Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El polvorín

URUGUAY - “EL FRENTE AMPLIO LOGRÓ ALGO QUE NI BLANCOS NI COLORADOS LOGRARON: DESMOTIVAR A LA GENTE JOVEN, QUE LOS JÓVENES HOY SEAN INCRÉDULOS”

29 Mayo 2014 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica


Entrevista con Ohvar Fernández, un militante de la izquierda uruguaya desde 1960 hoy en las filas de Asamblea Popular, Unidad Popular.


Para Ohvar Fernandez es imprescindible trabajar con los jóvenes, “insistirles en que piensen para que se den cuentas de las mentiras que les dice el FA”.

También en Castillos, Rocha, CX36 habló con Ohvar Fernández, le dicen el Manso. Tiene un bagaje impresionante, desde muy joven estuvo fuera del país, estuvo trabajado por Brasil, recorrió mundo y al volver, estando en Castillos le ofrecieron trabajar en el Liceo. Estuvo casi ocho meses pintando y cuando terminó le ofrecieron seguir como limpiador. En el liceo se quedó 40 años trabajando, después lo ascendieron a portero y todo el mundo lo conoce porque fue el portero del Liceo de Castillos. Ohvar Fernández destaca el papel que juega el diario La Juventud en la ciudad y reivindica la necesidad de hacer despertar a los jóvenes “que el FA tiene engañados como que son de izquierda”. Transcribimos el diálogo mantenido por José Luis Vázquez con Ohvar Fernández en la ciudad de Castillos, donde cuenta sus inicios en la militancia de la izquierda y las razones que lo llevan a integrarse a la Asamblea Popular, Unidad Popular.

 

 

José Luis Vázquez: ¿Cómo es su nombre, porque Manso no le voy a decir?

Ohvar Fernández: Yo me llamo Ohvar Fernández, tengo 72 años, me afilié a la izquierda en el año ‘60 en Montevideo, al FIDEL que era la 1001. A fines del año ‘59 o principios del ‘60. Y hasta el día de hoy siempre seguí en la izquierda.

 

JLV: ¿Pero vos de dónde sos oriundo?

OF: Yo soy oriundo de Rocha pero del departamento de Rocha. 
Yo nací en un lugar que se llama Roncó del Marco, es una zona que está entre la Laguna Merín, la Laguna Blanca que es poco conocida, que nadie habla de ella, y el río San Luis. Ahí hay una isla, acá en el departamento de Rocha es el primer lugar que empieza del otro lado del arroyo San Miguel de Brasil. 
Esos mojones que tú has visto, allá hay uno que es hecho en el 1700 y pico por los portugueses. Está desgastado por el correr de los años, los siglos.

 

JLV: ¿Y cuánta gente vive ahí?

OF: Ahí no vive nadie. Ahí era una campaña desolada, se podía ir sólo por el lado del San Luis a caballo. Y por este otro lado se podía ir nada más que por el arroyo San Miguel o por la laguna Merín.

 

JLV: ¿Y actualmente?

OF: Actualmente es diferente, es una isla ahí pero a través de los años se han formado arrozales, hay muchos arroceros y han acomodado los caminos. Hoy van las 4 x 4, van perfecto, pero en esa época no.
Pero yo estuve muy poco, hasta los 7 años, después me vine para un pueblito que también es de acá de Rocha, 18 de Julio, San Miguel.

 

JLV: Sí, lo conozco.

OF: Bueno, ahí me crié, hice la escuela, me fui criando y empecé a trabajar en un hotel que se llama Parador San Miguel que antes de la dictadura pertenecía a la Comisión Nacional de Turismo, yo creo que no existe más esa repartición.
Después, cuando vino la dictadura lo tomaron las Fuerzas Armadas, creo que hoy es del Ministerio de Defensa igual que la Fortaleza, y eso lo arriendan.
Ahí me crié yo, en esa zona.

 

JLV: ¿Y qué estabas haciendo en Montevideo en aquella oportunidad cuando te afiliaste al FIDEL?

