Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - NO VOTAR al Fraude-Amplismo gobernante

28 Febrero 2013 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

EL FRAUDE AMPLIO EN SU LABERINTO

 GetAttachment (2)

No se precisaba ser muy lince para deducir que el FA no podía conducir ninguna lucha popular, si siquiera un enfrentamiento contra la SCJ como anunciaron al principio.

Las declaraciones previas a la concentración de ayer, confirmaron plenamente esa suposición, la avalaron, confirmaron completamente lo que muchos -que decidieron no participar- habían señalado.

Tanto en la forma de las declaraciones de algunos altos personeros (Mónica Xavier, Lucía Topolansky, Brenta y otros más) que se conocieron en el correr de pocos días y horas.
Hay quienes se han dedicado a examinar esas marchas atrás, contradicciones con declaraciones anteriores, y el resto de lo que popularmente se conoce como “bajar los cambios”, “poner la marcha atrás”, o las variables más conocidas de un gobierno al “que no le da la nafta”.

Para el FA, que ante la ofensiva de resoluciones de la SCJ, el miércoles entró en pánico, y apeló a las masas ante el temor de lo que algunos caracterizaron como “un golpe blando”, el temor -que es hijo del subjetivismo de las alturas- no debía sin embargo traspasar ciertos límites, “el libreto” al que apeló Mónica Xavier, cuando la gente comenzó a aplaudir, para marcar que debía dar comienzo el acto, y terminar de una vez por todas, con el motivo de la convocatoria.

La gente se salía “del libreto” del silencio absoluto y manifestaba que era el participante principal del evento, que hacía acto de presencia masiva, donde los “representantes” gubernamentales y del aparato político, aún llegando “en barra” al acto no superaban las 60 personas.
Lo mismo, exactamente, lo mismo le pasó al PIT-CNT.

 La delegación que portaba el cartel a favor del juicio político a la corte, (no superaban las 40 personas) venía seguido de tres ómnibus amarillos de alguna cooperativa embanderados para el evento.
Pero sin ocupantes en los asientos.
Completamente vacíos. Ese fue “el aporte” a la concentración que convocaban ellos mismos.

O sea están huérfanos de apoyo y sin capacidad de movilización. Las inmensas mayorías que llenaron la Plaza Libertad, no se sentían representados por ellos. Iban por sus propias y particulares convicciones, y no los precisaban para que los tutelaran.

Eduardo Galeano, sintetizó con exactitud esa actitud colectiva:

“Yo aprendí hace muchos años que la vida consiste en elegir entre indignos e indignados. Me parece que ha sido indigna esta Suprema Corte, que practica la injusticia, y que además de practicarla, prohíbe la memoria y castiga la dignidad, que es lo más importante que tenemos”

El tiempo próximo futuro dirá si esta movilización de ayer es un punto de arranque para otras movilizaciones que retomen lo que ayer comenzó y está trunco.
Para hacerlo posible, no debemos engañarnos, habrá que remontar muchas dificultades.

La primera es que la corporación FA, al no poder conducirla, como un todo colectivo, la verá como un rival político que amenaza sus posiciones.
No puede repetir la parodia del plebiscito y no puede tampoco, repetir la farsa parlamentaria del 19 de mayo, cuando Semproni saboteó el acuerdo parlamentario para anular la Ley de Caducidad.

Ha sembrado además, el desengaño colectivo y el temor de que se vuelvan a repetir las frustraciones.

Esa es una barrera sicológica muy alta, que habrá que remontar. Somos un sentimiento de dignidad ultrajada, pero no somos todavía, una voluntad política firme. Y no tenemos conducción.

La oposición burguesa, que ante el anuncio de la movilización temió un recrudecimiento de la lucha de clases, e intentó frenéticamente, con el apoyo de los medios masivos de comunicación que controla, formar una primera barrera provisoria de contención -con la “declaración”  de los antiguos presidentes reaccionarios y la declaración de las Cámaras empresariales agrupadas momentáneamente en un frente común de apoyo a la SCJ- lo sabe.

No en vano algunos de sus voceros se han apresurado a señalar que se deben pronunciar tres personajes del FA, y solo tres: el Sr. Mujica, el Sr. Astori y el Sr. Tabaré Vázquez. Saben muy bien  a quiénes les piden declaraciones.

El notorio cadáver político del Sr. Jorge Batlle, ha ido más lejos aún.
Envalentonado, ha solicitado que el Sr. Tabaré Vázquez “salga del mutismo y del silencio”.

