Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Uruguay: El Primer Año de Mujica.

9 Marzo 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Miedo y asco en MVD
La columna de Daniel Figares.

El Primer Año de Mujica.

Daniel Figares No me puedo andar con medias tintas, cuando ni bien arrancaron esta gestión titulé una nota con estos términos: “Los Tupas al poder. Vencedores Vencidos”.

En esa nota colgada en el blog, se dicen las cosas x su nombre: “Casi medio siglo después de iniciar sus actividades guerrilleras, reunirse con los milicos previo al golpe de estado de 1973 (algunos dicen que xque creían que los milicos eran ‘peruanistas’, de tendencias progresistas, nacionalistas y anti-imperialistas), comerse x lo menos 10 años de cana, torturas y malos tratos mediante, sin justicia, contando muertos y desaparecidos, los con suerte exiliados, y sin su principal referente, el Bebe Raúl Sendic, llegan los Tupamaros al poder.

Su actual máxima figura, José Mujica, ex ministro de Ganadería del gobierno del saliente Tabaré Vázquez, gestionó su cartera con este saldo magro: no solucionó el tema de los pequeños productores que lo perdieron todo con el fraude de los Bancos Comercial y Montevideo y la posterior caída del sistema financiero uruguayo del 2002; sólo monitoreó los temas de la sequía sin lograr atenuar en nada los problemas de los productores asolados x el cambio climático; se le dio luz verde a nuevos eventos transgénicos y a las papeleras; y, x si fuera poco, en el sensible tema de la tierra, durante su gestión al frente de la cartera , el Uruguay pasó de tener un cuarto de sus tierras en manos extranjeras a tener un TERCIO. Éste es, sin dudas, el hecho más grave.

Pues bien, es Mujica el presidente del Uruguay. Un presidente en alpargatas, en jogging, que vive como la media de los uruguayos: como en la pobreza –digo ‘como’ xque tiene un patrimonio de 175 mil dólares que no cualquier pobre tiene.

A la vez, su abdicación pública de sus dichos, ideas y pensamientos expresados en el libro de conversaciones “Pepe-Coloquios”, de Alfredo García, no deja mucho para agregar. Alguien que renuncia a sus propias palabras, que se desdice… se desautoriza. (Sin embargo fue esa chatura, esa blandura de ser, lo que lo llevó a la presidencia: antes robaba bancos; ahora se sienta a negociar con los banqueros –y recuerden aquello de Bertolt Brecht: “¿Qué es asaltar un banco, comparado con fundar un banco?”)

Hace poco postearon en el blog algo así como que el viejo Sendic quería unir a la gente en 3 puntos, no pago a la deuda externa, nacionalizar la banca y reforma agraria. Quien posteaba los trataba de Tupas Travestidos. Estoy de acuerdo con eso.

Mujica ya está preparado para gobernar: su vice no se cansa de repetir: CONTINUIDAD CONTINUIDAD CONTINUIDAD.” (Miedo y Asco en Mvd, Miércoles 24 de Febrero del 2010.)

Ha pasado algo más de un año de estos dichos y no me arrepiento de las opiniones, y x supuesto no hay lugar a arrepentirse de los datos que allí se deslizaron. Son rigurosamente ciertos.

El propio presidente hizo un balance de su gestión en el semanario de izquierda Brecha del pasado viernes 25 de Febrero. En una nota titulada “Yo no vine a buscar aplausos”, Mujica, entrevistado x Daniel Gatti y Roberto López Belloso, dice entre otras cosas: hablando sobre que “las grandes masas entraron x el aro del consumo y vamo a arriba; esto no es de una aristocracia, es la conducta de las grandes masas”, se le pregunta, ¿”Pero qué propuesta cultural alternativa a ese modelo de vida se está dando como señal desde la izquierda gobernante?”, a lo que contesta, “Creo que no hay”. (Evitando decir “ninguna”, que habría sido lo más acertado). “¿Entonces la izquierda no tiene un modelo de sociedad alternativo para plantear?” “Creo que algunos rudimentos, pero eso es otra cosa. Yo estoy en el gobierno x cuatro años y es el partido político el que tiene que discutir esto.”

Todo así: de discusión en discusión. Los debates hacía adentro (de cosas que no se necesitan debatir, sino sobre las que debe accionarse; x ejemplo: ¡la distribución de la riqueza!). Nunca los debates para afuera (¡menos si es en épocas electorales!).

En cuanto a la política económica (oh, casualidad, el ítem de mayor incidencia en la pésima distribución de la riqueza en Uruguay), la síntesis que hace Brecha en el colgado es justa: “En economía reiteró su apoyo al equipo económico, aceptó estar valorando alguna modificación a la Ley de Inversiones para priorizar a los laboratorios [¡nada más ni nada menos!], y dijo que su huella estará marcada x el compromiso personal con el espacio autogestionario.” (En la tapa del semanario se resume: “Economía: “Esta línea le conviene incluso a los que demandan más”). [Permítaseme decir que nunca escuché una mentira más ultrajante dicha con tanta parsimonia.]

Claro que –ya que está como de paso, según podría desprenderse de sus propios dichos- aprovechó la bolada para pasarle una manito x el lomo a Raúl Sendic hijo como candidato a vice de Tabaré: “Es un botija brillante. (…) Tiene algunos yeitos del padre, aunque él no lo sabe. Hay que creer en la genética. Se crió lejos del padre, pero tiene cosas que… el sentido del humor, varias cosas.” ¡Flaco favor le hizo si lo quería beneficiar! Lo que dijo es similar a cuando te preguntan x alguien al que te van a presentar y en vez de decir que es lindo/a o feo/a –según sea la apreciación personal- te dicen que es simpático/a… Muy lejos, a su vez, del ganchero y cómplice título de tapa de Brecha: “Sendic: “Es brillante. Hay que creer en la genética, tiene muchos yeitos del padre.” (Qué no hace una buena edición, ¿no?)