OF: Bueno, yo me afilié y ahí fue donde empecé, porque antes de irme a San Miguel trabajé en ese parador, lo arrendaba en esa época una pareja de húngaros, Don Paulo y Doña Kit. 
Era un ruso blanco que había trabajado en Inglaterra, EE.UU., San Pablo, Buenos Aires, ya estaba viejo, consiguió por intermedio de unos amigos el hotel ese y se vino.
En esa época venía una selecta gente, ricos, millonarios de EE.UU., de Brasil, de Argentina y además venía gente popular, excursiones a pasar el día, a darles de comer y ahí empecé yo a trabajar a los 16 años. Empecé en la cafetería y después entré trabajando de mozo.
Pero este Don Paulo tenía muchas amistades en Montevideo y en Argentina y cuando cumplí los 18 años…
Pero antes quiero contarte esto otro: Pegado al parador hay un Cuartelillo del 12 -el Cuartel central de Rocha está en la ciudad de Rocha que se llama Cuartel Nº 2, ‘Leonardo Olivera’- pero ahí en 18 de Julio, en el paraje San Miguel que está pegado al parador, está ese Cuartelillo. Y los que venían a cargo, creo que hasta hoy también, son los Alférez que salen, y ahí había un piquete de 60 a 70 hombres que siempre estaba y siguen estando todavía.
Los Alférez y los Tenientes se iban a comer al parador, era gente joven, entonces entablamos cierta amistad con algunos alférez. Entre ellos entablé amistad con un amigo, que después nunca más lo vi, ni quiero verlo más tampoco, no sé si es vivo, hijo del coronel Aguerrondo que fue intendente de Montevideo en esa época. Y me dijo que si algún día iba por Montevideo me iba a dar una mano para trabajar en algo si precisaba porque yo apenas había terminado la escuela, había hecho un año de liceo en el Chuy nada más.
Pero cuando uno es joven tiene la ilusión de irse para Montevideo, se habían ido todos los amigos, y me fui. Fui a hablar con él que ya era Teniente, estaba en el cuartel acá.

 

JLV: ¿Cuántos años tenía usted?

OF: Yo tenía 19 años ya.
Vine a acá a hablar con el hijo de Aguerrondo y me dio una recomendación, me dio una tarjeta. Nunca pude hablar con el Intendente, me atendía una secretaria y entonces me dio rabia, no quise ir más.
Un día lo llamé por teléfono, porque en esa época no había celulares, conseguí en un café en Montevideo, que me han dicho que ya no existe más, trabajé también ahí en el Sirocco de Montevideo en una época gloriosa que quedaba en 8 de Octubre y Larrañaga. Creo que no está más ahora.

 

JLV: No, hay otra cosa.

OF: Hay otra cosa.
Pero era un café emblemático de Montevideo, una cosa insólita.
Y me dijo que podía trabajar en un cuartel, en el cuartel que quedaba en Punta de Rieles, la Escuela de Armas.
Si yo andaba en la lona, es de reírse sí.
Bueno, fui y hablé con un Capitán Rey, me dijo que sí, me tomaron todos los datos y me quedé porque yo no tenía dónde estar, dormí varias veces en otros lugares, en una plaza de Montevideo, con otros compañeros en esa época, y me quedé de agregado. 
Ahí estuve 25 días, te llevan 1 vez o 2 por semana al Hospital Militar, te hace análisis de sangre, de orina, pero cuando estaba para entrar deserté porque yo no quería.
Estuve trabajando porque un amigo me había dicho que si tú trabajas de agregado puedes salir a vender cosas de los presos milicos que están dentro del Cuartel, hay un supermercado en el que puedes sacar aceite, yerba, café, dulce de durazno, todo ese tipo de cosas. Los presos te dan la libreta, el número, tú vas a la cantina, lo levantas y después lo vendes. Esa plata la llevan las mujeres de ellos.
Es terrible la vida del cuartel, ya en esa época.

 

JLV: Así que vos hiciste la parte de agregado nomás.

OF: Sí, después me vine de vuelta para San Miguel y trabajé un año.
Después me fui en un barco, a San Miguel venían de la Laguna Merín unas barcazas que traían madera a una barraca muy grande que había en 18 de Julio que tenía una sucursal en el Chuy, otra en la Coronilla y otra en Castillos. Descargaban ahí, me dijeron si quería ir y me fui con ellos, creo que cumplí 20 años en Porto Alegre festejado allá con otros locos.
Y de ahí salí, me fui en ese mismo barco y con la misma gente hasta el Mato Grosso, estuve 2 años, recorrimos una gran parte del Mato Grosso. 
Después me tuve que volver en otra lancha hasta Porto Alegre. Allí trabajé un tiempo y volví para San Miguel.
En San Miguel ya se había ido Don Paulo, que era el dueño del hotel que te nombré, vine a pasear a Castillos con otros compañeros y me gustó el pueblo.
Pero después volví a Montevideo y me vine para Castillos. Frecuentaba mucho esa esquina que es un Club, ahí me dieron trabajo, trabajaba de mozo.

 

JLV: ¿Qué club es ese?

