Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
El polvorín

Crisis en Egipto El factor Hermandad Musulmana/2 millones exigen renuncia indeclinable de Mubarak /Decimosexto día del pueblo tunecino Se acabó la libertad/Sobre la "Transición" en Túnez y Egipto

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

BEAUTIFUL video of Egypt's protests! 29 de enero de 2011

 
Inside Story - Egyptian protests - 6 Apr 08 - Part 1

 

Cairo Kasr Al Nile Bridge 3:30 pm

January 28, 2011

espectacular retroceso policial ante avance manifestante egipcios

 


 


 

 

 

 

Crisis en Egipto

El factor Hermandad Musulmana

Asia Times Online
02-02-2011
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens y revisado por Caty R.
Un millón de personas marchó por las calles en El Cairo este martes, un millón más marchará hacia el palacio presidencial egipcio en Heliópolis el próximo “Viernes de la Partida”. El grafiti más común –pintado también sobre los tanques Abrams estadounidenses de color caqui– así como la consigna más popular, sigue siendo “el pueblo quiere que caiga el sistema”. Parece que el ejército ha elegido su lado, afirmando tácitamente que “no recurrirá a la fuerza contra nuestro gran pueblo”.

Con el barril Brent de petróleo rompiendo la barrera de los 100 dólares por primera vez desde septiembre de 2008, los temores crecientes sobre el flujo del petróleo por el Canal de Suez, bancos, escuelas y la bolsa cerrados, comités populares dirigiendo la seguridad, la quema de sus uniformes por algunos policías que se suman a las protestas y filas de activistas, manifestantes y blogueros gopeando con furia los teclados para transmitir la palabra (antes de que el presidente Hosni Mubarak tuviera la "valentía" de cerrar el último servidor de Internet en funcionamiento), la revolución egipcia puede estar acercándose a la fase final.

La estrategia del faraón y su “sucesor”, Omar “el torturador suave”, Suleiman de utilizar al ejército para intimidar, y luego recuperar la calle, sólo podría tener éxito si el Nilo se tiñera de sangre esta semana. Parece poco probable. A pesar de todo esta implacable dictadura militar hará todo lo posible por aferrarse al poder.

Tal como lo ve la multiforme calle egipcia, no se trata de que, como señala de modo tan curioso el Wall Street Journal, “tal vez la nueva fase sea feliz para Washington”. A esas masas en la Plaza Tahrir (Plaza Liberación) que protestan arriesgando sus vidas no les importa un rábano, lo mismo que no les importa un rábano la seguridad de los suministros de petróleo a Occidente o la seguridad de Israel. Se trata de Egipto, no de EE.UU.

El domingo, el presidente de EE.UU., Barack Obama instó a un dócil “cambio en el gobierno de Egipto”, mientras las calles gritan “¡fuera el dictador!”. Al-Jazeera tuvo que salir con un editorial en el que recuerda a todos que la definición de “reforma” de Obama simplemente no puede significar el mismo régimen corrupto/represor con un retoque.

Estamos ante una situación revolucionaria clásica; los que están arriba no pueden imponer su voluntad como solían hacerlo, los muchos que están abajo se niegan a ser dominados como lo hacían. Infinitamente desconcertadas, las capitales de EE.UU. y Europa pueden agregar en el mejor de los casos cantos de fondo al revuelo de la calle. La calle quiere una vida política e institucional sólida y poder ganarse la vida decentemente en un entorno menos corrupto. Y resulta que es imposible bajo las reglas inmutables del juego: el sistema de “nuestro” dictador apoyado por el Occidente industrializado.

Entre sonsas teorías conspirativas como que la revolución egipcia está financiada por el lobby judío, la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU., el financiero estadounidense George Soros, o todos juntos, a la calle egipcia no puede importarle menos si el faraón decide o no “dirigir una transición ordenada”; no aceptará nada menos que su pasaje sin retorno, tal vez para abrazar a sus amigos en la Casa de Saud. Especialmente ahora que la calle ha visto cómo, con Suleiman, Mubarak está imitando al Shah de Irán en 1978, cuando instaló a Shapour Bakhtiar como primer ministro (y no funcionó).

Hablad con la Esfinge

El futuro camino sensanto apunta a una alianza cívica egipcia dominada por todos los sectores opuestos al régimen (virtualmente todos los del país) y el componente inevitable, el ejército. Por mucho que sectores del establishment en Washington y los medios corporativos de EE.UU. hayan estado elucubrando frenéticamente, no existen condiciones objetivas para una toma del poder islamista; es simplemente estúpido.

Washington puede estar a punto de dar luz verde a Mohamed El-Baradei –crucialmente apoyado por la Hermandad Musulmana-. Pero ni siquiera la Esfinge de Giza sabe si esto será suficiente para la calle.

El-Baradei es una persona extraña y creíble. Durante los duros años del faraón estuvo en el extranjero. No es pusilánime, y se mantuvo firme estoicamente con respecto a Irán contra el gobierno de George W. Bush como jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica. El-Baradei, galardonado con el Premio Nobel de la Paz de 2005 en realidad puede emerger como “puente” antes de unas elecciones libres y limpias, una nueva constitución y un nuevo orden en Egipto.

Pero no hay evidencia de que vaya a urdir una política económica muy diferente de la del usual engaño del “ajuste estructural” del Fondo Monetario Internacional-Banco Mundial, con muchas sospechosas privatizaciones mezcladas con ese mantra nebuloso de Davos: “buena administración”. Si es así, la calle tenderá a enfurecerse realmente, de nuevo.

Por el momento, no hay mucha evidencia de que Egipto pueda seguir el camino de Irán en 1979. La izquierda secular estuvo a cargo del gobierno post revolucionario de Irán (en Egipto, la izquierda está diezmada por la represión). Irán sólo se convirtió en una república islámica meses más tarde, después de un referendo nacional (si eso sucediera, los egipcios apoyarían abrumadoramente una república secular). La perspectiva más probable, positiva, es que en 2012 Egipto, políticamente, pueda parecerse más a Turquía.

Esto nos deja con la candente pregunta sin respuesta que está por encima de todas: ¿cuál será el papel post revolucionario de la Hermandad Musulmana (HM)?

Hermanos al rescate

La HM provoca un miedo total en todo Occidente porque el régimen de Mubarak siempre la asimiló efectivamente con al-Qaida. Es ridículo.

La HM fue fundada por Hasan al-Banna en el puerto de Ismailia en 1928 –luego se trasladó a El Cairo-. Su preocupación inicial fue concentrarse en servicios sociales, estableciendo mezquitas, escuelas y hospitales. Durante las últimas décadas, la HM logró convertirse en la fuerza política fundamentalista más importante del mundo suní. También es el mayor partido disidente de Egipto, con 88 escaños de los 454 de la cámara baja del Parlamento.

La HM no apoya la violencia –aunque lo hizo en el pasado, hasta los años setenta-. El aura de violencia se relaciona sobre todo con el legendario Sayyid Qutb, considerado por muchos como padre espiritual de al-Qaida. Qutb, crítico literario que había estudiado en EE.UU., se unió a la HM en 1951 y se separó años más tarde.

Las ideas de Qutb eran radicalmente diferentes de las de al-Banna –especialmente su concepto de una “vanguardia” que tiene más de Lenin que de El Corán-. Estaba convencido de que la democracia era “un fracaso” en el mundo islámico (a diferencia de la abrumadora mayoría de los egipcios en la actualidad, que luchan por la democracia; la HM, además, participa plenamente en la sociedad civil y política.) Qutb ni siquiera se califica como el pensador islamista moderno más influyente; el Islam político dominante, personificado por la autoridad del imam de al-Azhar en El Cairo, lo refutó despiadadamente.

Contrariamente a la propaganda neoconservadora estadounidense, la HM tampoco tuvo nada que ver con los movimientos fascistas en la Europa de los años treinta o con partidos socialistas (en realidad está a favor de la propiedad privada). Es sobre todo un movimiento nativo urbano, de la clase media baja, tal como lo define el profesor de la Universidad de Michigan, Juan Cole. Incluso antes de la revolución, la HM estaba comprometida con el derrocamiento del régimen de Mubarak, pero pacífica y políticamente.

La Hermandad Musulmana iraquí, fundada en los años treinta en Mosul, ahora es el Partido Islámico Iraquí y un protagonista político importante que siempre ha mantenido un diálogo con Washington. Y en Afganistán, el partido Jamiat-I Islami fue inspirado por la HM.

La HM ciertamente no rechaza la tecnología y la innovación intelectual.

Está verdaderamente por todas partes en las calles de la revolución egipcia, pero con mucho cuidado de no mostrar una actitud “descarada”. Según el portavoz Gamel Nasser, se considera sólo un pequeño sector de la revolución. Y la revolución tiene que ver con el futuro de Egipto, no del Islam.

Algunos podrán argumentar una vez más que es lo mismo que lo que decían los mulás en Teherán en 1978/1979. Indudablemente el shah fue depuesto pràcticamente por todos los sectores de la sociedad, incluido el Partido Comunista. Entonces los teócratas se hicieron cargo, violentamente. Según sus antecedentes, durante las últimas tres décadas, no existe evidencia de que la HM tendría el alcance necesario para intentar la misma acción.

A los extranjeros les cuesta imaginar lo brutal que ha sido la máquina de represión de la policía estatal de Mubarak. El sistema se basa en 1,5 millones de policías, cuatro veces la cantidad de miembros del ejército. Sus salarios se pagan en gran parte con los 1.300 millones anuales de “ayuda” de EE.UU., que también ha servido para reprimir duramente a la clase trabajadora y en general a cualquier organización progresista.

Esta situación ha existido desde mucho antes de Mubarak. La historia formulará preguntas directamente al fantasma del ex presidente Anwar Sadat. Éste creó una "trifecta" para hacer que sus políticas intifah (puertas abiertas) funcionaran; el FMI le aconsejó que creara una economía rudimentaria de exportación, manipuló la religión para extraer fondos de Arabia Saudí y así aventajó a la HM, y obtuvo miles de millones de dólares de EE.UU. por llegar a un acuerdo con Israel. La inevitable consecuencia crucial de todo esto es que fue un monstruoso Estado policial dedicado, entre otras joyas represivas, a una lucha brutal contra las organizaciones de la clase trabajadora.

Y este es el antídoto para al-Qaida

Incluso mientras la devastaban durante las décadas de Sadat y Mubarak, la HM por lo menos conservó una estructura. En las elecciones libres y limpias, la HM ciertamente conseguiría por lo menos un 30% de los votos.

A los medios corporativos globales les vendría bien desplazarse a la central de la Hermandad Musulmana en El Cairo, en El Malek El Saleh, y aprender algo. El nuevo jefe de la HM, Mohamed Badie, se preocupa más del área social que de la política. Sobre la posibilidad de que Egipto acabe siendo un Estado islámico, insiste en que la decisión será “del pueblo”.

A diferencia de Badie, Sherif Abul Magd, profesor de ingeniería en la Universidad Helwan y jefe de la HM en Giza, fue mucho más locuaz al hablar con el periódico italiano La Stampa. Tuvo cuidado de destacar que los manifestantes no deberían oponerse a los militares. Subrayó que “nuestro pueblo ya controla las calles”.

Sobre todo bosquejó la estrategia de la HM para la próxima etapa; a un primer ministro interino deberían agregarse cinco jueces para establecer un comité presidencial encargado de reescribir la constitución y luego de convocar a elecciones para el Parlamento y la presidencia.

Magd fue inflexible: “Un Estado islámico no está en conflicto con la democracia, pero el pueblo debería poder elegirlo”. Washington ya lo sabe, pero en todo caso se alarmará porque la HM no cree en ese famoso cadáver geopolítico: el proceso de paz israelí-palestino; “la paz es imposible sin un acuerdo con Hamás”. En cuanto a al-Qaida: “actualmente sólo es una invención de la CIA para justificar la guerra contra el terror”.

La calle árabe sabe –y en gran parte aprueba– que la HM se ha opuesto permanentemente a los acuerdos de Camp David de 1978 y no reconoce a Israel. Estratégicamente, la HM ha comprendido que es contraproducente destacarse ahora; otra cosa es en el futuro. El punto crucial es que la HM se opone firmemente a la violencia contra los civiles, y por lo tanto rechaza con firmeza a al-Qaida. Una HM que rechaza la violencia y que es muy activa en la política civil en Egipto posiblemente no asustará a Occidente. Como partido establecido del Islam político, la HM podría ser el mejor antídoto para fanáticos al estilo de al-Qaida.

Al contrario de lo que dicen las sirenas alarmistas de derecha, ningún “fervor islámico” envuelve a Medio Oriente. Al contrario, lo que se ve actualmente es mucha corrupción moral, que para colmo está del lado equivocado de la historia.

La posición de Israel se explica por sí misma, desde el Jerusalem Post que describe la revolución egipcia como “el peor desastre desde la revolución de Irán”, hasta un columnista del periódico Ha’aretz que vocifera que Obama traicionó a “un presidente moderado egipcio que se mantuvo leal hacia EE.UU., promovió la estabilidad y alentó la moderación”.

En cuanto al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, telefoneó a Mubarak para decirle cuánto lamenta todo este lío; y luego ordenó a sus matones que impidieran que los palestinos manifestaran su apoyo a la democracia en Egipto.

