Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

Vaticano aclaró en el 2010 que no avala transgénicos

14 Septiembre 2012 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Federico , vocero del , había aclarado que un estudio sobre transgénicos del que habían participado algunos miembros de la Academia Pontificia para las Ciencias, no tiene el respaldo oficial de La Santa Sede.  

 

Benedicto XVI. Fuente: reflexionesyotrascosasmas.blogspot.com

En medio del duro debate que se dio entonces entre los países de Europa en torno al uso, conveniencias y perjuicios de las semillas genéticamente modificadas,  y ante la presión de varios gobiernos de la Unión, el vocero del Papa Benedicto XVI, el jesuita Federico Lombardi, salió a aclarar la posición de la Santa Sede ante un documento-estudio elaborado y declarado por un cónclave de científicos, entre los cuales estuvieron siete miembros de la Academia Pontificia para las Ciencias.

En el comunicado que Lombardi emitiera el 1 de diciembre del 2010 señala que en dicha semana de estudio (realizado del 15 al 19 de mayo de 2009) sólo participaron siete miembros de la Academia, mientras el resto de los asistentes eran investigadores externos, los cuales avalaron las conclusiones con sus firmas.

“La declaración no debe ser considerada como oficial de la Academia Pontificia de las Ciencias, que tiene 80 miembros, ya que la Academia, como tal, no fue consultada al respecto ni está en proyecto dicha consulta”, indicaba textualmente el comunicado del Vaticano.

La de Lombardi vino a invalidar también el “Documento-estudio sobre el uso de plantas comestibles genéticamente modificadas para combatir el hambre en el mundo” elaborado por la Academia Pontificia en el 2004.

El documento de aclaración del Vaticano fue profusamente publicado por medios impresos y digitales de los países de Europa. Medios latinoamericanos también hicieron lo mismo, como el diario El Universal  de México, cuya información se encontrará es esta dirección: http://www.eluniversal.com.mx

Según los analistas europeos, el reposicionamiento de la Santa Sede respecto de los transgénicos obedeció a motivos políticos y económicos, habida cuenta que las economías más fuertes de la Unión Europea como Francia y otros países habían rechazado o limitado severamente el uso de los transgénicos producidos por las transnacionales norteamericanas. Argumentaron  que golpeaba negativamente la economía de los productores agrícolas y abría serias dudas sobre la conveniencia de las semillas genéticamente modificadas para la salud humana.

Compartir este post

Comentar este post