OF: El Centro Unión de Castillos, pero era un club de lujo.
Estaba muy bueno, hoy está abandonado creo.
Después conocí a otro hombre que me ofertó trabajo, si quería trabajar en el Liceo de Castillos. Estuve 40 años en el Liceo.
Yo le decía: no, pero yo no soy docente.

 

JLV: ¿40 años trabajando en el Liceo de Castillos?

OF: Sí, 40 años.

 

JLV: ¿Y qué hacía?

OF: Era limpiador, después terminé de portero.
Fui como pintor, le dije al director -Sanguinetti se llamaba- que yo apenas hice la Escuela que iba a hacer en  el Liceo y él me dijo que era para hacer unas pinturas que se precisaba. Y fui. Después que terminé las pinturas, que estuve como siete meses y pico, me ofreció trabajar como limpiador, no me gustaba limpiar porque era joven, pero había una muchacha -que hoy es mi esposa- y me fui quedando.

 

JLV: Te enamoraste?

OF: si, me enamoré y eché raíces acá en Castillos.
Y como te dijo El Mudo, este era un pueblo fascista, hablar de la izquierda era como hablar del Diablo. En ese momento estaban estos personajes que están gobernando, los tupamaros, esa burguesía que apareció y que yo antes apoyaba, cuando tenía 20 y pocos años pensaba igual capaz que ellos. Pero los años, el tiempo, te vas desengañando de mucha cosa.
Hoy vemos a Mujica yendo a Estados Unidos con la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz; Mujica haciendo chistes en el Banco Mundial… Una cosa que hace 40 o 50 años era impensable que estos muchachos estuvieran haciendo esas cosas.
Y lo más lamentable es la mentira a la gente, el engaño a los jóvenes, porque el Frente Amplio logró algo que nadie nunca había logrado, ni los blancos ni los colorados. El Frente Amplio logró desmotivar a la gente joven, que sean incrédulos, porque no puede ser que un muchacho que va a un Liceo, no piense cómo puede ser esto.
Pensar lo que era la izquierda no lo que aparentemente quieren mostrar, que es una mentira, una farsa, me parece a mí. 
En lo reciente, yo he visto a Landriscina que es un hombre que en una Sala hace reir a la gente; y Mujica hizo lo mismo. Haciendo chistes.
¿En otros gobiernos blancos o colorados, alguna vez viste un Embajador de Estados Unidos tan familiarmente? No les conocíamos a veces ni las caras. 
Ahora la Embajadora está en todo, es la que manda, con el PIT CNT, con los jubilados de la ONAJPU, con el gobierno, con Mujica, con toda esa gente.
Yo no soy de Bordaberry ni nunca lo votaría, pero ¿qué le pueden decir a Bordaberry hoy en día los del Frente Amplio? 
Si hace un mes atrás Tabaré Vázquez estaba acá en Castillos y fue Bordaberry a abrazarse con él. 
Yo le pregunto a un frenteamplista de acá de Rocha ¿qué dijo Tabaré Vázquez en la reunión? Y no dijo nada, sólo quedó ese abrazo., Quiere decir que Bordaberry no les tiene ningún miedo, porque fue a la cueva de ellos y qué van a hablar de Bordaberry si son iguales. Son lo mismo. Bordaberry Lacalle, Frente Amplio, es lo mismo. Por eso se abrazaron. Y siguen mintiéndole a la gente.
Yo como izquierdista pienso así.
Por ejemplo a Mujica no se hasta cuándo lo van a tolerar en Cuba, en Venezuela en Bolivia, diciendo que es de izquierda. ¿Qué de izquierda? Si fuera de izquierda no lo estarían ponderando en EEUU, la Julissa Reynoso y todos esos.
Por eso voy a seguir en la Asamblea Popular.

 

JLV: ¿Cuándo y cómo tomaste la decisión de apoyar a la Asamblea Popular?