No cabe duda, con la HM como parte de un gobierno egipcio, un gobierno egipcio verdaderamente soberano, el tratado de paz entre Israel y Egipto será volverá a negociar (la HM está a favor de un referendo). Y así llegamos al meollo de la cuestión. Después de esta revolución, los intereses de EE.UU. e Israel posiblemente no podrán converger, ni siquiera como una ilusión óptica.

No es una revolución antiestadounidense; es una revolución contra un régimen apoyado por EE.UU. Un gobierno post Mubarak legítimo y soberano posiblemente ya no podrá ser un títere de Washington, con todas las implicaciones regionales que esto significa. Y eso va mucho más allá de la HM. Tiene que ver con el corazón milenario del mundo árabe que posiblemente está al borde de un drástico cambio radical.

Pepe Escobar es autor de “Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War” (Nimble Books, 2007) y “Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge”. Su último libro es “Obama does Globalistan” (Nimble Books, 2009). Puede contactarse con él en: pepeasia@yahoo.com.

(Copyright 2011 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved. 

Dos millones exigen renuncia indeclinable de Mubarak

Martes, 01 de Febrero de 2011 12:39 inSurGente.org

egipto%208.jpg

(VIDEO) Entre un millón y medio y dos millones de egipcios exigieron la renuncia de Hosni Mubarak en el Cairo, rechazando la propuesta del dictador para quedarse hasta setiembre.

 

 Según algunas informaciones un millón y medio y según otras, de dos millones de personas rechazaron este martes el último discurso del presidente, Hosni Mubarak (realizado durante la manifestación masiva) y han tachado de insuficiente su promesa de no concurrir a las próximas elecciones presidenciales.

   Los Hermanos Musulmanes (aún ilegales) han advertido, a través de un portavoz, Mohamed Morsey, que "nadie está satisfecho" con las palabras del veterano dirigente, que se ha dirigido esta noche a la nación a través de un discurso televisado.

   Mubarak "y su sistema han fracasado", ha manifestado Morsey. "Tiene que abandonar", ha resaltado el portavoz de la formación islamista.

   En la misma línea, el opositor George Ishak, líder de Kefaya, ha manifestado a la cadena británica BBC que está "muy decepcionado" por un discurso que, además, ha hecho que la oposición esté "muy enfadada". "Teníamos unas peticiones muy claras y ha negado todo lo que demandádamos. Tiene que irse ahora", ha apuntado Ishak, que está "asustado" por "lo que puede ocurrir en el futuro".

   Por su parte, el secretario general de la Liga Árabe y posible candidato a la Presidencia egipcia, Amr Musa, se ha mostrado más cauto y ha declarado, en una entrevista a la CNN, que ahora es momento de analizar "cuidadosamente" las ofertas planteadas.

   En este sentido, Musa ha destacado la imposición de límites de mandato y las nuevas leyes electorales, parte de las medidas esbozadas por Mubarak y que el presidente se ha comprometido a sacar adelante en los próximos meses, antes de los comicios de septiembre.

LAS MANIFESTACIONES PERSISTEN

   Cientos de miles de manifestantes congregados aún en la plaza Tahrir de El Cairo permanecieron en el lugar tras el discurso del presidente, y gritaron consignas contra el mandatario pese a que ha prometido no presentarse a las próximas elecciones.

   "No abandonaremos, él abandonará", corearon algunos de los manifestantes. Otras personas aclararon con sus lemas que la manifestación sigue conforme estaba previsto: "El viernes por la tarde, estaremos en el palacio".

   Al Yazira mostraba este viernes por la noche la plaza de la capital aún abarrotada, y cómo miles de personas se habían congregado también en la ciudad de Alejandría.

NOTICIA ANTERIOR

MÁS DE UN MILLON PIDEN LA RENUNCIA DE MUBARAK 

Ni los egipcios más viejos recuerdan una concentración del tamaño de la que ha tenido lugar en la plaza de Tahrir de El Cairo.

Más de un millón y medio de personas han exigido la caída del régimen de Hosni Mubarak en un ambiente festivo que se ha trasladado a las calles aledañas, también abarrotadas de manifestantes de toda condición. Musulmanes, cristianos y laicos; hombres y mujeres; niños, jóvenes, adultos y ancianos... Todos ellos han coreado consignas contra el presidente del país desde 1981.

 

Los organizadores de la marcha tenían previsto desfilar hasta el palacio presidencial, en el barrio de Heliópolis, pero el Ejército les ha impedido salir de la plaza. También ha habido protestas en Alejandría, Suez y otras ciudades.

 

 


 

 

NOTICIA ANTERIOR

 ARRANCA EL GRAN DÍA.......

EL CAIRO/EGIPTO: Jóvenes, estudiantes, profesionales y familias enteras se reúnen en la plaza de Tahir, donde la oposición espera juntar a más de un millón de personas.-Los soldados a las puertas del recinto se limitan a identificar a los manifestantes. A esta hora todos los móviles de periodistas y cadenas están incomunicados. Al parecer bloquearon el trabajo de las antenas que funcionan con la Plaza Tahir.


 

Cientos de miles de personas participan a estas horas en la gran marcha convocada por el movimiento opositor en el centro de El Cairo para exigir la dimisión del presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el final de sus 30 años de régimen. Desde las once de la mañana (hora española), la plaza de Tahir (de la Liberación), epicentro de las protestas para exigir reformas democráticas en el país árabe, es escenario de la manifestación en la que los grupos opositores esperan reunir a más de un millón de personas. El lema con el transcurre la marcha es "Abajo Mubarak, todos contra Mubarak".

Hay gente joven, familias enteras con sus hijos, muchos de ellos bebés, y egipcios con mayor poder adquisitivo que están aportando dinero para sufragar la comida y el agua para la multitud. Cada uno cuenta su historia, cómo está viviendo estos ocho días de revolución ciudadana contra la opresión de un régimen que parece tocar a su fin. En el centro de la plaza, además de pancartas en las que se reclama la salida de Mubarak y el regreso de la democracia, se ha instalado una gran pantalla en la que se están proyectando fotos de las protestas para romper así la censura de la prensa oficial egipcia, que no está informando de lo que ocurre en la calle.

Ya desde primera hora la plaza ha ido llenándose de miles de personas que se han unido a aquellos que, una noche más, han acampado en la plaza desafiando el toque de queda impuesto por el Gobierno cuando se iniciaron las protestas hace ocho días con el balance provisional de 125 muertos.

El Ejército, testigo de la protesta

Después de que ayer el Ejército considerara "legítimas las protestas" y anunciara que "no recurrirá al uso de la fuerza contra el pueblo", el despliegue de soldados esta mañana alrededor de la plaza tiene como misión canalizar la entrada a la misma de los miles de manifestantes. La gente se agolpa en torno a las dos únicas vías para acceder al recinto, porque las otras cinco calles que culminan en la plaza han sido cerradas por los soldados como medida de seguridad. Los uniformados que flanquean las entradas se ciñen a identificar a los manifestantes y, si acaso, revisan las mochilas o bolsas que portan consigo. Los cientos de periodistas internacionales que cubren la crisis en Egipto tampoco están teniendo problemas para entrar e informar desde el interior de la plaza.

A la espera de conocer si a la protesta acudirá el líder opositor y premio Nobel de la paz Mohamed ElBaradei, su partido, la Asamblea Nacional para el Cambio, sí que estará representado por destacados líderes como Hamdy Kandil, escritor crítico con el régimen.

El Cairo no es la única ciudad donde hoy el movimento anti Mubarak exhibe su fuerza. En Alejandría (al norte del país) se desarrolla otra marcha del millón. Para amortiguar el impacto de ambas movilizaciones, el Gobierno ha decretado el cierre del servicio ferroviario y de muchas carreteras.

Entretanto, ElBaradei, en declaraciones recogidas por The Independent, se ha mostrado convencido de que Estados Unidos, tradicional aliado de Mubarak, ha perdido la confianza en él y es consciente de que sus días "están contados", al tiempo que ha condenado los "actos criminales" cometidos por el régimen para perpetuarse.

A la cascada de peticiones de libertad se ha unido hoy el primer ministro turco, el islamista moderado Recep Tayyip Erdogan, que ha recomendado a Mubarak que "escuche las demandas" de sus ciudadanos. "Escucha las protestas y las demandas extremadamente humanistas de los ciudadanos", ha señalado Erdogan durante un discurso ante los miembros del partido gobernante AKP."Atiende sin dudarlo las demandas de libertad de los ciudadanos", ha añadido.

Hacia un frente común

La balanza egipcia parece definitivamente decantada. Un portavoz militar anunció anoche que el Ejército considera "legítimas" las reivindicaciones populares y que no reprimirá la revuelta. Muy significativamente, la declaración fue ayer emitida por la televisión oficial de Egipto. El fin del faraón podría estar muy próximo. Con Internet inhabilitado desde hace cinco días, Facebook y Twitter , las herramientas que sirvieron para convocar las primeras protestas, y el anuncio del ministro de información de que en las próximas horas cortarán las redes móviles, ha dejado paso a medios menos sofisticados. Durante todo el día de ayer, los jóvenes recorrieron con megáfonos la plaza de la Libertad, el simbólico epicentro de la revolución, llamando a la gente a acudir hoy a la gran protesta cuando se cumple la primera semana de revuelta. "Abajo Mubarak, todos contra Mubarak", gritaba una muchacha a través del altavoz. "Pueblo egipcio, únete a nosotros, no dejes que te callen", se desgañitaba.

Los convocantes de la protesta seguían con su revolución sin ocuparse demasiado de lo que ocurría en los despachos, donde la clase política egipcia intentaba ponerse de acuerdo sobre cómo encarrilar una transición que depende de que el faraón Hosni Mubarak abandone su trono . "Son los jóvenes los que siguen liderando este movimiento", explicaban algunos de los representantes del movimiento opositor Ghad, dirigido por Ayman Nour. "Estamos unificándonos en un frente común", decía un dirigente del grupo disidente Wafd.

"No es el momento de estar pendientes de quién liderará el cambio de Gobierno", afirmaba Mohamed Waget, líder de los socialistas revolucionarios. "Aún permanecen divididos y es necesario que primero se pongan de acuerdo entre ellos. Nosotros lo único que queremos es ver al mayor número de gente en las calles". Para lograrlo, señalaba que la línea telefónica fija y los móviles, que siguen dando problemas, han sido los transmisores principales. Ante ello, Google anunciaba esta madrugada (hora española) que ha desarrollado una herramienta para que los ciudadanos puedan tuitear pese a la interrupción de las comunicaciones móviles e Internet.

La compañía, explica, ha puesto a disposición de los usuarios tres teléfonos internacionales en los que pueden dejar un mensaje de voz y el servicio instantáneamente tuitea el mensaje con el tema #egypt. Los tres números para llamar son +16504194196 o +390662207294 y +9731699855.

El día comenzaba ayer con una convocatoria de huelga de transportes que dejaba sin acceso a la capital a quienes se acercan desde las poblaciones del valle del Nilo. Tampoco daba mucha confianza a los manifestantes que permanecían al anochecer en los jardines de la plaza el regreso de la policía a las calles. "Muchos de nosotros hemos decidido pasar aquí la noche, en previsión de que mañana intenten impedírnoslo", aseguraba Mahmud que, con su padre y sus dos hermanos acarreaba mantas, comida y agua.

Tanto los políticos como la sociedad civil esperan repetir hoy el éxito de participación que las protestas han tenido desde que hace una semana estalló una revuelta que quiere llevarse por delante 30 años de dictadura. "La marcha del millón", explica Waget, "es nuestro objetivo". "Queremos la derrota del sistema", abundaba Jaled Abo Aeda, líder sindical independiente. "Y para eso vamos a conseguir que todos estén en la calle".

El descontento de la población, que empieza a sufrir los efectos del desabastecimiento, puede incidir en el resultado de la convocatoria. No hay dinero en los cajeros automáticos y, previsiblemente, millones de funcionarios y jubilados no van a poder cobrar sus salarios y pensiones. Tampoco ayuda el hecho de que comprar pan, la base de la alimentación del pueblo egipcio, empiece a resultar una complicada aventura. A primera hora de la mañana de ayer, un anciano cargado con un enorme cesto de hogazas era abducido por una multitud que se llevaba las tortas de pan de veinte en veinte, sin escuchar las súplicas del vendedor para hacer un reparto más equitativo de la mercancía.

"Ya queda cada vez menos. Si no lo conseguimos este martes [por hoy] lo haremos el viernes. Saldremos todos los días hasta que acabemos con el régimen de Hosni Mubarak", concluye el socialista radical Waget.

El vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman , afirmó ayer que Mubarak le ha pedido iniciar un diálogo con todos los partidos políticos sobre las demandas de los manifestantes que piden reformas constitucionales y legislativas.

Protestas "legítimas"

Desde el estallido del movimiento popular contra la dictadura, las esperanzas de los egipcios se depositaron en el Ejército. Los militares son queridos por la gente y claramente cortejados por la incipiente plataforma política de oposición. También constituyen, sin embargo, la columna vertebral del régimen: el presidente Mubarak es un hombre del Ejército, como lo fueron los dos anteriores presidentes, Nasser y Sadat, y como lo son el nuevo vicepresidente, Omar Suleimán, y el nuevo primer ministro, Ahmed Shafik. Esa ambivalencia explica la extraña pasividad y la difícil neutralidad mantenida hasta ahora por la institución.

