 4 de octubre de 1981, mantuvo el acuerdo de paz de Sadat con Israel, y ha sido más aliado del Oeste que de sus vecinos palestinos y árabes. Por sus servicios, Egipto es uno de los que recibe más ayuda militar de Estados Unidos en la región (después de Israel, naturalmente.) A pesar de sus largos servicios a sus amos del Oeste, Mubarak está siendo preparado para un retiro involuntario.
   Esto es especialmente notable porque Mubarak parecía tener gran habilidad para sobrevivir desastres, porque estuvo a un paso de distancia cuando el ejército dió el tiro de gracia que mató a Sadat, y él mismo escapó de un asesino en su viaje a Etiopia en junio de 1995.
    Mubarak, hombre en control total de la Seguridad Interna de Egipto, podría haber sido arruinado por muchachos de la generación Twitter, porque el uso de esos dispositivos permitió a los jóvenes organizar con la velocidad de un rayo manifestaciones de protesta contra el gobierno por toda la nación.
 
   El presidente de Egipto podría estar muy pronto en un bote en el río Nilo debido en primer lugar a la crísis económica de la nación, al desesperante desempleo de la juventud, y a la naturaleza brutal, diabólica de la policía. Ya por meses fotografías de gente abusada y golpeada por la policía egipcia han sido divulgadas a lo largo y ancho de la Internet.
   Pero, como en Túnez, la brutalidad y la represión de la policía solo puede ser útil por un tiempo; una vez que el miedo se evapora, el espíritu de resistencia crece.
    Egipto ha servido como lugar de destino ideal para envíos de encomiendas de Estados Unidos; especialmente cuando Estdos Unidos ha querido desaparecer a alguien –para siempre.

     Y ahora, después de décadas de estar al servicio de los caprichos imperiales de Estados Unidos, Mubarak podría ser tratado como fué tratado el Sha: con exilio –o peor.
 
     El que fué dictador de Panamá, el General Omar Torrijos (1968-1981), que dió corto hospedaje al enfermo y exilado Sha de Irán, dijo, al recibir a su huésped, “Esto es lo que le pasa a un hombre exprimido por las grandes naciones.” Y terminó Torrijos: “Después que le han sacado todo el jugo, lo tiran a la basura.”
 
Mumía Abú-Jamal  29/1/2011

–(c) ‘11 maj
 
Traducción libre del inglés enviado por
Fatirah Aziz, Litestar01@aol.com,
hecha en REFUGIO DEL RIO GRANDE, Texas.

————————–

 

 

 

 

 

Mumia Abu-Jamal

(born Wesley Cook on April 24, 1954) is an American who was found guilty of and sentenced to death for the December 9, 1981 murder of Philadelphia police officer Daniel Faulkner.[1] He has been described as “perhaps the best known Death-Row prisoner in the world”, and his sentence is one of the most debated today.[2] Before his arrest, he was an activist, radio journalist, and part-time cab driver. He was a member of the Black Panther Party until October 1970.

Since his conviction, his case has received international attention, and he has become a controversial cultural icon. Supporters and opponents disagree on the appropriateness of the death penalty, whether he is guilty, or whether he received a fair trial.[3][4][5] During his imprisonment he has published several books and other commentaries, notably Live from Death Row (1995).

Since 1995, Abu-Jamal, Pennsylvania Department of Corrections #AM8335, has been incarcerated at Pennsylvania’s SCI Greene,[6] where most of the state’s capital case inmates are held.[7] In 2008, a three-judge panel of the U.S. 3rd Circuit Court of Appeals upheld the murder conviction, but ordered a new capital sentencing hearing over concerns that the jury was improperly instructed.[8] Subsequently, the United States Supreme Court allowed his July 1982 conviction to stand,[8] and ordered the appeals court to reconsider its decision to rescind the death sentence.[9]

http://en.wikipedia.org/wiki/Mumia_Abu-Jamal

 

 