OF: Casi enseguida. Porque yo vi la gran trampa del FA casi enseguida. Y la que mas me dolió fue la que hizo (el intendente Artigas) el Chueco Barrios acá en Rocha. Lo primero que hizo el Chueco Barrios fue correr a mil y pico de funcionarios, un socialista corriendo a la gente, y puso como a cuatrocientos y pico que ganaban por los mil y pico.
Y antes que ganara la Intendencia el FA con el Chueco Barrios, estaba Irineu Riet Correa de intendente. El Dr. Correa tuvo la virtud de pelearse con todos los Presidentes, se peleó con Batlle, con Lacalle y con Sanguinetti y lo iban a correr, pero el FA no apoyó en el Parlamento y no dieron los votos para sacarlo.
Pero después que ganó el FA, vino este personaje Mariano Arana –que yo lo vi- y se burlaba de Irineu porque había dejado en la Caja 36 pesos. Fue famoso el caso.
Esa es la hipocresía de esta gente.
Conocí acá en Castillos de 30 y 40 años que lucharon para que el FA ganara y a ellos les dio la espalda, se rodearon de alcahuetes, la mayoría son colorados y blancos, pachequistas e la Juventud Uruguaya de Pie, esos son los amigos del Chueco Barrios, yo los conozco. Y ahora son todos del Frente Amplio.
Una de las cosas que más me molesta es mirar a esta gente que le siga mintiendo a la gente, a los jóvenes principalmente. Por eso la Asamblea Popular tiene que reivindicarse en todos los lugares que estemos y decirle a la gente lo que es la izquierda, no esto que es el FA que es más fascismo.

JLV: ¿Y te parece que acá la gente se da cuenta o los vuelve a votar?

OF: Y es probable que gane acá en Castillos. No estoy haciendo propaganda para el FA ni nada parecido, pero el FA se encargó de los municipales que son como tres mil y pico en el departamento, acá son ciento y poco; con sus familias, que la mayoría de ellos, los más viejos, eran colorados y blancos, puestos por Adauto y por Irineu. Pero también se cambiaron. 
En rocha el FA viene perdiendo votos por todos lados, pero dicen que acá en Castillos se mantienen. Ahora, si hacen un acuerdo blancos y colorados, el FA se borra porque acá ganó por muy pocos votos. 
La mayoría de los votos acá están todos comprados. El FA no tenía nada, al FA se cambiaron los blancos y colorados. El FA surgió a raíz de que se achicó el partido Colorado, que en su mayoría se fue al FA. 
Hay una cosa que es insólita: que los dirigentes de una central obrera como es el PIT CNT, estén en el gobierno. Este es un caso único en el mundo, porque uno no puede estar bien con Dios y con el Diablo. ¿Vas a defender al gobierno o a mí? No se hasta cuando seguirá eso, es increíble que la gente que está trabajando aporte plata para el PIT CNT.
Tanto el PIT CNT como la ONAJPU son oficinas del gobierno, están al servicio del Frente Amplio. No se hasta cuando.

 

JLV: ¿Y del abrazo de Tabaré Vázquez y Pedro Bordaberry la gente en la calle qué dice?

OF: La gente que yo conozco dicen que es increíble que Bordaberry vaya a darle ese abrazo. Pero fue porque son lo mismo. ¿Qué van a hablar No pueden hablar mal de Bordaberry. Son amigos de ellos.
Y después en retribución, el Chueco Barrios –que es socialista, según dicen ellos porque de socialistas no tienen nada- fue al local de Bordaberry. 

 

JLV: Estás haciendo mucha propaganda por la Asamblea Popular, Unidad Popular, porque en este rato la gente pasa y te pregunta por la Asamblea Popular.

OF: Si, la Asamblea Popular está creciendo y va a seguir creciendo.
Tenemos baluartes como el Mudo. Yo hace años recibo el diario La Juventud, que lo recibo hace años y ahora dejo que lo reciba él porque como estuvo activo en el Partido Comunista, es Veterinario, se convenció. Es un baluarte para nosotros, es un hombre luchador. 
Estamos hablando con otros compañeros, les estamos llevando material.
Acá en Castillos una herramienta fundamental es el diario La Juventud, nosotros lo dejábamos toda la vida en dos o tres lados que va gente, en la Panadería Treinta y Tres;  en otra Panadería allá abajo y en un Café. La gente lo lee y me dicen: “Esto es mentira” y yo les respondo: Si fuera mentira ya lo hubieran cerrado al diario.
Y además hemos hablado en la radio local, ha venido (el profesor Enrique) Razzetti, Aquiles (Gómez);  ha venido (el dirigente del MODEJU, Héctor) Morales.  
Y tiene que venir de nuevo Morales porque hay mucho jubilado acá. Y también en la gente joven. Tenemos que poner ahí el ojo. Insistirles en que piensen para que se den cuentas de las mentiras que les dice el FA.
Tanto que hablan de la historia, yo tengo 72 años y nunca vi ni al Goyo Álvarez ni a Bordberry ir a los Estados Unidos ni a la Casa Blanca, sería impensable. Esto rebasó todos los límites. Era impensable, ellos fueron y se ríen. Mujica haciendo chistes para los europeos.

 

JLV: Muchas gracias por este tiempo.

OF: No, a la orden siempre

Compartir este post

Comentar este post