El Ejército egipcio es a la vez poderoso e impotente. En una situación de suspenso, como la que vive el país desde el colapso policial del viernes, los militares son percibidos como la fuerza capaz de decantar los acontecimientos a favor del régimen o a favor de la democratización. Pero, por más que la población respete a los militares, resulta evidente que el fracaso de Mubarak es también su fracaso. Cuesta imaginar un gesto de la cúpula militar contra Mubarak, el héroe de la guerra de 1973, si éste no decide por fin dejar el poder: el riesgo de división en el propio Ejército sería alto y una crisis interna entre los militares tendría efectos devastadores.

La señal emitida anoche fue la más clara hasta ahora. No incluía crítica alguna hacia Mubarak ni sugería la necesidad de que dimitiera. Sin embargo, daba un espaldarazo a la protesta contra el presidente: "Vuestras fuerzas armadas, muy conscientes de la legitimidad de vuestras demandas, están dispuestas a asumir su responsabilidad respecto a la seguridad de la nación y sus ciudadanos y afirman que la libertad de expresión pacífica está garantizada para todos". A continuación, se instaba a la población a evitar la violencia y los saqueos.

Si algún egipcio temía aún que participar en las marchas de hoy entrañara el riesgo de choques violentísimos como los registrados el viernes entre la policía y los manifestantes, pudo quedarse tranquilo. La declaración militar se interpretó como una invitación a salir a la calle para exigir el fin de Mubarak.

A nivel muy distinto, el comunicado coincidía en su espíritu con unas palabras pronunciadas por la mañana por el comandante de una unidad de blindados estacionada en el centro de El Cairo. El comandante comentó, a título personal, que los mandos militares eran "muy conscientes" de lo que ocurría. "Como la mayoría de mis compañeros, he estudiado en una academia militar estadounidense y hablo inglés, veo televisión y leo prensa del extranjero, sé lo que el mundo espera de Egipto y de nosotros y tengo mis propias opiniones", dijo.

Puede suponerse que ese comandante y el conjunto de los mandos, incluyendo la veterana cúpula, conocían sus limitaciones. El profesor Ibrahim Awad, de la Universidad Americana de El Cairo, subrayó esas limitaciones: "Egipto es un país demasiado complejo como para que el Ejército desee hacerse con el poder". "Una de las razones del fracaso de Mubarak y su régimen es precisamente que se ha gobernado con un simplismo militar y eso ya no es viable", dijo Awad.

La liberalización de la economía egipcia y su engranaje con la economía global ha creado riqueza, pero el corsé político y social de la dictadura ha hecho que esa riqueza quedara en manos de muy pocos y agravara las desigualdades y la corrupción. La democratización, según Awad, solo sería posible "mediante un gran pacto civil al margen del Ejército".

Desde que estalló el movimiento revolucionario, hace una semana, el Ejército ha jugado con dos barajas. Se ha atenido a las reglas de un régimen que es el suyo, sus jefes han obedecido respetuosamente a Mubarak, ha ordenado toques de queda, ha protegido desde que desapareció la policía las sedes gubernamentales. Y a la vez ha hecho guiños a la revuelta, se ha coordinado con los manifestantes (ayer los soldados trabajaban codo con codo con los organizadores de la protesta en la plaza de la Libertad), no ha hecho esfuerzo alguno por imponer el toque de queda y ha gozado con la devoción que demuestra la gente.

Ese equilibrismo no podía durar indefinidamente. Era muy difícil mantenerlo ante la jornada crucial de hoy. Al garantizar los derechos de los manifestantes y calificar de "legítimas" sus reivindicaciones, es decir, la exigencia de la dimisión de Mubarak, el Ejército se puso en cierta forma del lado de los manifestantes.

Actualizado ( Miércoles, 02 de Febrero de 2011 00:33 )   

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/MB02Ak03.html

Los manifestantes exigen la dimisión inmediata de Mubarak
Miles de egipcios siguen en la plaza de la Liberación después de que el presidente se haya negado a dimitir.- Anuncian nuevas marchas para el viernes

NURIA TESÓN - El Cairo- El Pais,Madrid - 02/02/2011

No hay nada peor para un árabe que le tiren un zapato. Es un signo de repudio, de rechazo y de ignominia para el que lo recibe y la mayor demostración de repulsa e indignación para el que lo lanza. En la jornada de ayer se vieron muchos. La mayoría de la gente que sigue resistiendo en la plaza de la Liberación de El Cairo tenía la esperanza de que el esperado discurso del presidente Mubarak respondiera a sus demandas. Pero han visto frustradas sus expectativas. En su mente un lema claro: "si Mubarak no se va nosotros tampoco". Muchos de los manifestantes se han entrado de la aparición de Mubarak en televisión nacional y del contenido de su discurso gracias a las llamadas que les han informado de las novedades. Y la reacción de las miles de personas que permanecen en la plaza ha sido la misma: no piensan moverse hasta que Mubarak se vaya del poder

Expectación ante el discurso

Para los presentes, su renuncia a no presentarse a las futuras elecciones no significa que vaya a abandonar el cargo que mantiene desde hace treinta años, por lo que persisten en la idea de permanecer en la plaza hasta que esto se produzca.

El rechazo al discurso de Mubarak no se hizo esperar, y las imágenes de las cadenas de televisión mostraban la inmediata indignación de los manifestantes, que respondieron al unísono con gritos de "fuera fuera". "No puedo ver a nadie en la plaza de la Liberación que acepte que vaya a ser presidente otros ocho meses más y que vaya a ser la persona en la que confíen para realizar una transición democrática después de treinta años en el poder", ha dicho uno de los manifestantes a la agencia Reuters.

Una indignación que no se ha limitado solo a El Cairo. Las protestas en Alejandría se intensificaron, y las retransmisiones en directo mostraron choques entre algunos de los manifestantes y simpatizantes de Mubarak. Unos enfrentamientos en los que se llegaron a escuchar disparos, sin que se haya conocido algún herido, mientras un tanque del Ejército intentaba controlar la situación.

Tal y como ya habían anunciado a lo largo del día de hoy, los egipcios tienen la intención de salir de nuevo a las calles el próximo viernes. El escenario de la nueva protesta va a cambiar: se va a trasladar de la plaza en la que el mundo ha puesto sus ojos durante la semana de protestas a las puertas del palacio presidencial Heliopolis, sede del Gobierno. Una nueva protesta con la que quieren ver la reacción que toma la guardia presidencial ante sus reivindicaciones.

La gente sigue aguantando en la plaza, tras ocho días, con mantas, agua y zumos que les van dejando la gente más adinerada. Y entre todos limpian los restos. En un ambulatorio cercano, el mayor número de atendidos es por desfallecimiento debido al cansancio, la falta de agua y comida. Los residentes en El Cairo, no todos, han podido hacer un alto en su protesta e ir a descansar a sus hogares. Pero otros muchos provienen de otras ciudades del país, y ya son muchos días sin descanso durmiendo a la intemperie.

Antes del discurso y de la indignación, la plaza fue una fiesta llena de vida y de voces. Más de un millón. La concentración superó con creces las expectativas de sus convocantes. Desde todas las calles se vertieron ríos de manifestantes de todas las clases sociales.

La plaza se había llenado de familias y de jóvenes deseosos de libertad. No importaron las dificultades en los accesos habilitados por los soldados que registraban e identificaban a cada ciudadano. Tampoco el calor o el toque de queda. Se comió y se bebió. Algunos rezaron. La mayoría, simplemente hablaron, rieron y gritaron consignas. Los egipcios han hecho de la plaza un hogar en el que caben todos y no piensan abandonarla hasta que hayan limpiado sus rincones hasta al último miembro del régimen de Hosni Mubarak.


Decimosexto día del pueblo tunecino
Se acabó la libertad

 

Rebelión
Fotos de Ainara Makalilo



Maquiavelo decía, con otras palabras, que el príncipe a veces, cuando pierde legitimidad ante su pueblo, tiene que llamar a la continuidad "revolución". Se cambian los nombres no porque hayan cambiado las cosas sino para que todo siga igual. O parecido, porque los nombres son también cosas -como guantes- que no se ajustan a todas las situaciones. En la antigua China, los emperadores que iniciaban una nueva dinastía, tras un golpe palaciego, cambiaban todos los pesos y todas las medidas y comenzaban desde cero el cómputo del tiempo. Ben Alí derrocó desde dentro a Bourguiba y a ese putsch cortesano lo llamó el Gran Cambio, le Grand Changement. Y si es verdad que nunca había ocurrido antes que un pueblo árabe derrocase a un tirano, una gran contracción se vive en estos días en Túnez, donde empieza a temerse, tras el asalto ayer a la Qasba, que todos los sacrificios de estos días hayan sido inútiles.

- Es como si nunca hubiera habido un 14 de enero -resume desolada Amira.

La policía, en efecto, tras dos semanas de contención, ha vuelto a adueñarse de la situación. Ayer rompió manos y piernas en la Qasba y durante todo el día han circulado listas sin confirmar de muertos y desaparecidos. Al menos veinte detenidos seguían esta tarde en comisaría. Y sobre la plaza de la Qasba quedaron ayer, entre mantas, jaimas y cacerolas, decenas de teléfonos móviles desperdigados. De muchos de los dispersados de ayer no se sabe nada. Entre tanto esta mañana, 12 horas después, mientras se repintaban las paredes de lo que fue durante cinco días el ministerio del pueblo, La Press publicaba en portada una fotografía de la concentración triturada con el titular: “en la Qasba la caravana de la libertad sigue las protestas”. La revolución es ya la marca -la chispa de la vida- de un gobierno que teje en la oscuridad y de una prensa que utiliza nuevos nombres para nombrar las mismas cosas.

Los inversores extranjeros se impacientan y EEUU, pendiente de Egipto, quiere sofocar definitivamente el foco tunecino. Las protestas, debilitadas por la claudicación de la UGTT, se reprimen ahora sin contemplaciones. A los tunecinos, que se habían acostumbrado a campar a sus anchas en la avenida Bourguiba, se les ha recordado durante todo el día que hay una ley marcial, que las manifestaciones están prohibidas, que es la policía, y no el pueblo, la que ocupa las calles. Bombas lacrimógenas y golpes de porra han escandido una jornada en la que los medios internacionales, volcados sobre Egipto, ni siquiera estaban presentes -o apenas- en la rueda de prensa de Human Rights Watch. Empezábamos a habituarnos a saltar y ahora hay que aprender de nuevo a correr.

Pero en esta jornada de resaca -en la que el mar retrocede llevándose los restos de la fiesta- he conocido a un tipo enorme, descomunal, un tipo cuyo pesimismo musculoso induce paradójicamente al optimismo. Me lo ha presentado el periodista italiano Gabriele del Grande, admirado reportero que se toma en serio su profesión, y hemos pasado algunas horas con él. Se trata de Redha Redhaoui; es un abogado de Gafsa que ha dedicado los dos últimos años de su vida a defender, sin atender a riesgos ni a ambiciones, a los encausados por las revueltas mineras de 2008 en Redeyef y los otros pueblos de la región. Es un hombre grande, cuadrado, de cabellos grises y maneras francas y cálidas; gran bebedor, extraordinario narrador de anécdotas jocosas y de una generosidad apabullante. Uno se siente tranquilo a su lado mientras enumera implacablemente los motivos de inquietud.

- ¿Que por qué dio el nuevo ministro del Interior la orden de desalojar la Qasba? No la dio el ministro del Interior. Los nuevos ministerios son de cartón-piedra. No deciden nada. Hay un gobierno paralelo en la sombra.

Ese gobierno paralelo tiene que ver, claro, con la intervención de los Estados Unidos. No es que la revolución haya sido manipulada o provocada desde el exterior, dice; ha sido, al contrario, de una pureza tan grande que su propia autonomía la pone en peligro. Pero desde 2009, mientras todos los demás descartaban esa eventualidad, los EEUU se preguntaban si realmente era posible que los movimientos sociales en el mundo árabe derrocasen un gobierno. El imperialismo estadounidense no accionó ni gestionó las revueltas, pero estaba preparado para ellas. Hasta el punto de que -asegura- el concepto de “revolución de los jazmines”, en el que nadie se reconoce, había sido ya enunciado 8 días antes de la inmolación de Mohamed Bouazizi el 17 de diciembre.

- La situación ahora es muy complicada -dice, recordando la famosa frase de Gramsci. - Nos encontramos varados entre un mundo antiguo que no acaba de morir y un mundo nuevo que no acaba de nacer. En ese hueco se ha despertado de golpe la conciencia de la gente; es una conciencia explosiva que lo quiere todo aquí y ahora, que no está dispuesta a esperar ni a negociar, pero que choca con límites económicos, sociales, políticos muy severos. Esta desproporción entre la libertad pura y sus posibilidades reales de materialización hace complicado maniobrar frente a un régimen que se ha alterado apenas. En ese pantano, entre el mundo antiguo que no acaba de morir y el nuevo que no acaba de nacer, está además la policía, un cuerpo educado para defender la dictadura, muy difícil de controlar y aún más difícil de depurar.

Por otra parte asegura que con la UGTT no se puede contar. Está ocupada en resolver su propia crisis. La dirección está implicada en las entrañas corruptas del sistema y ha colaborado en su sostenimiento impidiendo la formación de otras fuerzas sindicales. Los militantes de izquierdas obligados a operar a su sombra chocan ahora contra límites infranqueables debilitando al mismo tiempo la unidad del sindicato. Las divisiones son grandes, como lo prueba, por ejemplo, el comunicado que el sector de la enseñanza ha repartido en la calle Bourguiba y en el que se apoya la lucha del pueblo contra el gobierno provisional de Ghanoushi.