———————————————————————————–

When Puppets Fall

by Mumia Abu-Jamal
It may prove too early to predict the fall of Egypt’s president for life Hosni Mubarak, but events do not look hopeful for [his] long-term success. Mubarak’s regime has been the cornerstone of U.S. Middle East strategy, for, as an Arab state, it boasts the biggest population—and as Egypt goes, so goes the region.
Mubarak, who succeeded to power after the army’s assassination of President Anwar el-Sadat on Oct. 6, 1981, stood by Sadat’s “peace” deal, and has been more an ally of the West than of the Palestinians and other Arab nationalities. For his services, Egypt has been one of the biggest recipients of U.S. military aid in the region—second to Israel, of course.
Despite his long services to his Western paymasters, Mabarak is being prepared for an unwilling retirement. Mubarak, a man long on Egyptian internal security, may have been undone by kids of the Twitter generation. For those devoted to this technology, protests could be staged across the country against the regime.
Egypt’s president may be on a rowboat largely because of the nation’s economic crisis, its gnawing economic problems, and the brutal fiendish nature of the police. For several months now, pictures of people beaten and abused by cops have been flashed across the country, via the internet.
But as in Tunisia, brutality and repression by police can only work so long. Once fear evaporates, resistance grows. Egypt has served as the export destination of those who suffered U.S. rendition, whom the U.S. wanted to “disappear” forever.
And now, after decades of acquiescence to U.S. imperial whims, Mubarak may receive the Shah treatment—exile, if not worse. Panama’s former dictator, Gen. Omar Torrijos, who gave refuge to an ailing Shah of Iran, remarked upon receiving his guest, “This is what happens to a man squeezed by the great nations.” Said Torrijos, “After all the juice is gone, they throw him away.” © MAJ 2011
> This article was originally published in the February 2011 print edition of Socialist Action newspaper. http://socialistaction.blogspot.com/2011/02/when-puppets-fall.html

 

Posted by THE RED RAVEN

————————————————————————————

Carta de Mumía Abu-Jamal: palabras desde la carcel

Jueves, 13 de Noviembre de 2008, 11:30:56 a.m. | noreply@blogger.com (Atenco somos Todas)
Mientras las economías se desmoronan alrededor del globo, los estados se vuelven cada vez más represivos, especialmente contra gente que se opone y resiste a su política.

Esta no es una observación regional, sino global.

La tendencia se nota en la persecución y las injustas condenas impuestas a los hombres y mujeres de San Salvador Atenco, México.

La represión estatal se desató sobre la resistencia popular a los ataques policiales contra los floricultores de Texcoco, México, en mayo, 2006. La gente apoyaba a los floricultores y no a los policías, entre los más corruptos del mundo.

Pero, como siempre, la represión engendra la resistencia. Y la defensa de los floricultores resultó en batallas campales entre la gente y la policía del Estado. Durante dos días (el 3 y 4 de mayo de 2006) batallaron, piedra contra tolete, coctel molotov contra proyectil, combate mano a mano, como el flujo y reflujo de la marea. Cuando el estado agarró a varias personas, la gente respondió con la detención de unos agentes, exigiendo libertad por sus compañeros cautivos. El otro día miles de policías federales y estatales atacaron, deteniendo a más de 200 campesinos de Atenco y compañeros de la Otra Campaña zapatista, golpeando a todos y todas salvajemente, cometiendo abusos sexuales, violaciones masivas y otras formas de tortura. Dos jóvenes fueron asesinados: Javier Cortés Santiago y Alexis Benhumea.

Estos eventos ocurrieron en Texcoco y San Salvador Atenco, un pueblo que tiene una larga historia de resistencia al gobierno central, desde antes de la Revolución Mexicana de 1910.

De los más de 200 hombres y mujeres detenidos, el estado se enfocó en los organizadores y líderes y sacó sus municiones pesadas para intentar destruirlos, y a través de ellos, la creciente resistencia popular a la represión estatal y a la confiscación de tierras de campesinos e indígenas.
En 2001, los campesinos pobres de Atenco organizaron el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) e impidieron que el ex presidente Vicente Fox les arrebatara sus tierras. Cuando prevalecieron, un movimiento nació. Fue esta organización la que encabezó la defensa de los floricultores en el pueblo cercano de Texcoco y sigue siendo blanco del Estado.

Un año después de las batallas del mayo 2006, tres destacados líderes del FPDT, Ignacio del Valle, Felipe Alverez, y Hector Galindo, fueron condenados a 67 ½ años en una prisión de máxima seguridad. El agosto pasado, Nacho del Valle fue golpeado con 45 años adicionales por la resistencia de Atenco.

No era el único.

Diez compañeros más—Oscar Hernandez, Alejandro Pilon, Julio Espinosa, Pedro Reyes, Juan Carlos Estrada, Jorge Ordonez, Adan Ordonez, Narciso Arellano, Ines Rodolfo Cuellar, y Eduardo Morales––fueron condenados a casi 32 años en prisión. A una vendedora de flores, Patricia Romero, le condenaron a cuatro años; ella, su padre Raúl Romero y su hijo Arturo Sánchez han salido bajo fianza.

Los frentistas de Atenco y sus compañeros de lucha están resueltos a pelear por su gente y por su libertad. Les urge el apoyo de todos ustedes. Pueden firmar una petición por la libertad de los presos políticos de Atenco en: contraimpunidad@gmail.com.

 

¡LIBERTAD PARA LOS 13 DE ATENCO! justiciaparaatenco.blogspot.com/…/default

 

 

Compartir este post

Comentar este post