En fin… en medio de la nada total en la que se puede resumir este gobierno, las internas están que arden, todos contra todos, a ver con quién va Tabaré en la prox, quién puede mantenerse a flote y quién se cae de la clase dirigente, de la burocracia alcahueta de la rosca del Uruguay,  muy lejos de los discursos políticamente correctos, y de la mala vida que le propinan a la inmensa mayoría de nosotros, los uruguayos, convertidos en meros ganapanes que se creen gente de propiedad, ignorantes que se creen letrados y muertos que creen que votan, a los que se les trata mitad como esclavos de campos de concentración, mitad como niños estúpidos, haciendo que –x primera vez en la historia- los pobres crean que forman parte de una elite económica, a pesar de toda la abrumadora evidencia en contra.

Como, x si fuera poco, la juntada de firmas para bajar la imputabilidad de los menores impulsada x el hijo del dictador (Pedro Bordaberry, Partido Colorado) se funde con la posibilidad de que el Ejercito patrulle algunas zonas consideradas rojas x su inseguridad, y hasta vuelven los uniformes dictatoriales a los liceos -lo que deja una extraña atmósfera de similitud con los años en que los tupas estaban del otro lado del mostrador y no de este, allá x los años setentas-, le dejo, al señor Presidente Mujica –aburrido gestor- en su primer año de gobierno, estos versos del GRAN SARANDY CABRERA, que, creo, le caben justo:

Los que presiden ciertas sociedades
los gallináceos dueños de la tierra
los tenientes de tierras de incultura
los propietarios de la financiera
los accionistas de los grandes bancos
los directores de los matutinos
y de los vespertinos que se sabe
los editorialistas democráticos
(entre comillas léase esa línea)
los jefes de la patria sus ministros
los infidentes y devaluadotes
ciertos legisladores preferente
mente los senadores diputantes
los colabó de los americanos
los confidentes de los represivos
los estados mayores que se sabe
el gorilaje hasta de medio pelo
los infiltrados donde no queríamos
los tiratiros de la pistolita
los cretinos inútiles pagados
la sociedad rural en su conjunto
los orquestados con billetes verdes
los que torturan y los que saquean
los que amenazan y aún los que te matan
radiólogos petisos trepadores
los de cierta embajada de la rambla
de evacuación urgente en helicóptero
sus dirigentes de obrerismo hepático
(dirigentes se lee entre comillas)
alguien que hace la vez de presidente
ciertos jueces que juzgan con arreglo
al dueño de la vaca y de la banca
al asesino a sueldo de la placa
legalizado de metralletero
el pegador de oficio los gerentes
de ciertas compañías extranjeras
los ovinos de oficios diferentes
y otros tantos sujetos malvivientes
reos de infame oficio declarado
delito en nuestra ley que tú conoces

Van a pagar un día duramente
(además de las muertes de miseria
de inanición de infamia y de tortura)
estos jóvenes muertos que nos deben.


(Sarandy Cabrera, Los Infames Oficios/ “Poeta Pistola en Mano”, Marzo de 1970)


DanielFigares

Compartir este post

Comentar este post

Juan Darién 03/10/2011 09:53



"Lo que mal empieza mal acaba" dice y otra vez tiene razón. La sabiduría popular no se equivoca nunca, aún cuando las masas y los pueblos como tales no sean más que los famosos carneros de
Panurgo. Mujica hoy pues es la caricatura del principio: la lucha armada en una democracia. A cuento de qué? Pero de una manera general la puesta en práctica de un malentendido Manifiesto
Comunista: La lucha de clases y la violencia como los motores de la historia. La lucha de clases, burgueses y proletarios, es una inconsecuencia digna de investigarse. No fue la
lucha entre amos y esclavos lo que produjo el feudalismo, ni tampoco seniores y siervos el origen del capitalismo. Por eso la lucha de burgueses y proletarios tampoco puede ser el principio
de nada y mucho menos nuevo. La historia de la humanidad es la historia del desarrollo de las fuerzas productivas que de tanto en tanto pone a prueba las famosas relaciones de producción e impone
nuecas relaciones. Pruebas al canto, provisorias por supuesto, es el desarrollo tecnologico de hoy que amenaza acabar con con industria cinematografica, musical, etc. con la "piratería" en
internet. El desarrollo de FFPP pues se pone de punta con las RRPP cosa hoy evidente y a la vista. Finalmente, la historia de la humanidad es también una historia de piratas. Uruguay, por
ejemplo y las cien mil naciones sobre la tierra: lucha de todos contra todos por la sobrevivencia. Mujica y sus carneros de Panurgo, hoy chachareando sobre el holocausto y el exterminio de
culturas enteras en el rio de la Plata, que dignidad pueden tener, qué raíces, qué orgullo de ser orientales? En fin Mujica no escapa a la ley del mercado, como las bananas y los zapallos... Unos
lo consumen, otros no... Mientras tanto, qué hago yo, qué llevo al mercado? Los vietnamitas decían: Los franceses y los japoneses se pelean, qué hacemos? Salud a la salud de mi viejo, don Pancho
Cabrera.