Mientras habla y bebe cerveza en el Hotel Internacional, Redha Redhaoui comenta la situación en Egipto, cuyas imágenes ofrece Al-Jazeera en tiempo real. Le divierte mucho la reproducción paso por paso de los acontecimientos en Túnez y la paradójica concesión de Mubarak, que por primera vez nombra un vicepresidente o, lo que es lo mismo, un sucesor: Omar Suleiman, jefe de los servicios secretos y el hombre más próximo a Israel. En ese momento suena su teléfono móvil. Le llaman desde Qasserine.

- Mañana han convocado una huelga -dice- y me piden que se alerte a los medios extranjeros para cubrirla. Quedan muy pocos y eso que esto, al contrario de lo que se puede pensar, no ha hecho sino empezar.

Salimos a una avenida Bourguiba revuelta y oscurecida, en la que se han manifestado Las mujeres demócratas, grupos de estudiantes y pequeños coágulos gritones disueltos una y otra vez por la policía. En la calle Marsella, un joven cubierto con una capucha, demacrado, delgadísimo, balbuciente se acerca a nosotros; le muestra a Redha un papel con mano temblorosa y le cuenta que es hermano de uno de los mártires de Qasserine y que no tiene dinero para volver a su ciudad. Redha le pasa la mano por el hombro, le escucha y luego le da discretamente veinte dinares (10 euros), una cantidad descomunal de dinero.

- La primera historia es falsa -dice con picardía- pero la segunda puede ser verdad. Así que apliquemos el principio de presunción de inocencia.

Y luego tenemos que ajustarnos a toda velocidad sobre la boca la mascarilla que nos han dado por la mañana en la avenida Bourguiba y salir corriendo. El aire se vuelve de nuevo tenso y picante. Silban las bombas lacrimógenas y una sombra lejana nos pisa los talones.

En la avenida de Paris aflojamos el paso. Como si no pasara nada, Redha nos propone ir a beber y comer algo. Pero en ese momento suena de nuevo su teléfono móvil. Tenemos que retroceder porque su amiga Faten, una joven de Gafsa a la que nos presentó algunas horas antes, está herida. La encontramos cien metros más allá, sostenida por tres o cuatro personas. Apenas si puede caminar y cuando llegamos hasta ella se desploma en el suelo. La kufiya palestina que le cubre el pelo está manchada de sangre.

- La policía ha entrado en el café y le ha golpeado con la porra en la cabeza -nos dice unos de sus acompañantes.

Redha la levanta, para un taxi y, despidiéndose de nosotros precipitadamente, se la lleva al hospital Charles Nicole.

La atmósfera del Passage es pastosa y sórdida. No hay ni manifestaciones ni protestas. Sólo algunas personas desperdigadas inmóviles en las aceras. Pero hete aquí que de pronto llegan tres furgones policiales, se abren las puertas y desembarca un racimo de uniformados negros. Los contemplamos casi como una curiosidad turística, sin comprender de qué se trata. Luego todo el mundo sale corriendo y nosotros también. Vuelven a detonar las bombas lacrimógenas; corremos, corremos, corremos con el corazón en la boca, con la impresión de que están por todas partes, zigzagueando entre callejuelas y arrastrando con nosotros a todos los que paseaban tranquilamente por ellas.

Cuando llegamos a casa, llamamos por teléfono a Redha. Sigue en el hospital, pero afortunadamente Faten está bien.

Túnez no.

La conciencia de la gentes es muy superior a la estrechez del contexto. La estrechez es, en efecto, muy estrecha.

121374_1.jpg

   Nuestro irritante amigo verde

121374_2.jpg

   Jóvenes en la avenida Bourguiba

121374_3.jpg

  Las Mujeres demócratas piden laicismo y el fin de la represión



Sobre la "Transición" en Túnez y Egipto

 

 

Viendo lo que está pasando en Egipto uno tiene la sensación del déjà vu en Túnez. Mártires que se queman a lo bonzo; protestas por todo el país; intervención asesina de la policía sobre todo en las ciudades de provincias; extensión de las protestas a la capital; carteles de los dictadores arrancados; censura; mensajes tranquilizadores de los dictadores; dimisión de miembros del  gobierno; recrudecimiento de las manifestaciones; retirada de la policía; bandas de sospechosos saqueadores; jóvenes que defienden sus barrios de los saqueos; intervención del ejército; acogida calurosa de los manifestantes al ejército.

Túnez y Egipto corren parejos. A este proceso la Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, lo llama “Transición”. Empleó por primera vez el término refiriéndose a Túnez en su comunicado de prensa del 14 de enero. Lo volvió a emplear en la rueda de prensa que mantuvo con la ministra de Exteriores española otra vez para referirse a Túnez. Anteayer reiteró el concepto al referirse a Egipto. También lo empleó Richard Holbrooke a propósito de Afganistán: “No tenemos una estrategia para la salida, sino una estrategia de transición”. Es evidente que algo ha cambiado en la actitud de los EE.UU hacia los países que asoman al Mediterráneo (también se advierten sacudidas en Albania) y en otros países árabes. Cuando la fuerza de los dictadores designados por el Imperio ya no garantiza el dominio del territorio, entonces los EE.UU recurren a "transiciones". Que nos lo digan a los españoles, o a los chilenos, o a los argentinos.

En el caso en cuestión hay un asunto demográfico que se ha escapado del control del Imperio, obsesionado por mantener el statu quo en la zona. Hasta lo de Túnez, la política estadounidense no veía mucho más allá de la garantía de las relaciones con Israel y el control de las negociaciones de paz. El 13 de enero, en el Fórum para el Futuro de Doha, hasta la Clinton reconocía el estallido social en el mundo árabe: “Por ejemplo, la mayoría creciente de la población de esta región está por debajo de los 30 años. De hecho está previsto que en un país, Yemen, la población se doble en 30 años”. Y se acordaba de Santa Bárbara limpiándose las manos: “Aquellos [líderes de la zona] que se aferren al statu quo acaso puedan dar respesta al impacto de los problemas de sus países durante un tiempo, pero no para siempre […]”. En la II Cumbre Económica Árabe, celebrada en Sharm el Sheij justo después de estallar la revuelta en Túnez, los jefes de Estado de las 22 naciones árabes prefirieron priorizar el impulso a un programa de dos mil millones de dólares para apoyar a las economías más débiles y evitar protestas callejeras contra el desempleo, el alza de precios y la corrupción. Esa generosidad póstuma no sólo no tranquilizó a nadie sino que dio buena muestra de cuánto temblaban los regímenes hasta entonces indiscutibles.

Da la sensación de que los EE.UU y Europa llegan tarde a esta cita con la historia y que este intento de domarla mediante un proceso gobernado desde arriba manu militari no es tan sencillo. Tony Blair expresa bien el objetivo último de este proceso (y la dificultad de alcanzarlo ahora): "Hay que gestionar el proceso de tal modo que tengan verdadera democracia, pero siempre que la relación entre israelíes y palestinos no se vea afectada, sino mejorada". El Imperio ha estado ciego por el peligro del islamismo, ha abrazado el conflicto de civilizaciones y ha perdido de vista la explosión demográfica. Según datos de este año, el 52% de los egipcios tiene menos de 25 años; y uno de cada cinco tiene edades comprendidas entre los 15 y los 24 (son 17 millones según UN Population Division). Un  dato más sobre la desesperación en que vive la juventud egipcia: en 2010 hubo 104.000 intentos de suicidio, el 67% de los cuales los protagonizaron jóvenes de edades comprendidas entre 19 y 25 años. Ante la falta de expectativas, a los jóvenes de las riberas sur y este del Mediterráneo les atrae con fuerza la inmigración, el sueño de Europa para salir de su pesadilla cotidiana. Para estos jóvenes, “quemar la frontera era un acto político, de ruptura contra las restricciones de la libertad de circulación impuestas por Europa [...]” (1). El que esa frontera sur se cerrara, el que se esté construyendo un muro en la frontera greco-turca es, en la misma medida, un acto político, sólo que sucede en sentido opuesto. Cuántos políticos europeos están cabalgando la idea de la invasión de inmigrantes para ganar consenso. El último ha sido David Cameron: "El boom de la inmigración hizo que nuestra economía naufragara". Europa, con gran cortedad de miras, sólo ha pensado en frenar la presión migratoria sellando fronteras, y ahora esos pueblos oprimidos han estallado. Un hecho de estos días deja claro hasta dónde llegan la cerrazón y la hipocresía europeas: el pasado 27 de enero dimitió Ahmad Masa'deh, Secretario de la Unión por el Mediterráneo, tras un año en el cargo, y lo hizo por falta de financiación para el proyecto: pidieron 14,5 millones de euros para funcionar, pero sólo les otorgaron 6,2 millones. Amén de la excusa de la financiación, este proyecto fracasa también porque, aunque su misión era promover inversiones, no ha conseguido nada y los países árabes están cansados de prospectivas. Las inversiones directas de compañías europeas en países de la orilla sur del Mediterráneo suman poco más del 2% de las inversiones europeas en el mundo (2). La Cumbre de Barcelona fue anulada dos veces. Por no financiar, la Unión Europea ya no financia ni las apariencias con los vecinos. Desde que Catherine Ashton, Alta Representante de la UE para Exteriores, asumió su cargo, la UE nunca habla antes que lo hagan los EE.UU o Israel. No es de extrañar que en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del lunes apareciera como por arte de magia el concepto de "Transición ordenada".

Si esta idea es la misma para la Clinton que para el Jerusalem Post, que apuesta por Solimán por ser “capaz de mantener el orden mientras se apuntan cambios graduales”, es probable que no tardemos en ver editoriales como aquel vergonzoso “Mubarak manda” de 1995 en que, después de 12 muertos durante unas elecciones, se elogiaba a "uno de los aliados más fieles de Occidente", que intentaba al menos “mostrar avances en la construcción de una democracia laica y pluralista bajo la autoritaria dirección de Hosni Mubarak”.

Mucho depende de cómo reaccione estos días el ejército egipcio. Más aún de cómo siga reaccionando el pueblo egipcio, que de momento sigue entusiasmado al ver tambalearse al dictador. Sin embargo, después de leer las últimas crónicas desde Túnez de Jacopo Granci (en italiano) o, mejor, las de Alma Allende, da la impresión de que estadounidenses, israelíes, europeos y los viejos secuaces de los regímenes quieren que el pueblo "transite ordenadamente" por la historia hasta alcanzar ese purgatorio democrático donde el mercado se ocupa -si le dejamos- de tareas que hacían antaño los dictadores. Pero no caigamos en el derrotismo. Mucho se ha ganado ya. No podrán borrar el aliento de libertad de estos días.

 Notas:

1. Gabriele del Grande, Il Mare di mezzo, Infinito Ed. p. 22.

2. La Vanguardia, 23/1/2011, p. 14

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Leer más

Titulares de hoy en Democracy Now!

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Partidarios de Mubarak atacan a manifestantes en la plaza Tahrir

Continúan las protestas masivas en todo Egipto tras la negativa del Presidente Hosni Mubarak a renunciar de inmediato. El Ejército egipcio llamó a poner fin a las protestas, pero miles de personas siguen en las calles. Se desencadenaron violentos enfrentamientos entre los partidarios de Mubarak y los manifestantes antigubernamentales en la plaza Tahrir de El Cairo. La agencia de noticias Reuters informa que al menos diez personas han resultado heridas hasta el momento.

Mubarak se rehusó a renunciar pero no se presentará a la reelección

El martes, el Presidente egipcio Mubarak cedió ante el levantamiento, que ya lleva una semana, y anunció que abandonaría el cargo cuando termine su mandato en septiembre. Pero esto no alcanza para satisfacer la principal demanda de los manifestantes de que el Presidente renuncie e incluso sea enjuiciado. En un discurso televisado, Mubarak prometió supervisar la transición hacia el mandato de un nuevo presidente.

El Presidente Mubarak declaró: “Mi principal responsabilidad en este momento es devolver al país la seguridad y la estabilidad para realizar una transición pacífica del poder en una atmósfera que proteja a Egipto y a los egipcios y que deposite la autoridad en quien el pueblo elija en las próximas elecciones presidenciales. Con toda sinceridad, independientemente de los sucesos actuales, no tengo intenciones de presentarme para otro período presidencial”.

Pero el discurso de Mubarak dejó muchas preguntas sin respuesta. No descartó la posibilidad de que su hijo, Gamal Mubarak, se presente como candidato en las elecciones presidenciales y no está claro de qué manera habría que modificar la Constitución egipcia para permitir que los grupos de oposición puedan llevar adelante campañas viables.

Millones de personas marcharon contra Mubarak el martes

Mubarak habló el martes mientras millones de personas se volcaban a las calles en todo Egipto en lo que hasta la fecha han sido las manifestaciones más grandes en contra de su gobierno. Se estima que más de dos millones de personas colmaron la plaza Tahrir de El Cairo. Centenares de miles de personas también se manifestaron en Alejandría y en otras ciudades egipcias. Los manifestantes prometieron permanecer en las calles hasta que Mubarak dimita.