Lo ha desafiado a que se pronuncie, sabiendo de antemano porqué busca esas declaraciones de un factible candidato presidencial frentista, que no puede traspasar ciertas barreras, a efectos de que su candidatura que es muy resistida, se tambalee aún más como lo hizo cuando realizó declaraciones en un colegio privado con respeto a su solicitud de ayuda a los EE.UU. en el diferendo de los puentes con Argentina.
Aquella declaración lo llevó a tener que abandonar  la liza política por un año y retirarse a lamer heridas.

Otro, hoy día, seria de efectos catastróficos para sus ambiciones presidenciales.

Los efectos más calamitosos, sin embargo,la “factura”, la pagará la actual administración Mujica.

Es durante su mandato que todo esto sucede. Confundió gestión gubernamental con “humoradas”  y empezó tronando en su Consejo de Ministros (que debió pasar a cuarto intermedio)  que él era la persona electa por el pueblo y que no era “un mequetrefe”, para terminar enviando a su mensajero-esposa-senadora a aquietar las aguas.

En evidencia está, que desencadena tormentas que no está en condiciones de pilotear, ni orientar hacia una salida.

 Es un hombre perdido en los laberintos de su torre presidencial, con un caudal de prestigio que se desgasta rápidamente.

Siembra además en su propio grupo político, “la fuerza que el Pepe construyó” el desaliento de todos sus más cercanos seguidores electorales.
 “La Republica” decía el domingo 24 de febrero que “la Dirección Nacional del MPP redobló su apuesta sobre tributación a la concentración de tierras tras la caída del ICIR”.

En realidad lo único que se redobló fue el palabreríoa través de su vocero Agazzi, el mismo que el 19 de Mayo, recorría el ambulatorio de la cámara con la promesa segura de que “el Pepe” le va a dar a Semproni, la “orden” de que se pliegue al acuerdo Parlamentario.

Antecedentes negativos de la credibilidad de Agazzi, como se ve, no faltan.

En el mientras tanto el EME-Pepismo “se depura” por la izquierda.
Ya cayó el hacha sobre el diputado Álvaro Vega (denunciador de “corrupciones internas” de larga data) y Esteban Pérez (que se negó a votar la prórroga a las tropas en Haití y denunció la corrupción imperante entre oficiales y tropa) está en capilla disciplinaria, después que la señora esposa-mensajero-senadora, manifestara ante los medios “que lo quería matar”.

Esta breve crónica, meramente expositiva, para situarnos, no debe excluir la conclusión principal: el FA y el Gobierno acatarán la decisión de la SCJ, y no tienen más remedio que hacerlo.
En consecuencia abandonarán después de la concentración de ayer la conducción de la  protesta que motivaron.

Si vamos a seguir deberemos seguir solos. Discutiendo, evaluando y llegando eventualmente a acuerdos en los ámbitos sociales colectivos: movimientos sociales y sindicatos.
De la esfera política, “frentista” nada debemos esperar.

Si el debate progresa y se eleva –más allá de ciertas movilizaciones puntuales- el tema de la próxima votación electoral estará sobre el tapete.

Las declaraciones de los movimientos sociales y sindicales de NO VOTAR al Fraude-Amplismo gobernante, será un motivo de discusión acalorada con los sectores más atrasados y conservadores, que acumulan frustraciones pero todavía no están dispuestos a rebelarse abiertamente y decir basta.

Entre ellos estarán además, ciertos interesados en la táctica de “las etapas” que volverán a esgrimir el argumento de “la democracia avanzada” aspirando a que los flujos de votantes eventuales se canalicen hacia sus particulares partidos.

Imaginan un escenario en que los votantes se trasladan de un partido político al otro, y cuando se trasladan a su partido, se demuestra que han avanzado en su conciencia política.
Son rémoras de una “etapismo” elemental, del pasado, que ha pasado definitivamente a la historia.

De cualquier manera el tema el tema de los derechos humanos violados y conculcados no consiguen -las clases dominantes, las corporaciones de intereses en las que están organizados, los partidos de la derecha burguesa tradicional y la misma derecha frentista- desterrarlo y erradicarlo de la conciencia popular.

 Está ahí, presente, y se mantiene vivo.
Persigue a los asesinos y a sus cómplices, no los deja vivir en paz. Es y será una lucha larga, tenaz, mientras la impunidad se mantenga.
Ni siquiera una democracia burguesa digna de su nombre.

Esa lucha debemos mantenerla nosotros mismos. Recorriendo todos los caminos que sean necesarios, en la búsqueda de solucionarlo correctamente.

Sin transar en componendas. Sin dejarnos conducir por falsos caminos.

La sociedad uruguaya toda, en este problema, está en una encrucijada vital.
No es posible vivir en sociedad, avanzar hacia formas superiores de desarrollo y convivencia, inclusive una democracia social verdadera, mientras este problema no sea resuelto satisfactoriamente

c.e.r
- postaporteñ@ 920 - 2013-02-27

Compartir este post

Comentar este post