El Dr. Osama Ghazali Harb, líder del opositor Partido del Frente Democrático, dijo: "Por supuesto que tendrá éxito. Esta es una revolución en marcha. Lo que están viendo es una revolución con el torbellino que produce, es algo poco común en la historia, por primera vez en la historia egipcia desde los faraones hasta ahora hay una revolución genuina en Egipto".

Obama: "transición ordenada" en Egipto debe comenzar "ya"

En un discurso pronunciado tras el anuncio de Hosni Mubarak, el Presidente Barack Obama llamó a una transición hacia un nuevo gobierno. Pero nuevamente se rehusó a respaldar explícitamente la exigencia de la partida inmediata de Mubarak.

El Presidente Obama declaró: "No es la función de ningún otro país determinar cuáles serán los líderes egipcios, sólo el pueblo de ese país puede hacerlo. Lo que es claro, y lo que le dije ayer al Presidente Mubarak, es que creo que una transición ordenada debe ser significativa, pacífica y debe comenzar ya”.

Acto seguido, el Presidente Obama elogió al movimiento de protesta y lo describió como una “inspiración para el mundo”. Pero Obama no hizo mención al respaldo crucial que el gobierno estadounidense ha brindado durante los 30 años que lleva el régimen de Mubarak.

Legisladores estadounidenses y funcionarios egipcios se reunieron 250 veces en 2010

Registros de lobby recientemente divulgados muestran los estrechos vínculos entre el gobierno estadounidense y el régimen de Mubarak. Según la fundación Sunlight, tan sólo en los primeros meses de 2010 se celebraron casi 250 reuniones entre funcionarios egipcios y legisladores estadounidenses. Durante años, Mubarak ha contratado un equipo de lobbistas que se encuentran en Washington, entre ellos, el ex congresista demócrata Toby Moffett, el ex congresista republicano Bob Livingston y el demócrata Tony Podesta, cuyo hermano John se desempeñó como jefe de personal del Presidente Bill Clinton. Estados Unidos también mantiene estrechos vínculos con el nuevo Vicepresidente de Mubarak, Omar Suleiman, ex jefe de la inteligencia egipcia. Suleiman desempeñó un papel fundamental en el programa de rendiciones extraordinarias de prisioneros. Asimismo, en la década de 1980 recibió entrenamiento en la escuela y centro de guerra especial John F. Kennedy, en Fort Bragg, Carolina del Norte. Suleiman está a cargo de establecer contacto con los grupos de oposición egipcios.

El Presidente de Yemen se retirará en 2013

Mientras tanto, las secuelas de los levantamientos populares en Egipto y Túnez siguen extendiéndose por la región. El Presidente yemení Ali Abdullah Saleh, otro aliado clave de Estados Unidos, dijo hoy que no buscará extender su presidencia cuando finalice su mandato en 2013. Saleh ha gobernado en Yemen durante 32 años. Los grupos de oposición planean realizar el jueves una gran concentración, a la que denominan “Día de Furia”. El martes, el rey Abdullah de Jordania destituyó a su gobierno y designó a un nuevo primer ministro.

Condiciones meteorológicas extremas: tormenta invernal se apodera de Estados Unidos

En otras noticias, las condiciones meteorológicas extremas son la noticia del día en gran parte de Estados Unidos. Una gran tormenta de invierno afectó a cien millones de personas desde Nuevo México a Nueva Inglaterra. Miles de vuelos fueron cancelados. El Servicio Nacional Meteorológico emitió advertencias y avisos de tormentas en más de 30 estados, y advertencias de tormenta de nieve en ocho. Se declaró el estado de emergencia en Wisconsin, Illinois, Missouri y Oklahoma. Muchos científicos vinculan las condiciones invernales extremas con el cambio climático. Un estudio reciente llevado a cabo por el programa estadounidense de investigación del cambio en todo el mundo (US Global Change Research Program) descubrió que entre 1958 y 2007, la cantidad de precipitaciones intensas en el litoral oriental desde Washington D.C. a Maine aumentó un 67%.

Se presenta proyecto de ley para impedir que EPA regule gases de efecto invernadero

Mientras tanto en Capitol Hill, los representantes republicanos están planeando presentar hoy un proyecto de ley para prohibir que la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por su sigla en inglés) regule los gases de efecto invernadero, en virtud de la Ley de Aire Limpio. Y en el Senado, un grupo de demócratas liderados por Jay Rockefeller propuso una moratoria de dos años en los intentos por parte de la EPA de regular los gases de efecto invernadero.

Senadores republicanos apoyan revocación de ley de asistencia médica

En otras noticias de Capitol Hill, los senadores republicanos están ejerciendo presión para realizar una votación el día de hoy para revocar el proyecto de ley de la salud aprobado el año pasado. Esta votación es básicamente simbólica porque los republicanos no cuentan con los votos necesarios para revocar dicha ley. Mientras tanto, la ley sobre la salud está siendo cada vez más criticada a nivel estatal luego de que un juez federal dictaminara que es inconstitucional. El fiscal general de Wisconsin, el republicano J.B. Van Hollen, emitió una declaración el martes en la que dijo lo siguiente: "Para Wisconsin, la ley federal de asistencia médica está muerta, a menos que y hasta que sea revivida por un tribunal de apelaciones". También dijo: “Wisconsin fue liberado de cualquier obligación o deber que se hubiera creado en virtud de los términos de la ley federal de asistencia médica”. Las autoridades de Idaho y Florida también dijeron que el fallo del juez les da libertad para detener la labor que comenzaron para que la ley entrara en vigor. No obstante, otros estados como Georgia, Iowa y Mississippi expresaron su desacuerdo con respecto al impacto de dicho fallo.

Informe: Irak dirige prisión secreta en Bagdad

Human Rights Watch reveló que fuerzas de elite de contraterrorismo de Irak están dirigiendo una prisión secreta en Bagdad y torturando a los detenidos en otra. Según este grupo, el gobierno iraquí ha trasferido a más de 280 prisioneros a un lugar secreto en Camp Justice, una base militar iraquí-estadounidense en el noroeste de Bagdad. Estos traslados tuvieron lugar tan solo días antes de que un equipo de inspección internacional examinara las condiciones en la ubicación previa de los prisioneros en Camp Honor en la Zona Verde, donde surgieron informes de tortura. Aproximadamente 80 de los 280 prisioneros detenidos en este lugar secreto no pueden contactarse con abogados o con sus familiares. Los inspectores de prisiones no tienen permitido visitar estas instalaciones. Human Rights Watch exhortó al gobierno a cerrar estas instalaciones o ponerlas bajo el control del sistema judicial y abrirlas para visitas e inspecciones. Matthew Alexander, un ex interrogador estadounidense en Irak, afirmó que la tortura no es el método más efectivo para obtener información de los prisioneros.

Alexander dijo: "Específicamente donde yo me encontraba en Irak, escuché a combatientes extranjeros que habían ido a luchar decir una y otra vez que el motivo por el que habían ido a luchar allí eran las fotografías que habían visto en Abu Ghraib y la Bahía de Guantánamo. Por lo tanto, sabemos que la tortura exacerba a las personas al punto de la violencia y también es un indicativo de un Estado que abusa de su control sobre la población".

Hombre haitiano deportado que murió estaba saludable cuando partió de Estados Unidos

Surgió más información sobre el hombre haitiano que murió de síntomas similares a los del cólera poco después de ser deportado de Estados Unidos. Wildrick Guerrier, de 34 años de edad, fue deportado el 20 de enero junto a otros 26 haitianos. Fue uno de los primeros inmigrantes haitianos en ser enviados de regreso a Haití desde que el gobierno de Obama reanudó las deportaciones a Haití el mes pasado. Guerrier presuntamente estaba saludable cuando partió de Estados Unidos, pero se enfermó tras estar detenido en una celda de una prisión haitiana con otros diecisiete hombres. La epidemia de cólera en Haití ha provocado la muerte de al menos cuatro mil personas desde octubre y otras 200.000 personas se han enfermado.

Especialista recomendó que Bradley Manning no fuera enviado a Irak

El Washington Post reveló nueva información sobre el servicio militar de Bradley Manning, el especialista del Ejército que fue acusado de filtrar material clasificado a WikiLeaks mientras se encontraba en Irak. El Post informa que un especialista en salud mental recomendó que Manning no fuera desplegado a Irak, pero sus comandantes inmediatos lo enviaron de todos modos. Manning ha estado detenido en aislamiento en la brigada de Infantería de Marina en Quanitco, Virginia.

Obama ratificará nuevo tratado de desarme

El Presidente Obama firmará hoy formalmente los documentos para ratificar un nuevo tratado de desarme entre Rusia y Estados Unidos. El Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, o Nuevo START, exige que Estados Unidos y Rusia reduzcan sus arsenales desplegados a 1550 cabezas de guerra y 700 silos de misiles y bombarderos cada uno.

Se fijaron los lugares de las convenciones demócrata y republicana

Los lugares para la convención demócrata y la republicana de 2012 ya fueron definidos. Los demócratas se reunirán en Time Warner Cable Arena, en Charlotte, Carolina del Norte; mientras que los republicanos se reunirán en St. Pete Times Forum en Tampa, Florida.

Leer más

Hace 49 años....La Segunda Declaracion de La Habana

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

REFERENTES HISTORICOS


EL 4 DE FEBRERO DE 1962


Extractos de La Segunda Declaracion de La Habana


La Habana, Cuba

Territorio Libre de América,

fidel-castro.jpg

Allí donde están cerrados los caminos de los pueblos, donde la represión de los obreros y campesinos es feroz, donde es más fuerte el dominio de los monopolios yankis, lo primero y más importantes es comprender que no es justo ni es correcto entretener a los pueblos con la vana y acomodaticia ilusión de arrancar, por vías legales que no existen ni existirán, a las clases dominantes, atrincheradas en todas las posiciones del Estado, monopolizadoras de la instrucción, dueñas de todos los vehículos de divulgación y poseedoras de infinitos recursos financieros, un poder que los monopolios y las oligarquías defenderán a sangre y fuego con la fuerza de sus policías y de sus ejércitos.


El deber de todo revolucionario es hacer la revolución (APLAUSOS).  Se sabe que en América y en el mundo la revolución vencerá, pero no es de revolucionarios sentarse en la puerta de su casa para ver pasar el cadáver del imperialismo (APLAUSOS).  El papel de Job no cuadra con el de un revolucionario.  Cada año que se acelere la liberación de América, significará millones de niños que se salven para la vida, millones de inteligencias que se salven para la cultura, infinitos caudales de dolor que se ahorrarían los pueblos.  Aun cuando los imperialistas yankis preparen para América un drama de sangre, no lograrán aplastar la lucha de los pueblos, concitarán contra ellos el odio universal, y será también el drama que marque el ocaso de su voraz y cavernícola sistema (APLAUSOS).


Ningún pueblo de América Latina es débil, porque forma parte de una familia de 200 millones de hermanos que padecen las mismas miserias, albergan los mismos sentimientos, tienen el mismo enemigo, sueñan todos un mismo mejor destino, y cuentan con la solidaridad de todos los hombres y mujeres honrados del mundo entero (APLAUSOS).


Con lo grande que fue la epopeya de la independencia de América Latina, con lo heroica que fue aquella lucha, a la generación de latinoamericanos de hoy les ha tocado una epopeya mayor y más decisiva todavía para la humanidad.  Porque aquella lucha fue para librarse del poder colonial español, de una España decadente, invadida por los ejércitos de Napoleón.  Hoy les toca la lucha de liberación frente a la metrópoli imperial más poderosa del mundo, frente a la fuerza más importante del sistema imperialista mundial, y para prestarle a la humanidad un servicio todavía más grande del que le prestaron nuestros antepasados.


Pero esta lucha, más que aquella, la harán las masas, la harán los pueblos (APLAUSOS); los pueblos van a jugar un papel mucho más importante que entonces; los hombres, los dirigentes, importan e importarán en esta lucha menos de lo que importaron en aquella.


Esta epopeya que tenemos delante la van a escribir las masas hambrientas de indios, de campesinos sin tierra, de obreros explotados; la van a escribir las masas progresistas, los intelectuales honestos y brillantes que tanto abundan en nuestras sufridas tierras de América Latina (APLAUSOS). Lucha de masas y de ideas; epopeya que llevarán adelante nuestros pueblos maltratados y despreciados por el imperialismo, nuestros pueblos desconocidos hasta hoy, que ya empiezan a quitarle el sueño.  Nos consideraba rebaño impotente y sumiso, y ya se empieza a asustar de ese rebaño; rebaño gigante de 200 millones de latinoamericanos en los que advierte ya a sus sepultureros el capital monopolista yanki (APLAUSOS).


Con esta humanidad trabajadora, con estos explotados infrahumanos, paupérrimos, manejados por los métodos de fuete y mayoral, no se ha contado o se ha contado poco.  Desde los albores de la independencia sus destinos han sido los mismos:  indios, gauchos, mestizos, zambos, cuarterones, blancos sin bienes ni rentas, toda esa masa humana que se formó en las filas de la “patria” que nunca disfrutó, que cayó por millones, que fue despedazada, que ganó la independencia de su metrópoli para la burguesía; esa, que fue desterrada de los repartos, siguió ocupando el último escalafón de los beneficios sociales, siguió muriendo de hambre, de enfermedades curables, de desatención, porque para ella nunca alcanzaron los bienes salvadores:  el simple pan, la cama de un hospital, la medicina que salva, la mano que ayuda.


Pero la hora de su reivindicación, la hora que ella misma se ha elegido, la vienen señalando con precisión ahora también de un extremo a otro del continente.   Ahora, esta masa anónima, esta América de color, sombría, taciturna, que canta en todo el continente con una misma tristeza y desengaño, ahora esta masa es la que empieza a entrar definitivamente en su propia historia, la empieza a escribir con su sangre, la empieza a sufrir y a morir.  Porque ahora, por los campos y las montañas de América, por las faldas de sus sierras, por sus llanuras y sus selvas, entre la soledad, o en el tráfico de las ciudades, o en las costas de los grandes océanos y ríos, se empieza a estremecer este mundo lleno de razones, con los puños calientes de deseos de morir por lo suyo, de conquistar sus derechos casi 500 años burlados por unos y por otros. 


Ahora, sí, la historia tendrá que contar con los pobres de América, con los explotados y vilipendiados de América Latina, que han decidido empezar a escribir ellos mismos, para siempre, su historia (APLAUSOS).  Ya se les ve por los caminos, un día y otro, a pie, en marchas sin término, de cientos de kilómetros, para llegar hasta los “olimpos” gobernantes a recabar sus derechos.  Ya se les ve, armados de piedras, de palos, de machetes, de un lado y otro, cada día, ocupando las tierras, fincando sus garfios en la tierra que les pertenece y defendiéndola con su vida; se les ve llevando sus cartelones, sus banderas, sus consignas, haciéndolas correr en el viento por entre las montañas o a lo largo de los llanos.  Y esa ola de estremecido rencor, de justicias reclamada, de derecho pisoteado que se empieza a levantar por entre las tierras de Latinoamérica, esa ola ya no parará más.  Esa ola irá creciendo cada día que pase, porque esa ola la forman los más, los mayoritarios en todos los aspectos, los que acumulan con su trabajo las riquezas, crean los valores, hacen andar las ruedas de la historia, y que ahora despiertan del largo sueño embrutecedor a que los sometieron.


Porque esta gran humanidad ha dicho “¡Basta!” y ha echado a andar.  Y su marcha de gigantes ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que ya han muerto más de una vez inútilmente (APLAUSOS).  ¡Ahora, en todo caso, los que mueran, morirán como los de Cuba, los de Playa Girón, morirán por su única, verdadera, irrenunciable independencia!  (APLAUSOS PROLONGADOS.) 


¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

Leer más

El operativo para liberar a los rehenes de las FARC comenzará este jueves

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

La ex senadora colombiana, Piedad Córdoba, señaló que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregaron las coordenadas para las liberaciones de los detenidos. Adelantó que el operativo se realizará durante el próximo fin de semana.


NOTA CON AUDIOS



   Córdoba. Anunció el comienzo de los operativos. Fuente: (wikimedia)  
Córdoba. Anunció el comienzo de los operativos. (wikimedia)




La militante humanista señaló que las coordenadas para liberar a los 5 detenidos serán entregadas al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Días atrás, el grupo guerrillero acordó con el Gobierno colombiano y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) los protocolos de seguridad para la liberación de los detenidos.

El acuerdo estima la suspensión por 36 horas de los operativos militares en las zonas donde se realicen las liberaciones.

La ex legisladora resaltó la "diligencia y disposición del presidente Santos para que estas cinco personas lleguen con prontitud y seguridad al seno de sus hogares".

En tanto, Córdoba indicó que las entregas de los rehenes serán en los centrales Departamentos del Meta, Tolima y Caquetá.

La Presidenta de la Colombianos y Colombianas por las Paz participa del operativo de liberaciones por el pedido de las FARC. Ya que los detenidos serán puestos en libertad como un "gesto de desagravio a la senadora".

La política liberal fue destituida e inhabilitada a ejercer cargos públicos por 18 años por la Procuraduría de la Nación. La entidad consideró que la defensora de derechos humanos colaboró con las FARC.

Serán liberados el mayor de policía Guillermo Solórzano, el cabo Salín Sanmiguel, el infante Henry López Martínez y los concejales Marcos Vaquero y Armando Acuña. Fueron capturados entre 2007 y 2010. (PÚLSAR)

Audios disponibles:

Piedad Córdoba, ex senadora (coordenadas)

 

48 seg. (378 KB) archivo mp3



Piedad Córdoba, ex senadora (incertidumbre)

 

18 seg. (143 KB) archivo mp3
fa
31/01/2011

Leer más

Hoy se conocerán los resultados finales de las elecciones en Haití

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica




El Consejo Electoral Provisional (CEP) hará públicas las cifras correspondientes a las elecciones presidenciales realizadas el pasado 28 de noviembre en Haití. Ante el acotado margen de ventaja, el 20 de marzo se realizará la segunda vuelta.



   Elecciones. La segunda vuelta será el 28 de noviembre. Fuente: (TeleSur)  
Elecciones. La segunda vuelta será el 28 de noviembre.  (TeleSur)




Quien mantuvo la mayor cantidad de votos fue la ex senadora opositora, Mirlande Manigat, con el 31% de los votos. Seguida por el oficialista, Jude Celestin, con el 22%.

La tercera posición fue para Michel Martelly, quien denunció fraude, junto a otros once candidatos, en los comicios realizados en noviembre pasado.

Según un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), Manigat sacaría el 31.6%, Martelly el 22.2%, y Celestin el 21.9%. De este modo, sería Martelly quien disputaría la segunda vuelta con Manigat.

Sin embargo, el partido del candidato oficialista renunció a presentarse en una supuesta segunda vuelta. Aunque el candidato, Jude Celestin, no realizó ninguna declaración al respecto.

Las elecciones fueron realizadas a menos de un año del terremoto que azotó la capital haitiana, Puerto Príncipe, y dejó más de 300 mil muertos.

En la actualidad más de 800 mil personas aún viven en campamentos de emergencia, según informó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En tanto, una epidemia de cólera se cobró la vida de más de 4 mil personas en la isla durante los últimos meses. (PÚLSAR)

Leer más

REY DE JORDANIA DESTITUYE AL GOBIERNO

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

CUANDO VEAS LAS BARBAS DE TU VECINO ARDER. . . . . .

REY DE JORDANIA DESTITUYE AL GOBIERNO

 

 

El rey de Jordania Abdullah II destituyó al gobierno de Jordania y pidió al ex primer ministro Marouf Bakhit la formación de un nuevo gobierno, después de que el hasta ahora jefe de gobierno, Samir Rifai, fue renunciado junto a su gabinete tras las protestas en el país, inspiradas por los sucesos de Túnez y Egipto.

 

rania.jpgFoto: Rey Abdulah II y la Reina Rania

 

La sorpresiva "renuncia" de Rifai (en realidad fue destituido) fue aceptada de inmediato por el monarca Abdullah II, que pidió a Bakhit que implementara reformas políticas "rápidas y reales", según un comunicado de la Casa Real.

Otras informaciones afirmaban que fue el monarca quien destituyó a Rifai.

Los tres últimos viernes hubo protestas que pedían la dimisión del Ejecutivo ante la necesidad de reformas, inspiradas en las que tuvieron lugar en Túnez y ahora en Egipto.

"Le pedimos formar un nuevo gobierno cuya principal tarea será la adopción de medidas prácticas, rápidas y tangibles para lanzar un proceso de reforma política real que refleje nuestra visión modernizadora", señaló Abdullah en referencia a Bakhit. Según algunos analistas los cambios no son reformas reales; y sólo se explican por las manifestaciones realizadas en la región.

Hace pocos días Abdullah había ordenado aumento de salarios y algunas reformas para aplacar las manifestaciones que exigían justicia social, democracia y libertad. El monarca reconoció implícitamente las carencias de Rifai al hablar de la "vacilación" de muchos funcionarios en llevar a cabo las reformas necesarias. Además, se quejó de que ciertos políticos se resistían al cambio para proteger sus propios intereses.

"Por lo tanto, pedimos (al nuevo primer ministro) llevar a cabo una evaluación completa con el fin de adoptar medidas efectivas para corregir los errores del pasado mediante un proceso que implique una revisión de la política legislativa y la acción civil, así como de las libertades públicas", añadió el monarca.

Abdullah señaló que se dará prioridad a la reforma de la ley electoral y a la de partidos.

Bakhit, graduado en estudios estratégicos en la universidad de Londres y ex embajador en Israel fue también primer ministro en noviembre de 2006. Su gobierno supervisó las elecciones generales de 2007, cuando se registraron "ciertas irregularidades", según el centro nacional de Derechos Humanos patrocinado por el Estado.

El principal partido de la oposición, el Frente de Acción Islámico, filial de la Hermandad Musulmana, acusó entonces al gobierno de Bakhit de atacarlos en los comicios, en los que se vieron reducidos sus escaños de 17 a seis.

Rifai fue jefe de gobierno en dos ocasiones. Dirigió su primer gabinete en diciembre de 2009 y después formó el segundo el 9 de noviembre de 2010, tras las últimas elecciones parlamentarias que fueron boicoteadas por el Frente de Acción Islámico, que demandó nuevos comicios que garantizaran la representación proporcional en el Parlamento.

 

Tomado de Diario La Juventud

imagen1

www.diariolajuventud.com.uy

Leer más

Chile: Piñera: 46% de desaprobación según encuesta Adimark

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

En un mes marcado por la “crisis del gas” de Magallanes y por el primer cambio de gabinete, el presidente Piñera y su nuevo equipo de gobierno comienzan 2011 con su peor nivel de aprobación desde que asumieron en marzo de 2010. En enero, el presidente Piñera llega a un 41% de aprobación mientras que el rechazo alcanza el 46%, siendo esta la primera vez, en su mandato, que la desaprobación supera el nivel de aprobación.

A pesar de existir bajas en los atributos personales del Presidente, la gran mayoría ellos se posicionan sobre el 50%, o incluso del 60%. La excepción son los atributos de “genera confianza” (49%) y “es creíble” (46%).

La aprobación del Gobierno, en tanto, cae a un 44% mientras que la desaprobación aumenta en 45%, siendo también la primera vez en que la desaprobación supera el respaldo del Gobierno. Con estos resultados, Presidente y Gobierno tienen casi prácticamente los mismos niveles de rechazo.

Respecto a la gestión,  las Relaciones Internacionales siguen como el área mejor evaluada (70%.) La evaluación en Educación mejora, llegando a un 53% de aprobación (en enero se aprobó en el Congreso el acuerdo para la reforma educacional).

Economía se posiciona como la tercera área de gestión mejor evaluada, con 49% de respaldo, a pesar de sufrir una caída de 7 puntos respecto a diciembre (56%). Por su parte, Empleo logra un 42% de aprobación.

La Corrupción en organismos del Estado muestra un retroceso en su aprobación de 8 puntos y queda en 35%, volviendo a los niveles de noviembre 2010 (37%).

El Control de la  Delincuencia comienza 2011 en forma estable, con un 36% de respaldo, mientras que el Trasporte público mantiene su tendencia a la baja,  en enero llega a un 31% de aprobación, siendo notoriamente mayor el respaldo en regiones (36%) que en Santiago (23%).

En relación al Gabinete, aunque los recientes cambios no fueron incluidos, nueve ministros superan el 40% de conocimiento ciudadano.  Joaquín Lavín (Educación) se mantiene como el ministro más conocido (98%), seguido por Laurence Golborne (Minería y Energía, en la foto) con 87% y por Luciano Cruz-Coke (Cultura) con 87%. La vocera Ena von Baer (81%) y Rodrigo Hinzpeter de Interior (80%), continúan la lista.

En cuanto a aprobación de los miembros del Gabinete,   los datos muestran  estabilidad respecto a diciembre pasado;  destacan 5  ministros que superan el 60% de aprobación ciudadana (Golborne, Cruz-Coke, Lavín, Hinzpeter y Larroulet).

El ministro Golborne continúa siendo el ministro mejor evaluado con un alto respaldo. En enero su aprobación baja ligeramente, pero igual se ubica en un impresionante 84%. Es seguido por Cruz-Coke con un 72% y por el ministro Lavín con 68%. Ambos logran mínimas alzas respecto a diciembre último.  Continúan en la lista el ministro Hinzpeter con 64% de respaldo y el ministro Larroulet con un 61% de aprobación.

La ministra Von Baer y el ministro Larraín caen en sus respectivos niveles de aprobación y ambos obtienen un 58%. El ministro Mañalich se ubica con 57% de respaldo y finaliza la lista la ministra Matte (Vivienda) con una aprobación de 50%.

Resultados completos aquí


Por Cristóbal Cornejo

El Ciudadano

Leer más

Uruguay: ANTE LAS PREOCUPACIONES DEL GOBIERNO POR LA EDUCACIÓN, NO SOLO HACEMOS CRÍTICAS TAMBIÉN PROPUESTAS

3 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

 

ANTE LAS PREOCUPACIONES DEL GOBIERNO POR LA EDUCACIÓN,

NO SOLO HACEMOS CRÍTICAS TAMBIÉN PROPUESTAS

MWSnap216.jpg

"EL GOBIERNO asume fuerte compromiso con la educación pública en todos sus niveles", dice un titular de la página web de la presidencia, y expresa que el Ministro Ehrlich dijo que el Consejo de Ministros del 14 de febrero, coincidirá con el primero de varios encuentros de intercambio entre las autoridades de gobierno y los jerarcas de la Educación.

"En una instancia en la que predominó el abordaje de los temas vinculados al área, se informó que es intención del Ejecutivo universalizar el acceso a la educación inicial (4 y 5 años), mejorar la infraestructura y los tiempos pedagógicos de los docentes, entre otras iniciativas", se expresa.

La nota agrega que el Ministro, "presentó ante el Consejo de Ministros un extenso informe sobre la temática educativa. En esta línea, comunicó que se invitará a las autoridades de la enseñanza pública para que, el día 14 de febrero, presenten sus propuestas para este período y a su vez, intercambien visiones con los integrantes del Consejo de Ministros en pleno.

Ehrlich subrayó que se trata de un primer encuentro al que seguirán otros, debido a la importancia que este gobierno le adjudica al tema de la enseñanza." Y que el informe que presentó "refiere al conjunto de problemáticas que afectan al sistema educativo nacional además de los diferentes planes y propuestas que ya se encuentran en ejecución.".

En definitiva lo nuevo, es que habrá una reunión entre el Poder Ejecutivo y las autoridades de la enseñanza. Los planes y propuestas, son la ya conocidas a través de la ley del presupuesto donde el gobierno mostró su interés en el educación asignándole recursos equivalentes a un 3.8% (REAL) del Producto Bruto Interno (PBI). La otra novedad, y que muestra realmente el grado de preocupación de este gobierno, es que el Ministro Ehrlich anunció que "En el marco de la impronta que el gobierno pretende otorgarle a la Educación, mantendrá un encuentro con su par chileno Joaquín Lavín, con la intención de comparar los sistemas educativos en ambas naciones. En este sentido, el ministro explicó que Chile desarrolló un modelo educativo muy diferente al uruguayo. Añadió que en los últimos tiempos, ambos países aprobaron leyes referidas a la educación, lo que aleja los modelos aún más.

Asimismo señaló que las evaluaciones comparativas de resultados son altamente similares para Chile y Uruguay tornan sumamente interesantes los trabajos comparados de estas naciones."

Partiendo que los resultados del modelo uruguayo son horribles, quiere decir que los resultados del modelo educativo Chileno muy diferente al nuestro, son tan desastrosos como los del uruguayo, ergo, no se trata de modelos educativos, porque lo que nos hermana con los chilenos son los modelos económicos neoliberales que ambos países aplican con la misma fuerza. Conclusión ¿a qué va el Ministro Ehrlich? ¿cuál es el interés de la conversación con el chileno?.

 

PROPUESTA

Nos vamos a atrever a darle una idea al Sr. Ministro Ehrlich y es la promoción de un proyecto de ley como el que presentó un ex Ministro de Educación, nos referimos al Senador brasileño Cristovoam Buarque en el año 2007 y a plantearle un modestísimo desafío:

El proyecto de ley del Senador Cristovoan Buarque propone que todo político elegido (edil, intendente, diputado, Senador, etc) o designado con un cargo en el gobierno, director de un ente, Ministro, estaría obligado a enviar a sus hijos a la enseñanza pública.

Las consecuencias, dice el Senador, sería las mejores. Pues cuando los políticos se vieran obligados a colocar sus hijos en la escuela pública, la calidad de la Enseñanza en el país, mejoraría, rápidamente. Por si algún legislador le interesa copiar la idea o al Poder Ejecutivo promover esta iniciativa aquí va una síntesis de la propuesta de Cristovoam Buarque, presentada en el año 2007

 

PROJETO DE LEI DO SENADO Nº, DE 2007 PLS - PROJETO DE LEI DO SENADO, Nº 480 DE 2007

 

Determina la obligatoriedad de los agentes públicos elegidos de matricular sus hijos y demás dependientes en las escuelas públicas antes del 2014.

 

El Congreso Nacional decreta:  

 

Art. 1º Los representantes públicos elegidos para los Poderes Ejecutivo y Legislativo federales, estaduales, municipales y del Distrito Federal están obligados a inscribir a sus hijos y demás dependientes en escuelas públicas de educación básica.

 

Art. 2º Esta Ley deberá entrar en vigencia en todo el Brasil, como máximo, antes del 1º de enero de 2014. Parágrafo Único. Cámaras de Vereadores (ediles), y Asambleas Legislativas Estaduales podrán anticipar ese plazo en sus unidades respectivas.

 

FUNDAMENTACIÓN

En Brasil, los hijos de los dirigentes políticos estudian durante su educación básica, en escuelas privadas. Esto muestra, en primer lugar, la mala calidad de la escuela pública brasileña y en segundo lugar, el desinterés de los dirigentes en la enseñanza pública. Tal vez no exista mejor prueba del desprecio hacia la educación de los niños del pueblo que los de tener a los hijos de los dirigentes políticos brasileños, salvo raras excepciones, estudiando en escuelas privadas. Esta es una forma de corrupción discreta de la élite política que, lejos de resolver los problemas nacionales busca protegerse contra las tragedias del pueblo, creando privilegios. Además de dejar abandonas las escuelas pública, al ampararse en las escuelas privadas , las autoridades brasileñas crearon la posibilidad de beneficiarse con descuentos en el Impuesto a la Renta para financiar los costos de la educación privada de sus hijos. (…)

El presente Proyecto de Ley permitirá que se alcance, entre otros, los siguientes objetivos: a) ético: comprometerá al representante del pueblo con la escuela que atiende al pueblo. b) político: ciertamente provocará un mayor interés de las autoridades para con la educación pública con la consecuente mejoría de la calidad de esas escuelas. c) financiero: evitar la "evasión legal" de más de.(…) por mes lo que aumentaría la disponibilidad de recursos fiscales a disposición del sector público, inclusive para la educación. d) estratégica: los gobernantes sentirán directamente la urgencia de en siete años, desarrollar la calidad de la educación pública en Brasil. Si esta propuesta hubiese sido implantada en el momento de la proclamación de la República, como un gesto republicano, la realidad social brasileña será hoy completamente diferente.

Mientras tanto, la tradición de 118 años de una República que separa las masas y la élite, una sin derechos y la otra con privilegios, no permite la implementación inmediata de esta decisión. Fue por eso que se escogió el año 2014, cuando a República estará cumpliendo 125 años de su proclamación. Es un plazo muy largo, desde 1889, pero suficiente para que las escuelas públicas brasileñas tengan la cualidad que la élite dirigente exige para la escuela de sus hijos Sería injustificado, después de tanto tiempo, que el Brasil aún tuviera dos educaciones - - una para los hijos de sus dirigentes y otra para los hijos del pueblo-, como en los más antiguos sistemas, donde la educación estaba reservada para los nobles.

Ante lo expuesto, solicitamos el apoyo de los ilustres colegas para la aprobación de este proyecto.

Sala das Sesiones, Senador CRISTOVAM BUARQUE

-----------------

ministro-uruguayo-ricardo-ehrlich-2010-07-20-21257.jpgHasta aquí la propuesta de este Senador, ex Ministro del gobierno Lula, que tuvo el valor de renunciar a su cargo apenas vio que el gobierno del PT no traía cambios como lo había prometido si las mismas políticas de la derecha.

Por su puesto que no fue aprobada como tampoco lo sería acá en este momento Pero desafiamos al Sr. Ministro Ehrlich, porque el Ministro está en mejores condiciones que el Senador Buarque, aquí hubo una revolución educativa a fines del siglo XIX que dio sus frutos e hizo a este país, de los más avanzados en materia educativa, hasta la dictadura.

Envíe esta iniciativa al Parlamento en Honor a Varela y a José Artigas, aplíquela y verá los cambios.

¿Programas, modelos educativos?, los que los formaron a UD., a nosotros y a todos los que se educaron antes de la dictadura.

Tan simple como eso.

 

María Lamanna

 

Fuente:(http://www.senado.gov.br/atividade/Materia/detalhes.asp?p_cod_mate=82166

 

Tomado de Diario La Juventud

imagen1

www.diariolajuventud.com.uy

Leer más

UN GRANO DE MAIZ - IDEOLOGÍA Y LÍNEAS ESTRATÉGICAS DE ACCIÓN POLÍTICA

2 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

1.2.11

quijote.jpg

IDEOLOGÍA Y LÍNEAS ESTRATÉGICAS DE ACCIÓN POLÍTICA (Martes 01-02-2011)
Valientes pasos hacia la madurez revolucionaria del PSUV los que da su dirección al llamar a la militancia a discutir y simultáneamente a presentar un documento que dirige y le da cauce al debate.
Comentaremos la primera línea de las cinco que contiene el documento: De la “cultura política capitalista” a la militancia socialista.
Acertado empezar por este punto que es central, de la manera como lo enfoquemos dependerá el resto de la discusión y su resultado. Veamos.
El documento afirma que: La fortaleza de la Revolución Bolivariana se sustenta, en buena medida, en la voluntad del máximo liderazgo de la Revolución, de enfrentar esta cultura capitalista”. Esta voluntad la consideramos vital para el desarrollo de la Revolución.
Más adelante el documento nos dice que la manera de enfrentar a la Cultura Capitalista es: “convirtiéndose en una suerte de intérprete de las demandas y las aspiraciones populares, dándole voz a los que nunca la tuvieron y haciendo visibles a los invisibles, a los marginados, a los olvidados y explotados”. Enunciado con el que estamos de acuerdo, pero que es insuficiente para dar cuenta del inmenso desafío de enfrentar la Cultura Capitalista, y sustituirla por la Cultura Socialista.
 
Creemos que para oponerse a la cultura capitalista e intentar su sustitución con posibilidades de éxito, es necesario conocer muy bien sus características, sus orígenes, las ideologías que la sustentan, fortalezas, debilidades y, sobre todo, concientizar la necesidad vital de hacerlo. Sólo así nos emocionará la tarea y tendremos razones sagradas para emprenderla, además sólo conociendo al enemigo podremos diseñar la estrategia de enfrentamiento.
En un apretado resumen: El Capitalismo, fragmentador en su economía y en su espiritualidad, basa su cultura en la fragmentación social, es una cultura del egoísmo, del individualismo.
Los enfrentamientos a esta cultura de la fragmentación se han hecho desde varios ángulos, uno de ellos es el ataque basado en la ideología de la pequeña burguesía, timorata, ambigua, que se opone a los males de la cultura capitalista, pero a la hora de remediarlos le teme a los cambios sustanciales y se queda navegando en la superficie, llevada por una retórica, suerte de fuego artificial que resulta en un ataque débil al capitalismo, porque siempre deja intacta la fragmentación e impide la Conciencia del Deber Social, base de la nueva cultura.
De esta ideología pequeña burguesa nos interesa hoy su forma anarcoide que niega al Estado, a la organización política, y es origen principal de los males que hoy padece el partido. Esta ideología se evidencia en el documento cuando propone un falso dilema: Un partido/iglesia, o un partido sin dirección, confinado a sólo una de sus funciones, el de “correa de transmisión”, privándolo de su función principal, ser vanguardia de la marcha revolucionaria.
Es necesario, entonces, discutir el documento y, sobre todo, esta primera línea estratégica, desde las ideologías que sustentan a las diferentes posiciones que dan origen a diferentes conductas, disímiles enfoques históricos y diferentes visiones del futuro.
 
¡Chávez es Socialismo!
¡Criticar es amar!
Leer más

“Comemos lo que nos dicen las grandes empresas agroalimentarias” / “Mengem el que volen les grans empreses agroalimentàries”

2 Febrero 2011 , Escrito por El polvorín Etiquetado en #Politica

Entrevista a Esther Vivas, coautora del libro “Del Campo al Plato” (Ed. Icaria, 2009)

 
 

Comprar en una gran superficie un kilogramo de azúcar, un litro de leche o un paquete de galletas puede parecer un acto de lo más cotidiano. Pero bajo esta apariencia inocua subyace la relevancia política de nuestras acciones, incluso las más inocentes.

Esther Vivas, activista social, por la soberanía alimentaria y militante del movimiento antiglobalización, alerta sobre la primacía del capital privado a la hora de imponer gustos, marcas y productos. Junto a Xavier Montagut ha publicado los libros “Del Campo al Plato”, “¿Adónde va el comercio justo?” y “Supermercados, no gracias”.

Eres coautora del libro “Del Campo al Plato” (Ed. Icaria, 2009). ¿Opinas que nos están envenenando?

El modelo de producción de alimentos antepone intereses privados y empresariales a las necesidades alimentarias de las personas, a su salud y al respeto al medio ambiente. Comemos lo que las grandes empresas del sector quieren. Hoy hay el mismo número de personas en el mundo que pasan hambre que personas con problemas de sobrepeso, afectando, en ambos casos, a los sectores más pobres de la población tanto en los países del norte como del sur. Los problemas agrícolas y alimentarios son globales y son el resultado de convertir los alimentos en una mercancía.

925 millones de personas en el mundo padecen hambre. ¿Constituye ello una prueba del fracaso del capitalismo agroindustrial?

Sí. La agricultura industrial, kilométrica, intensiva y petrodependiente se ha demostrado incapaz de alimentar a la población, a la vez que ha tenido un fuerte impacto medioambiental reduciendo la agrodiversidad, generando cambio climático y destruyendo tierras fértiles. Para acabar con el hambre en el mundo no se trata de producir más, como afirman los gobiernos y las instituciones internacionales. Por el contrario, hace falta democratizar los procesos productivos y propiciar que los alimentos estén disponibles para el conjunto de la población.

Las empresas multinacionales, la ONU y el FMI proponen una nueva “revolución verde”, alimentos transgénicos y libre comercio. ¿Qué alternativa puede plantearse desde los movimientos sociales?

Hace falta recuperar el control social de la agricultura y la alimentación. No puede ser que unas pocas multinacionales, que monopolizan cada uno de los tramos de la cadena agroalimentaria, acaben decidiendo lo que comemos. La tierra, el agua y las semillas han de estar en manos de los campesinos, de aquéllos que trabajan la tierra. Estos bienes naturales no han de servir para hacer negocio, para especular. Los consumidores hemos de poder decidir qué comemos, si queremos consumir productos libres de transgénicos. En definitiva, hay que apostar por la soberanía alimentaria.

¿Podrías definir el concepto de “soberanía alimentaria”?

Consiste en tener la capacidad de decidir sobre todo aquéllo que haga referencia a la producción, distribución y consumo de alimentos. Apostar por el cultivo de variedades autóctonas, de temporada, saludables. Promover los circuitos cortos de comercialización, los mercados locales. Combatir la competencia desleal, los mecanismos de dumping, las ayudas a la exportación. Conseguir este objetivo implica una estrategia de ruptura con las políticas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Pero reivindicar la soberanía alimentaria no implica un retorno romántico al pasado, sino que, por el contrario, se trata de recuperar el conocimiento de las prácticas tradicionales y combinarlas con las nuevas tecnologías y saberes. Asimismo, no consiste en un planteamiento localista sino de promover la producción y el comercio local, en la que el comercio internacional funcione como un complemento del anterior.

Afirma La Vía Campesina que hoy comer se ha convertido en un “acto político”. ¿Estás de acuerdo?

Completamente. Lo que comemos es resultado de la mercantilización del sistema alimentario y de los intereses del agrobusiness. La mercantilización que se está llevando a cabo en la producción agroalimentaria es la misma que afecta a otros muchos ámbitos de nuestra vida: privatización de los servicios públicos, precarización de los derechos laborales, especulación con la vivienda y el territorio. Es necesario anteponer otra lógica y organizarse contra el modelo agroalimentario actual en el marco del combate más general contra el capitalismo global.

¿Estamos en manos de las grandes cadenas de distribución? ¿Qué implica y qué efectos tiene este modelo de consumo?

Hoy, siete empresas en el estado español controlan el 75% de la distribución de los alimentos. Y esta tendencia va a más. De tal manera que el consumidor cada vez tiene menos puertas de acceso a la comida y lo mismo le pasa al productor a la hora de acceder al consumidor. Este monopolio otorga un control total a los supermercados a la hora de decidir sobre nuestra alimentación, el precio que pagamos por lo que comemos y cómo ha sido elaborado.

¿Sirven las soluciones individualistas para romper con estas pautas de consumo?

La acción individual tiene un valor demostrativo y aporta coherencia, pero no genera cambios estructurales. Hace falta una acción política colectiva, organizarnos en el ámbito del consumo, por ejemplo, a partir de grupos y cooperativas de consumo agroecológico; crear alternativas y promover alianzas amplias a partir de la participación en campañas contra la crisis, en defensa del territorio, foros sociales, etcétera.

También es necesario salir a la calle y actuar políticamente, como en su momento se hizo con la campaña de la Iniciativa Legislativa Popular contra los transgénicos impulsada por “Som lo que Sembrem”, porque, como se ha visto en múltiples ocasiones, aquellos que están en las instituciones no representan nuestros intereses sino los privados.

Kyoto, Copenhague, Cancún. ¿Qué balance general puede hacerse sobre las diferentes cumbres acerca del cambio climático?

El balance es muy negativo. En todas estas cumbres han pesado mucho más los intereses privados y el corto plazo que no la voluntad política real para acabar con el cambio climático. No se han tomado acuerdos vinculantes que permitan una reducción efectiva de los gases de efecto invernadero. Al contrario, los criterios mercantiles han sido una vez más la moneda de cambio, y el mecanismo de comercio de emisiones es, en este sentido, el máximo exponente.

En Cancún ha hecho fortuna la idea de “adaptación” al cambio climático. ¿Se esconden detrás los intereses de las compañías multinacionales y de un supuesto “capitalismo verde”?

Así es. En lugar de dar soluciones reales, se opta por falsas soluciones como la energía nuclear, la captación de carbón de la atmósfera para su almacenamiento o los agrocombustibles. Se trata de medidas que lo único que hacen es agudizar aún más la actual crisis social y ecológica y, eso sí, proporcionar cuantiosos beneficios a unas pocas empresas.

El Movimiento por la Justicia Climática trata de ofrecer alternativas. ¿Cómo nace y cuáles son sus principios?

El Movimiento por la Justicia Climática hace una crítica a las causas de fondo del cambio climático, cuestionando el sistema capitalista y, como muy bien dice su lema, trata de “cambiar el sistema, no el clima”. De este modo expresa esta relación difusa que existe entre justicia social y climática, entre crisis social y ecológica.

El movimiento ha tenido un fuerte impacto internacional, sobre todo a raíz de las protestas en la cumbre del clima de Copenhague y, más recientemente, en las movilizaciones de Cancún. Ello ha contribuido a visualizar la urgencia de actuar contra el cambio climático. El reto es ampliar su base social, vincularlo a las luchas cotidianas y buscar alianzas con el sindicalismo alternativo.

¿La solución es cambiar el clima o cambiar el sistema capitalista?

Hace falta un cambio radical de modelo. El capitalismo no puede solucionar una crisis ecológica que el sistema mismo ha creado. La crisis actual plantea la necesidad urgente de cambiar el mundo de base y hacerlo desde una perspectiva anticapitalista y ecologista radical. Anticapitalismo y justicia climática son dos combates que han de ir estrechamente unidos.

*Entrevista realizada por Enric Llopis para Rebelión.

+ info: http://esthervivas.wordpress.com

 

Separador

 

Entrevista a Esther Vivas, coautora del llibre “Del Campo al Plato” (Ed. Icaria, 2009)

Enric Llopis | L’Accent


Comprar en una gran superfície un quilogram de sucre, un litre de llet o un paquet de galetes pot semblar un acte d’allò més quotidià. Però sota aquesta aparença innòcua subjau la rellevància política de les nostres accions, fins i tot les més innocents.

Esther Vivas, activista social, participant activa del moviment antiglobalització, alerta sobre la primacia del capital privat en imposar gustos, marques i productes. Amb Xavier Montagut ha publicat els llibres “Del Campo al Plato”, “¿Adónde va el comercio justo?” i “Supermercados, no gracias”.

Ets autora, amb Xavier Montagut, del llibre “Del campo al plato” (Ed. Icaria, 2009). Opines que ens estan enverinant?

El model de producció d’aliments avantposa interessos privats i empresarials a les necessitats alimentàries de les persones, a la seva salut i al respecte al medi ambient. Mengem allò que les grans empreses del sector volen. Avui hi ha el mateix nombre de persones al món que passen gana que persones amb problemes de sobrepès, afectant, en ambdós casos, als sectors més pobres de la població tant als països del nord com del sud. Els problemes agrícoles i alimentaris són globals i són resultat de convertir el menjar en una mercaderia.

925 milions de persones en el món pateixen fam. És açò una prova del fracàs del capitalisme agroindustrial?

Sí. L’agricultura industrial, quilomètrica, intensiva, petrodependent s’ha demostrat incapaç d’alimentar la població, a la vegada que ha tingut un fort impacte ambiental i redueix l’agrodiversitat, genera el canvi climàtic, i destrueix terres fèrtils. Per acabar amb la fam al món no es tracta de produir més com afirmen els governs i les institucions internacionals, sinó que cal democratitzar els processos productius i fer que els aliments siguin accessibles a tothom.

Les empreses multinacionals, l’ONU i el FMI proposen una nova “revolució verda”, aliments transgènics i lliure comerç. ¿Quina alternativa pot plantejar-se des dels moviments socials?

Cal recuperar el control social de l’agricultura i l’alimentació. No pot ser que unes poques multinacionals, que monopolitzen cada un dels trams de la cadena agroalimentària, acabin decidint allò que mengem. La terra, l’aigua, les llavors han d’estar en mans de la pagesia, d’aquells que treballen la terra. Aquests béns naturals no han de servir per fer negoci, per especular. Els consumidors hem de poder decidir el que mengem, si volem consumir productes lliures de transgènics. En definitiva, cal apostar per la sobirania alimentària.

Podries definir el concepte de “sobirania alimentària”?

Consisteix en tenir la capacitat de decidir sobre tot allò que fa referència a la producció, la distribució i el consum d’aliments. Apostar pel cultiu de varietats autòctones, de temporada, saludables. Promoure els circuits curts de comercialització, els mercats locals. Combatre la competència deslleial, els mecanismes de dumping, les ajudes a l’exportació. Aconseguir aquest objectiu implica una estratègia de ruptura amb les polítiques de l’Organització Mundial del Comerç.

Però reivindicar la sobirania alimentària no implica un retorn romàntic al passat, sinó que es tracta de recuperar el coneixement i les pràctiques tradicionals i combinar-les amb les noves tecnologies i sabers. Així mateix no consisteix en un plantejament localista sinó que es tracta de promoure la producció i el comerç local, sent el comerç internacional un complement al primer.

Afirma La Vía Campesina que avui menjar ha esdevingut un “acte polític”. Hi estàs d’acord?

Completament. Allò que mengem és resultat de la mercantilització del sistema alimentari i dels interessos de l’agrobusiness. La mercantilització que es porta a terme en la producció agroalimentària és la mateixa que afecta a molts d’altres àmbits de la nostra vida: privatització dels serveis públics, precarització dels drets laborals, especulació amb l’habitatge i el territori. Cal avantposar una altra lògica i organitzar-se contra el model agroalimentari actual en el marc del combat més general contra el capitalisme global.

Estem en mans de les grans cadenes de distribució? Què implica i quins efectes té aquest model de consum?

Avui set empreses a l’Estat espanyol controlen el 75% de la distribució dels aliments. I aquesta tendència va a més. De tal manera, que el consumidor cada cop té menys portes d’accés al menjar i el mateix li passa al productor a l’hora d’accedir al consumidor. Aquest monopoli dóna un control total als supermercats en decidir sobre la nostra alimentació, el preu que paguem per allò que mengem i com ha estat elaborat.

Serveixen les solucions individualistes per tal de trencar amb aquestes pautes de consum?

L’acció individual té un valor demostratiu i aporta coherència, però no genera canvis estructurals. Cal una acció política col·lectiva, organitzar-nos en l’àmbit del consum, per exemple, a partir de grups i cooperatives de consum agroecològic, crear alternatives, i promoure aliances àmplies a partir de la participació en campanyes contra la crisi, en defensa del territori, fòrums socials, etc.

Hem de sortir al carrer i actuar políticament, com en el seu moment es va fer amb la campanya de la ILP contra els transgènics impulsada per Som lo que Sembrem, perquè, com s’ha vist en múltiples ocasions, aquells que estan en les institucions no representen els nostres interessos sinó els privats.

Kyoto, Copenhaguen, Cancun, quin balanç general pot fer-se de les diferents cimeres sobre el canvi climàtic?

El balanç és molt negatiu. En totes aquestes cimeres han pesat més els interessos privats i a curt plaç que no pas la voluntat política real per acabar amb el canvi climàtic. No s’han pres acords vinculats que permetin una reducció efectiva dels gasos d’efecte hivernacle. Al contrari, els criteris mercantils han estat un cop més la moneda de canvi i el mecanisme de comerç d’emissions n’és el màxim exponent.

A Cancun ha fet fortuna la idea d’”adaptació” al canvi climàtic. S’amaguen darrere els interessos de les companyies multinacionals i un suposat “capitalisme verd”?

Així és. Enlloc de donar solucions reals s’opta per falses solucions com l’energia nuclear, la captació de carbó de l’atmosfera pel seu emmagatzematge, els agrocombustibles. Es tracta de mesures que l’únic que fan és aguditzar encara més l’actual crisi social i ecològica i, això sí, donar sucosos beneficis a unes poques empreses.

El Moviment per la Justícia Climàtica tracta d’oferir alternatives. Com naix i quins són els seus principis?

El Moviment per la Justícia Climàtica fa una crítica a les causes de fons del canvi climàtic, qüestionant el sistema capitalista, i com molt bé diu el seu lema es tracta de “canviar el sistema, no el clima”, expressant aquesta relació difosa entre justícia social i climàtica, entre crisi social i ecològica.

El moviment ha tingut un fort impacte internacional, sobretot arrel de les protestes en la cimera del clima a Copenhaguen, i més recentment en les mobilitzacions a Cancun, visualitzant l’urgència d’actuar contra el canvi climàtic. El repte és ampliar la seva base social, vincular-lo a les lluites quotidianes i buscar aliances amb el sindicalisme alternatiu.

¿La solució es canviar el clima o canviar el sistema capitalista?

Cal un canvi radical de model. El capitalisme no pot solucionar una crisi ecològica que ell mateix ha creat. La crisi actual planteja la necessitat urgent de canviar el món de base i fer-ho des d’una perspectiva anticapitalista i ecologista radical. Anticapitalisme i justícia climàtica són dos combats que han d’anar estretament units.

*Entrevista publicada a L’Accent, núm. 194.

Leer más